Adiós Natalia: Un duro golpe para la Liga Iberdrola | Soccer City
4483
post-template-default,single,single-post,postid-4483,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Adiós Natalia: Un duro golpe para la Liga Iberdrola

La temporada ha comenzado. Será, quizás, el año más ilusionante y ambicioso de la Liga Iberdrola. Los equipos han dado un paso adelante para que el fútbol femenino siga creciendo en España. Todo es positivo, salvo por una cosa. El adiós de Natalia Pablos.

Tras 15 años -no consecutivos- vistiendo la franjirroja vallecana y convertirse en un emblema de la institución, Natalia Pablos ha puesto punto y final a su carrera como futbolista. Aunque no sin polémica, la salida de la jugadora madrileña también ha sido un alivio para la afición tras un verano convulso. Los seguidores la echarán de menos, aunque satisfechos, respetando la decisión de la jugadora.

La delantera del Rayo Vallecano, sin duda, supone una de las pérdidas más grandes de los últimos años en el fútbol femenino de máximo nivel. Natalia será recordada por siempre como aquella jugadora cuyos dos goles fueron definitivos para que la selección española obtuviera el billete para el Mundial de Canadá 2015, el primero en la historia del fútbol nacional.


»Natalia Pablos supone una de las pérdidas más grandes de los últimos años en el fútbol femenino


Una jugadora que, ya con 14 años, fue capaz de convertirse en la delantera titular de un equipo de Primera División. El carácter y la garra de Natalia -peleando cualquier balón- han sido su principal seña de identidad. Una delantera de esas que consiguen hacer jugar a sus compañeras, de esas que hacen mejor lo que tienen a su alrededor. Una de esas futbolistas con la que un equipo se puede permitir pensar en las más altas cotas.

Una trotamundos en el barrio

Natalia Pablos vivió su primera etapa en el equipo del barrio -con más identidad propia de Madrid- completando hasta 13 temporadas. Trece años en los que hizo un total de 313 goles en 327 partidos. Una delantera con mucho olfato de gol y mucha movilidad.

Natalia ha destacado principalmente por su juego de cara a puerta, aunque es mucho más. Desborde, juego cayendo a banda y capacidad de combinación, además de un magnífico juego de espaldas: así juega Natalia. Una delantera con muchos registros y una salvación para casi cualquier sistema.

Una carta de presentación con la que puso su mirada en Inglaterra. En aquel momento, la situación por la que atravesaba el fútbol femenino nacional no era la misma que ahora; Inglaterra era un gran escaparate. Tras dos ascensos, una Copa, tres participaciones en Champions League y tres ligas, y además, habiendo debutado como internacional en 2006, cogió las maletas y puso rumbo a Bristol en 2013.

Lo mejor siempre está por llegar

Tras 38 partidos -sumando todas las competiciones- donde hizo un total de 19 goles y una temporada en la que fue subcampeona de la Women Super League (WSL) y de la Copa FA, llegó 2014. En uno de los momentos de máxima madurez como futbolista, fue pieza clave en la Selección Española de Ignacio Quereda, que consiguió el billete para el Mundial de Canadá. Gracias a sus dos goles ante Rumanía en la fase de clasificación, España jugaría su primer Mundial. Aquello ocurrió en septiembre, y sólo cuatro meses más tarde, llegó otra gran noticia: su fichaje por el todopoderoso Arsenal.

Natalia Pablos Soccer City

Natalia Pablos en el Emirates Stadium | Foto: @Natalia_Pablos7

Un Arsenal que desde el año 2000 solo permitió al Fulham -2001 y 2002- quitarle el trono de reinas del fútbol inglés hasta el 2013. En el equipo gunner disputó un total de 29 partidos, en los que hizo 14 goles. Allí Natalia sí pudo resarcirse y comerse la miel que se le quedó en los labios en Bristol. La madrileña conseguía un ansiado doblete inglés alzándose con el título de la WSL Cup y la Copa FA.

Tras dos campañas en Londres, en enero de 2017 volvía a casa, volvía al «Rayito». Su juego, lejos de dar síntomas de caída, había evolucionado más aún en Inglaterra. En temporada y media Natalia hizo 37 goles en 36 partidos. Los que le valieron para llegar a la cifra de 350 tantos con el equipo rayista.

Un auténtico emblema en la historia del club que reside en la Calle del Payaso Fofó. Deja el fútbol para dedicarse a otra pasión: la enseñanza. Quizá un poco más doloroso cuando un histórico de la Liga Iberdrola, como es el Rayo Vallecano, no ha disfrutado del mejor de los inicios ligueros.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies