A cambiar el rumbo con Cardoso a la cabeza | Soccer City
7127
post-template-default,single,single-post,postid-7127,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

A cambiar el rumbo con Cardoso a la cabeza

La novedad de las últimas semanas ha sido, sin duda, la destitución del ‘turco’ Mohamed como técnico del Celta. Esta decisión, adoptada por la directiva del conjunto de Vigo ha sido inesperada para muchos y más que justificada para otros. Pero como señala el dicho, «a rey muerto, rey puesto». Miguel Cardoso es el nuevo míster del Celta hasta final de temporada

El fin del ‘turco’

La directiva, con Mouriño a la cabeza, ha decidido prescindir de los servicios de Toni Mohamed. El argentino llegó en verano para darle un cambio total al equipo, que venía de una temporada cuanto menos, dudosa. Unzué no supo plasmar su fútbol ni en los resultados ni el juego del equipo. Como solución se asignó a Mohamed como su sucesor pero los malos resultados junto con la fragilidad defensiva, así como la inestabilidad del equipo han precipitado su destitución.

Pese al gran inicio de temporada (7 de 9 puntos posibles), junto con las sensaciones positivas y victorias tan importantes como contra el Atlético de Madrid, donde el equipo del Cholo fue sobrepasado por un muy buen Celta, la dura realidad acabó imponiéndose en Vigo. Las ideas impuestas por Mohamed no terminaban de calar en el equipo y los partidos se hacían excesivamente largos a los del turco, con un Celta que, en ocasiones, generaba gran inseguridad atrás, falta de ideas en el centro del campo y todo ello trajo consigo los malos resultados.

Mohamed dirigiendo un entrenamiento del Celta | Foto: RC Celta

La irregularidad manifiesta en el equipo vigués, además de la falta de contundencia en determinados partidos, ha acabado condenando a un Mohamed que concluye así su primera experiencia en el fútbol español. Su balance final a los mandos del conjunto celeste son tres victorias, cinco empates y cuatro derrotas, resultados poco defendibles y que dejan a un Celta en 14ª posición.

Debido a la desconfianza que comenzaba a generar el argentino y antes de que los problemas se agravasen, la directiva ha decidido rescindir el contrato del bonaerense. Su sustituto es el portugués y poco conocido en el fútbol español Miguel Cardoso, que fue destituido del Nantes a inicios de esta campaña.

Cardoso, un desconocido

Los mandos del equipo gallego los ha tomado ya el portugués Cardoso. El ex del Nantes ha sido la primera opción para los de Vigo y fue presentado el pasado 13 de noviembre y ha dirigido ya sus primeros entrenamientos con todo el plantel tras la llegada de los internacionales. El míster nativo de Trofa llega a Vigo para dar un cambio de aires e implantar su metodología de la mejor manera posible. El reajuste del equipo es su principal preocupación y para la que ya está trabajando. Su debut será el lunes 26 en Anoeta frente a la Real Sociedad.

El portugués querrá repetir la gesta que logró al frente del Río Ave la temporada pasada, en la que logró un histórico quinto puesto que dio pie al conjunto verdiblanco a disputar la previa de Europa League. Entre sus mayores logros, además de la pasada temporada al frente del Río Ave, destaca, como técnico asistente, la final lograda con el Sporting de Braga en la Europa League de 2011. Esta temporada, en cambio, se ha visto sobrepasado liderando al Nantes, equipo que lo rescindió tras ocho jornadas y tan solo una victoria.

El fútbol de Cardoso

Si por algo se ha caracterizado el juego y fútbol de los equipos de Cardoso es el buen trato del balón, junto con un fútbol ofensivo y vertical. Además, otro aspecto que seguro que intentará explotar al máximo con jugadores trabajadores como Aspas, Sisto o Brais, es la presión sin balón, un punto fuerte del nuevo entrenador al que tendrán que adaptarse desde las primeras líneas de ataque.

La formación que más caracteriza al luso es el 4-2-3-1, un esquema que con Maxi arriba, un ariete puro, tendrá más libertad aunque, en ocasiones, el equipo pueda quedar partido y con el uruguayo aislado arriba en encuentros en el que el equipo no salga a dominar desde el inicio. Finalmente, habrá que ver cómo extrapola el fútbol que le ha dado éxito, en la liga portuguesa, al fútbol español, en un equipo que cuenta con gran potencial y un bloque equilibrado que tendrá que readaptarse a los métodos de un míster que llega a la Liga con el fin de dar un vuelco a la situación actual.

Cardoso durante una sesión de entrenamientos en la ciudad deportiva | Foto: RC Celta

Brais, hombre del mes

El nombre del momento en clave celeste, el jugador que a los 21 años ha contado ya con la confianza del seleccionador nacional, al que ha respondido con el gol decisivo en su debut frente a Bosnia. Y el jugador de Mos no solo es noticia por eso sino por el buen papel que está ejerciendo en el Celta.

En los últimos cinco partidos ha disputado 405 minutos, muchos más que la temporada a estas alturas. Junto con las oportunidades que está contando últimamente (habrá que ver si Cardoso continúa alieneándolo) ha destapado su faceta más goleadora, anotando en solo un mes tres goles, dos más que toda la temporada pasada.

El juego, la polivalencia por detrás del punta, pudiendo jugar tanto en derecha como en izquierda, hacen de Brais un jugador que sabe adaptarse a los diferentes escenarios que puedan darse, sabiendo leer bien los partidos, apoyándose en jugadores como Fran Beltrán y Lobotka y enlazando con Aspas, Mor o Maxi arriba. Si continúa con el buen momento que atraviesa actualmente con la llegada, pegada y desborde que están comenzando a caracterizarlo podríamos estar ante el comienzo de un jugador que puede ser muy importante en el futuro del Celta y de la selección española.

Iago, el de siempre

El alma del Celta, el jugador que más lucha por la camiseta del equipo es el de siempre: Iago Aspas. El de Moaña continúa en estado de gracia y mantiene un nivel de juego y de goles bastante elevado. Hay que destacar que en solo doce encuentros con el Celta ha anotado ocho goles y está llevando el peso del equipo, como siempre. Además, es un indiscutible para Luis Enrique, de modo que es un fijo absoluto en ‘la Roja’. Además, la semana pasada recibió el trofeo ‘Zarra’ que le acredita como el jugador español que más goles anotó en la Liga la pasada temporada

Esta temporada, el gallego de 31 años no está atravesando el mejor momento a nivel colectivo con muchos problemas a la hora de crear juego, lo que implica que Aspas tenga que bajar, en ocasiones, hasta el centro del campo para comenzar las jugadas, una función que en determinados partidos desgasta demasiado al extremo zurdo, que ve cómo tiene que extralimitarse de sus labores para dar equilibrio, repartir juego e iniciar jugadas.

En el caso de Iago, lleva disputados ya 1.111 minutos además de los encuentros disputados con la selección nacional. Las primeras doce jornadas de Liga han presenciado a un Celta sobrepasado, a jugadores ciertamente sin ideas y algo abatidos. Esto se refleja en el espíritu de Aspas, un jugador al que si las cosas no salen como quisiera se le ve frustrado, pero es la actitud que cualquiera tendría ante una situación en la que no salen las cosas como él quisiera. Dicho todo esto, habrá que comprobar si la llegada de Cardoso libera y oxigena al equipo y si es fructífera su contratación como líder del club vigués. Próxima jornada: Real Sociedad – Celta, el lunes 26 en Anoeta.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies