Algo más que luchar por la permanencia | Soccer City
10484
post-template-default,single,single-post,postid-10484,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Algo más que luchar por la permanencia

El Elche venció en su duro compromiso en el Martínez Valero ante el Cádiz y certificó gran parte de sus opciones para mantener la categoría. Un equipo compacto, competitivo, solidario, con chispa y calidad arriba y que ha sorprendido a todos. 

Corría la jornada 5. Por aquellos tiempos, el Elche de Pacheta estaba en puestos de descenso. Ahí se mantendría en tres de las cuatro siguientes jornadas. También continuaría más de diez jornadas merodeando la zona, aunque fuera del abismo. Probablemente algún que otro club hubiera perdido la paciencia, hubiese cesado al gran Pacheta. Pero la continuidad primó sobre todas las cosas, algo que a la vista está que ha surtido el efecto deseado.

El Elche es decimotercer clasificado, con 36 puntos y con un colchón más que importante con respecto al descenso. En los últimos cuatro partidos, los ilicitanos han vencido dos encuentros y han empatado dos. Invictos en esta racha y con resultados muy meritorios. El primero con su triunfo ante el Extremadura, un rival directo del que se alejaba considerablemente. 2-0 en un choque en el que fueron superiores, leyeron muy bien su ventaja por la mínima en la segunda mitad y sentenciaron con un golazo en el 88′.

Elche Soccer City

Partido trabajado ante el Cádiz en el Martinez Valero | Foto: La Liga

Dignos de admirar también los dos empates consecutivos a domicilio. Uno en Lugo, otro rival directo, pese a sufrir el gran doblete de Lazo. Los goles de Alexander González y Qasmi Yacine sellaron el punto. Punto que también cosecharía en Son Moix. De nuevo Ivi Sánchez hizo maravillas para adelantar a su equipo. Budimir empató y la posterior expulsión de Yacine no privó a su equipo de las opciones para aguantar el empate, más que meritorio.

La victoria de la salvación

El triunfo ante el Cádiz es sin duda el gran paso adelante que faltaba para la permanencia, una permanencia que va a estar barata. Se adelantó en el marcador con un gran gol de Dani Calvo tras un balón suelto en el área. Sin embargo, antes del descanso todo se torcería. Juan Cruz vio la roja directa, merecida, por una entrada durísima. Tendría que aguantar el cuadro ilicitano 60 minutos con 10.

Pacheta recurrió a Neyder Lozano. Cabía la opción de que fuera Dani Calvo el que se desplazara al costado, pero el encargado fue el propio Neyder. Con todo ello, y una mentalidad claramente más conservadora, el Elche salió del túnel de vestuarios a amarrar la ventaja. Y lo hizo con mucha inteligencia. Cervera dispuso un doble extremo, con Jairo de lateral izquierdo y Machís por delante. En la derecha, Salvi de lateral y Aketxe por delante.


»El Elche amarró la ventaja con mucha inteligencia


Pacheta supo frenar el virtuoso juego por bandas de los andaluces. Ivi y Josan pegaditos a la cal, con Nino como única referencia y Manu Sánchez y Javi Flores cerrando el doble pivote. Dos hombres siempre en cada banda e inferioridad en el centro. Sin embargo, el técnico de los ilicitanos sabía que con Edu Ramos y José Mari, el Cádiz no contaba con tanta calidad en las zonas interiores. Todo ello generó un bloqueo que propició una ausencia evidente de ocasiones.

Cervera dio entrada a Álex Fernández para resolver el problema citado en el párrafo anterior. Gozó de la ocasión más clara pero la mandó fuera. El Elche, por su parte, trataba de aguantar la posesión cada vez que conseguía robar. Durmió el partido, bajó el ritmo con la pelota y provocó que pasaran pocas cosas.

Ivi y Nino, la templanza

En ese contexto de defenderse con balón, Iván Sánchez y Nino son dos genios. El primero, con una calidad exquisita desde su zurda. Tiene técnica, genera peligro tanto por fuera como metiéndose por dentro, no sortea el balón y siempre trata de combinar. Metió un golazo en Son Moix y ya lleva varios. Probablemente el mejor futbolista de la ofensiva ilicitana. Trata de involucrarse en la creación, no se mantiene siempre abierto sino que permuta posiciones en busca de sorprender a la zaga rival.

Por su parte, el veteranísimo Nino cuenta con una inteligencia exquisita. Parte de teórico interior en el 4-1-4-1, en paralelo con Javi Flores. Sin embargo, en ataque todo se descontrola y Nino ocupa todas las posiciones del campo. Baja a recibir a la posición de pivote, recibe entre líneas y se incorpora al área como segundo delantero. Hace de todo. En este mapa de calor se pueden observar las manchas azul oscura, que demuestran todas las zonas del terreno de juego que abarca:

Elche Soccer City

Mapa de calor de Nino ante el Mallorca | Fuente: La Liga

Tanto Ivi como Nino son el alma del ataque ilicitano. Uno por su calidad, su desborde, su imaginación. El otro por capitanía, su experiencia, su inteligencia para ejercer de motor del equipo. Ambos se adaptan a cualquier lectura de partido y ayudan a su equipo en todas las facetas.

Junto a ellos, cabe destacar el gran nivel que está mostrando Josan. Un extremo algo distinto a Ivi, con más profundidad tal vez y menos desborde entre líneas. Pero sin duda ha aprovechado la lesión de Borja para hacerse con un puesto en el once de Pacheta. Un once en el que también es clave Javi Flores. Un mediocentro diestro con visión de juego, capacidad de construir jugadas y tendencia a incorporarse desde atrás al área. No duda en bajar a recibir pero le gusta sobre todo participar en zonas adelantadas.

Un mercado de invierno más que fructífero

Probablemente uno de los equipos que mejor se ha reforzado. Empezando por la portería, el Elche se hizo con un refuerzo de lujo. Édgar Badía ya está más que asentado y salva a su equipo semana tras semana con alguna intervención de mérito. El auténtico paradón que hizo en la primera mitad ante el Cádiz mantuvo firme a su equipo. Un guardameta consolidado en la categoría y llamado a ser el guardián del Martínez Valero durante mucho tiempo.

Otro más que fijo en el esquema de Pacheta es Dani Calvo. Aprovechó la lesión de Neyder y se consolidó como un central polivalente, con velocidad y buena salida de balón. Suyo fue el gol de la victoria ante el Cádiz. En la delantera, Sory Kaba salió y llegó Yacine, que ya ha visto puerta y que se trataba de uno de los mejores arietes de la categoría de bronce.

Elche Soccer City

Se movió muy bien la dirección deportiva en invierno con fichajes efectivos | Foto: La Liga

Otras piezas han tenido menos protagonismo como Azamoun, Nacho Gil, Olmo o Alfred Planas. Pero, sin duda, han aumentado la competitividad, el fondo de armario y con ello el nivel general del equipo. También Carlos Castro aterrizó en el Martínez Valero. Algo desacertado, el ex de Sporting y Mallorca debe resarcirse y aportar desde la segunda unidad para ponerle las cosas difíciles a Yacine. Todo ello concluye en la máxima de que no es tan importante la cantidad de fichajes sino la calidad, y en eso el Elche ha acertado de pleno.

En definitiva, un equipo ultracompetitivo. Tal vez no cuenta con notas esenciales, diferenciadoras. Pacheta ha ideado un equipo camaleónico, que se adapta a distintas lecturas de juego y a las diferentes características del rival. Por otro lado, sí que cuenta con una tendencia de posesión, de protegerse con balón y tratar de combinar por abajo. Media permanencia en el bolsillo y un equipo todavía con mucho que ofrecer.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies