Un ataque al son del mago chiclanero | Soccer City
7657
post-template-default,single,single-post,postid-7657,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Un ataque al son del mago chiclanero

Manu Vallejo es sin duda una de las sensaciones del Cádiz y de toda la competición. Su desparpajo, calidad entre líneas y olfato goleador han supuesto una ilusión desmedida para la afición gaditana. Sigue en racha pese a no marcar en La Romareda y apunta muy alto. 

El Cádiz consumó su sexto triunfo consecutivo en un feudo complicado como el del Zaragoza. Con gol de Lékic, los andaluces supieron leer bien la ventaja obtenida en la primera mitad. Pese a acabar sufriendo, Cifuentes sostuvo al equipo y amarró la victoria. Una racha brutal del cuadro de Cervera en la que se han dado varios detonantes: el cambio de estilo, la vuelta al ataque vertical y por bandas, explotar de nuevo el contraataque. Pero hay uno que se impone sobre el resto, y es la consolidación de Manu Vallejo.

Manu Vallejo celebrando su gol ante el Lugo | Fuente: Cádiz CF

Nacido en Chiclana, Manu Vallejo encandiló a la ciudad de Cádiz con cinco goles en pretemporada, siendo el máximo goleador. Seguido de cerca ya desde años anteriores, existían dudas sobre si Cervera le daría por fin un papel importante. Dicho y hecho, el técnico le alineó como titular en la primera jornada. En la victoria ante el Almería, el chiclanero jugó acostado a la izquierda. Ofreció algunas pinceladas de su juego: desborde, velocidad y remate.

Su cambio de posición ha sido clave

Comenzó la temporada tirado a la banda izquierda. Con las numerosas pruebas de Cervera, el equipo acumuló cuatro derrotas, cuatro empates y una sola victoria en las nueve primeras jornadas. Carrillo, Mario Barco, Romera, Lékic, Aketxe, Perea, Salvi, Salvador Agra, etc. Infinidad de futbolistas en la zona de ataque, pero ninguno acabaría moviendo a Vallejo de la titularidad.

En ese contexto, el Cádiz no encontraba su juego y la obsesión de comparar a Manu Vallejo con Álvaro García perjudicaba a ambas partes. El chiclanero ya demostraba que no es un extremo puro como el actual futbolista del Rayo Vallecano. Pese a hacer buenas actuaciones en las primeras jornadas, la sensación era que se le podía sacar más jugo al joven criado en la cantera andaluza. Fruto de ello, llegó la revolución.

Se iniciaría en el duelo copero ante Zaragoza una revolución que culminaría en ocho victorias y un empate en nueve encuentros (dos de ellos en Copa). La variante fundamental sería el cambio de rol de Manu Vallejo. Pasó de la banda izquierda a la delantera acompañando a Carrillo y no decepcionó. En un balón al espacio, aprovechó su velocidad para eliminar a los maños y sellar el 0-1 definitivo. Incluso pudo emular esa acción para el 0-2, pero Javi Ros despejó el cuero en la línea de gol después de que el chiclanero se marchara del guardameta. Comenzaba la travesía.

Cervera confía plenamente en Manu Vallejo y le otorga un rol protagonista | Fuente: Cádiz CF

Primero solo, luego acompañado

En el empate ante Sporting y la victoria ante Lugo, Manu Vallejo actuaría solo de inicio. Con Álex Fernández por detrás y Jairo y Aketxe en las alas, el chiclanero ejercía el rol de única referencia en el flanco ofensivo. En tierras gallegas, estrenó su casillero goleador en liga con una delicia de diana. Se marchó de hasta dos futbolistas en un mejunje de potencia y desborde además de calidad en el control y definición exquisita. De sus botas nació una excelente maniobra para entregar a Álex y este asistir a Jairo para el 1-2 definitivo. Tras el empate ante Sporting con sensaciones algo mejores que la tónica liguera anterior, este triunfo daba paso a otros cinco posteriores.

Después de ver puerta en la victoria ante Espanyol en Copa, Lekic volvió a ser protagonista en la remontada exprés ante el Elche en la segunda mitad. Con 0-1 al descanso, los gaditanos pasaron a la ofensiva y sellaron un contundente 5-1. Fueron 45 minutos que sirvieron para consolidar el once que hasta día de hoy ha rendido a la perfección cada fin de semana. Salvi y Lékic firmaron su candidatura a la titularidad con un gol cada uno además de asistir y ayudar en el resto de goles. Junto a un Jairo ya fijo, Manu Vallejo tendría el gusto de conocer a los que serías sus compañeros de baile.

Desde Lugo hasta el choque ante Las Palmas han sido cinco partidos seguidos haciendo gol por parte de Manu Vallejo. Sin embargo, su disposición sobre el césped sufriría un nuevo cambio tras la entrada de Lékic al once. Parte como acompañante en en la delantera en un 4-4-2. Sin embargo, su constante tendencia a la zona de creación y tres cuartos acaba convirtiendo el esquema en un 4-4-1-1. Sin el serbio, Vallejo jugaba más liberado arriba pero sin una referencia fija. No obstante, los resultados han ido demostrando que el chiclanero se entiende a la perfección con ‘El Conde’.

Infinidad de recursos sobre el verde

Se trata de un futbolista superlativo. Parte desde la zona de referencia pero su movilidad constante deshila defensas rivales. Cae a los costados y en la permuta con su extremo encuentra el espacio. Por el centro, no solo ataca el remate sino que también baja a recibir y se involucra en la fase de creación. Todo ello otorga al equipo un abanico de recursos tremendo. Ante Las Palmas, en la jornada 15, se puede observar en este vídeo su labor en fase ofensiva.

Pero es que además es clave en la primera presión. Junto a Lékic, ahogan a la zaga rival en fase de presión adelantada y provocan una gran cantidad de recuperaciones. También es solidario a la hora de bajar y hacer alguna cobertura al lateral o al banda. El canterano desborda sentimiento gaditano y lo demuestra en cada choque del cuadro de Cervera.

Además de su velocidad, desborde, potencia, juego entre líneas y sacrificio, el olfato goleador es otra de sus señas de identidad. Máximo goleador de su equipo con cinco dianas, ha marcado en varios registros. Regateando y definiendo en sutilmente ante el Lugo, empujando un pase de la muerte ante Elche y Las Palmas, de cabeza ante el Reus y fusilando en el área tras aprovechar un rechace ante el Córdoba. Los cinco siempre dentro del área, ninguno fuera de la misma. En definitiva, un atacante con instinto goleador.

Manu Vallejo, una pieza clave para Cervera

Con 1328, Manu Vallejo es el segundo futbolista con más minutos en la plantilla tras el arquero Cifuentes. Es el segundo futbolista que más tira del equipo (16) por detrás de Lékic, el tercero con más remates a puerta (7) y el que más regates ha realizado con éxito (31). Estos datos reflejan el protagonismo que está teniendo el chiclanero en el ataque gaditano, pese a que otros jugadores como Lékic, Salvi o Jairo han tenido menos minutos de juego.

Manu Vallejo, un ídolo para la afición gaditana | Fuente: Cádiz CF

Por otro lado, Manu Vallejo es el futbolista con más duelos realizados del equipo (210). Es el segundo que más faltas recibe (27), y el tercero que más faltas comete (19), algo que refleja su intensidad en la presión y la recuperación. En definitiva, una pieza fundamental para el equipo que buscará seguir progresando. Incluso se habla ya de renovarle de nuevo pese al contrato que firmó al inicio de curso.

Nueva exhibición en Zaragoza

Zaragoza no fue menos para Manu Vallejo. El chiclanero ofreció de nuevo una gran versión. Avisó en el minuto 11 con una excelente jugada desde la izquierda con un posterior pase al espacio. En el minuto 20, Lékic adelantaría a los suyos en una acción con intervención trascendental de Vallejo. En un contraataque desde la derecha llevado por Salvi, el joven de Chiclana arrastró a la perfección a Alberto Benito, lateral derecho maño, para dejar sólo al ariete serbio. Además, el balón le golpeó en su pierna, convirtiéndose en una asistencia que ‘El Conde’ no desaprovecharía.

El dominio de la posesión por parte de los locales nos privó de seguir viendo bonitas acciones de Manu Vallejo con continuidad, aunque alguna tuvo. A diez minutos del final de la primera parte, Eguaras le tenía que frenar con falta cuando se marchaba solo hacia portería en lo que probablemente podría haber sido el 0-2. Vería amarillo el maño aunque la acción era de naranja.

En la segunda mitad entró menos en contacto con el esférico pero ayudó mucho en tareas defensivas. Además, gozó de otra gran oportunidad al espacio tras recibir un balón a la espalda de la defensa. Sin embargo, el control se le marchó largo y no pudo definir a puerta. En conclusión, el Cádiz cuenta con un diamante en bruto. El excelso nivel ofrecido hasta ahora invita a pensar que la entidad gaditana tendrá que hacer muy bien las cosas en los despachos para atar al chiclanero durante los próximos años.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies