Aleix García en el Girona de Eusebio Sacristán | Soccer City
9035
post-template-default,single,single-post,postid-9035,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Aleix García en el Girona de Eusebio Sacristán

Después de una primera temporada complicada, y unos primeros meses de la segunda con dudas Aleix García va encontrando su sitio. El jugador ha esperado su momento y por lo que se ha visto este enero, puede ser uno de los jugadores más importantes del centro del campo del Girona de aquí a final de temporada.

No es fácil para ningún jugador pasar en el terreno de juego poco más de 1000 minutos en toda una temporada, y menos si ese jugador es joven y está en plena proyección. Tampoco es fácil encontrar a alguien que, después de haber vivido esa situación, decida volver a ese mismo equipo la temporada que siguiente para volver a luchar por un puesto. Aleix García lo hizo, lo que nos habla de la personalidad del de Ulldecona y del deseo de Eusebio Sacristán de tenerle en su plantilla.


«Aleix García tiene mucha movilidad  tanto con la posesión como sin ella


Porque el de La Seca ha sido uno de los grandes avales para que hoy Aleix esté en Montilivi. Así lo demostró desde el primer partido de Liga, en el que ya fue titular. No obstante, el jugar tan cerca de Borja García perjudicaba a ambos, lo que provocó que después de esa primera jornada no volviese a tener continuidad en el once inicial hasta noviembre.

El paso del interior al pivote fue el punto de inflexión de la temporada de Aleix García

Paradójicamente, fue una mala noticia lo que devolvió a Aleix a los puestos titulares: la lesión de Douglas Luiz. De este modo, en Mestalla, el catalán reestrenó titularidad y estrenó posición: a diferencia de antes, que jugaba en el interior izquierdo, empezó a desenvolverse en el doble pivote. Desde entonces, el 23 del Girona solo se ha perdido dos partidos de los 10 que ha disputado el conjunto de Eusebio en Liga. Y sobre todo, su aportación con y sin balón ha ido creciendo paulatinamente.

A diferencia de Douglas Luiz, un jugador mucho más posicional, Aleix García tiene mucha movilidad  con su equipo con la posesión y sin ella. Esto encaja muy bien en un Girona que suele salir y atacar por fuera y que se estira mucho tanto a lo largo como a lo ancho del campo. Con balón, esto supone una línea de pase cercana por dentro; sin él, uno de los grandes activos del equipo catalán en la presión.

Contra el Betis, pudo verse al Aleix más activo en la presión contra un equipo que, como es conocido por todos, tiende a salir desde muy atrás. Así, fue el primer jugador de la segunda línea en continuar la presión que Borja García, Doumbia y Portu empezaban. Que su gol, el 1-1, llegase tras una pérdida de los verdiblancos no fue casualidad: entre él, Pere Pons, Borja y Valery consiguieron encerrar a Canales, Guardado y Barragán provocando el error en el pase de este último.

Pere Pons, Aleix García, Valery y Borja García presionan a Canales, Guardado y Barragán | Fuente: La Liga TV

Con balón, Aleix dinamiza la posesión del Girona. La movilidad destacada, unida a la composición del doble pivote, en el que generalmente acompaña a Pere Pons, otro jugador con tendencia a moverse mucho; y las características del propio García,mucho más veloz física y mentalmente que Douglas Luiz, ayuda a que la posesión gerundense sea mucho más ágil y fluida.

A todo esto hay que añadirle su disparo de lejos, una característica que ya le ha dado puntos al Girona gracias a un gol de falta suyo en el Ciutat de Valencia que a la postre serviría para sacar un punto. En el futuro, esto podría tener más recorrido, teniendo en cuenta que el catalán es un jugador que pese a partir desde el pivote tiende a acabar las jugadas cerca del área.

En definitiva, a veces, las malas noticias vienen acompañadas de otras buenas, y las bajas pueden venir de la mano de de un paso adelante de jugadores secundarios. Eso es exactamente lo que pasó con Aleix García, que además de estar jugando muy bien está mostrando una personalidad que no siempre es fácil de encontrar en un jugador de 21 años. Ahora, tiene un nuevo reto por delante: readaptarse a la posición de interior, al menos hasta que Borja García regrese de su lesión.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies