Al fin una Bundesliga sin dominador | Soccer City
8678
post-template-default,single,single-post,postid-8678,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Al fin una Bundesliga sin dominador

La Bundesliga volverá el 18 de enero, será entonces cuando finalice el parón invernal que siempre se produce en el futbol alemán. Difícil imaginar que para estas fechas la competición estaría liderada por un Dortmund fascinante en ataque y que el Bayern mostraría un juego pobre y con pocos argumentos. 

La Bundesliga más abierta de los últimos años. El Dortmund arrancó la temporada con un proyecto nuevo, buscando un cambio que devolviera la ilusión por ver a su equipo en lo más alto de la clasificación y codeándose con los mejores de Europa. Para llevar a cabo todo el proceso se eligió a Favre para liderar al conjunto alemán, un técnico que conocía a la perfección el fútbol germano.

El Dortmund sueña con el título

Durante el verano llegaron caras nuevas y se confeccionó un equipo con una idea clara; juego vertical y ataques eléctricos acumulando gente arriba. La temporada comenzó con el objetivo marcado por los de Favre de dar pelea a la bestia que ha dominado Alemania en los últimos años, el Bayern de Múnich. El Bvb cumplía en sus choques demostrando que Favre había dado con la tecla. El Bayern sorprendía a todos con un juego plano y dejándose puntos difíciles de imaginar al principio del campeonato.

Bundesliga Soccer City

Uno de los banderines de Signal Iduna Park | Foto: BVB

El Dortmund empezó  a crecer a media que cosechaba buenos resultados, también debido a los tropiezos de los bávaros que provocaban que los de Signal Iduna Park ampliaran su ventaja desde lo más alto de la clasificación. Determinante resultó el choque entre el Dortmund y el Bayern que acabó con la derrota bávara y que elevó la confianza de los de Favre para hacerles creer definitivamente que es posible arrebatarle el trono al Bayern.

El Dortmund  ha propuesto hasta el momento un juego alegre y vistoso con transiciones rápidas y un juego eléctrico que provoca desorden en la defensa rival. Favre cuenta con un Witsel que se ha hecho el dueño del mediocampo, con un Jadon Sancho que crece cada partido que pasa, con un Reus al que al fin le respetan las lesiones y que le permiten mostrar su mejor versión y con un Alcacer que, pese a partir la mayoría de veces desde el banquillo, ha mostrado un gran rendimiento marcando goles claves y asistiendo a sus compañeros.

Bundesliga Soccer City

Marco Reus durante un encuentro | Foto: BVB

El contundente despliegue ofensivo del Dortmund permite tapar las carencias que el equipo deja en defensa, pues el Dortmund sufre atrás. El equipo recibe goles por errores clamorosos en defensa fruto de la desorganización y por la falta de concentración. A los de Favre le generan demasiadas ocasiones con poco y esto es un problema que hasta ahora están subsanando los hombres de arriba a base de goles.

El Borussia Dortmund llega a enero líder sabiendo que ha ido de menos a más en el transcurso de la temporada y conocedor del momento caótico que vive el Bayern. Es cierto que todavía queda mucho para que llegue el mes de mayo pero las sensaciones mostradas hasta el momento dejan ver un equipo unido que ahora cree totalmente que la gesta es posible, un grupo de jugadores que pueden romper la hegemonía que ha instaurado en los últimos años el Bayern de Múnich.

El Bayern necesita una actualización

Corren tiempos difíciles para el Bayern de Múnich, la situación no es en absoluto la esperada pero los mandatarios del club ya han empezado a tomar cartas en el asunto. Se prevén cambios de cara a la próxima temporada pero antes toca arreglar las cosas de la presente campaña. Kovač llegó procedente del Eintracht con el objetivo de dominar la competición doméstica y asaltar Europa, la realidad muestra que no está logrando ni lo uno ni lo otro.

El banquillo del club bávaro es complicado, los directivos y ex leyendas del club no se lo ponen fácil a los técnicos y el manejo del vestuario es una prueba de fuego constante debido a los pesos pesados de la plantilla. Pese a ganar la supercopa alemana el Bayern no mostró su dominio en la Bundesliga, al contrario, el equipo ofreció un juego pobre a nivel táctico cosechando derrotas y empates que no habían tenido lugar en los últimos años. Todas las miradas apuntaron al técnico como máximo responsable.

Bundesliga Soccer City

Entrenamiento del Bayern durante el parón invernal | Foto: FC Bayern

El Bayern no convencía cuando ganaba, su juego era plano y al equipo le faltaban recursos y soluciones. Kovač trato de solventar este problema cambiando el sistema en varias ocasiones y probando con distintos hombres en ciertas posiciones del campo, pero las sensaciones seguían sin cambiar y el equipo no lograba encontrarse cómodo ni en la Bundesliga ni en la Champions. El ruido se fue haciendo cada vez más grande en torno al equipo y la prensa se hizo eco de la fractura entre entrenador y jugadores.

Kovač no prestó atención a las críticas que señalaban el malestar de los jugadores con el técnico debido sus métodos de trabajo e idea de juego. Más tarde todas las críticas serían para los jugadores. Con el paso de las semanas se pudo ver a una serie de jugadores cuyo rendimiento había bajado considerablemente; los Robben, Ribéry, Hummels, Boateng y Müller, entre otros, han estado a un nivel muy bajo de lo que han demostrado a lo largo de su carrera, cuando eran los encargados de tirar del equipo.

Bundesliga Soccer City

Gnabry disputando el balón ante un rival | Foto: FC Bayern

La directiva quiere revertir la situación generada por la mala planificación de la plantilla cambiando ciertos problemas que han detectado. Jugadores que por edad ya no rinden como antaño y a los que el club no ha buscado recambio –pese a contar con Gnabry y Coman que están dejando buenas sensaciones- y otros jugadores que no tienen un sustituto de garantías debido a que el plan B del Bayern no está a la altura de las circunstancias. La directiva tomó la primera decisión para regenerar el plantel, Ribéry y Robben no seguirán la próxima campaña en el club bávaro.

Es obvio que este Bayern necesita un cambio, y no precisamente pequeño, no todo es culpa de Kovač. El Bayern tiene cerca al líder, el Dortmund, y en la Champions se enfrentará al Liverpool en octavos, una final anticipada. El Bayern Múnich deberá reencontrarse en esta segunda parte de la temporada si no quiere perder su hegemonía en Alemania y perder poder en Europa. Se avecinan cambios en Múnich.

Una máquina silenciosa

Dieter Hecking desembarcó en el Borussia Mönchengladbach en diciembre del 2016 tras haber sido destituido del Wolfsburgo. Hecking trataba de construir un proyecto nuevo que permitiera al club situarse en la parte de arriba, en los puestos que dan acceso a disputar las competiciones europeas. El club pretendía que su equipo fuera capaz de estar cada temporada en dichas posiciones para lograr armar un proyecto sólido y estable.

Los comienzos no fueron fáciles, el equipo que dirigía Hecking no acababa de encontrar cierta estabilidad en los resultados ni en la clasificación al final de la temporada. En esta campaña todo ha sido distinto, el trabajo de Hecking está dando sus frutos y al mismo tiempo ha exprimido el potencial de la plantilla. Da gusto ver jugar a “Los Potros”. El equipo ha entendido que está preparado para competir y ser uno de los equipos a tener en cuenta en Alemania.

Bundesliga Soccer City

Traoré protegiendo el esférico | Foto: Borussia

El Gladbach está demostrando ser un equipo fiable y compacto que está cosechando unos excelentes resultados que le hacen ser un equipo muy difícil de batir. El conjunto de Hecking es hasta el momento la sorpresa de la Bundesliga y lo están consiguiendo sin hacer mucho ruido, ganando partidos y situándose arriba de la tabla junto al Bayern y al Borussia Dortmund. El Gladbach cumple hasta el momento con el objetivo fijado, estar con los mejores de Alemania siendo un equipo a tener en cuenta.

Hasta ahora el equipo ha logrado mantener una regularidad de la que no disfrutaba desde hace muchos años. Hecking ha logrado formar un plantel que mide bien los tiempos durante el partido y hace una buena lectura de cada choque siendo capaz de adaptar su juego a las exigencias del encuentro y del contrario. El equipo logra, la mayoría de las veces, controlar los partidos cuando el resultado es favorable y no pierde la calma ni la compostura cuando el resultado es adverso y las cosas no les salen bien.

Bundesliga Soccer City

Jugadores del Gladbach durante un entrenamiento | Foto: Gladbach

Una de las principales claves del equipo ha sido el gran momento de forma de los tres hombres de arriba; Stindl está mostrando un gran nivel y liderazgo, Pléa llegó al Gladbach en la presente campaña y desde entonces no ha parado de crecer siendo una referencia para su equipo en ataque, mientras que Thorgan Hazard ha dado un paso al frente siendo más efectivo y decisivo para su equipo. El belga ha madurado y es la referencia de los suyos, uno de los jugadores más en forma de Europa.

Otra de las claves del equipo es la unión como bloque a la hora de atacar y defender, un concepto vital para entender el éxito de este Borussia Mönchengladbach y por qué el equipo de Hecking ha conseguido uno de los mejores arranques del club en la Bundesliga después de mucho tiempo siendo regular en su juego y en los resultados. El Gladbach tiene motivos para ilusionarse si el equipo mantiene el nivel mostrado en el primer tramo de la temporada para lograr su objetivo, acabar entre los mejores de Alemania y volver a Europa la próxima temporada.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies