Bundesliga: Rebelión ante la dictadura muniquesa | Soccer City
4123
post-template-default,single,single-post,postid-4123,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Guia Bundesliga Soccer City Lewandoski Muller

Bundesliga: Rebelión ante la dictadura muniquesa

Comienza un curso más en Alemania y como cada temporada la sensación es que la gran pregunta es: ¿En qué momento del curso se proclamará campeón el Bayern? La hegemonía de los de Múnich parece no tener fin, porque a pesar de que la clase media cada vez esté más preparada y con mayores recursos, la realidad es que parece improbable que alguien les pueda disputar el título.

El Bayern, a por su séptimo título consecutivo

Tras la mala sintonía con Carlo Ancelotti, llegó Jupp Heynckes para volver a revalidar título y sin realizar su temporada más brillante, lo cierto es que a fin de cuentas consiguieron volver a salir campeones de liga y eso es lo que cuenta. El reto este curso está en el banquillo, se ha apostado por un técnico joven como Niko Kovac que pueda dotar al equipo de mayores posibilidades desde la pizarra y sobre todo de un mayor abanico táctico.

Kovac, tras su periplo en el Eintracht Frankfurt, tiene la oportunidad de coger las riendas de todo un transatlántico como es el Bayern. Su falta de experiencia en un vestuario de tanto nivel es quizás su mayor hándicap pero su filosofía de juego y sobre todo su carácter competitivo son sus principales bazas para creer que con él el Bayern va a ser un equipo mucho más completo sobre el césped.

Bayern Munich Bundesliga Soccer City

El Bayern festejando un gol | Foto: Bayern Munich

Parece bastante claro que Kovac va seguir una línea continuista en cuanto esquema de juego y en algunas matices que ya se veían en el equipo los últimos cursos. El 1-4-2-3-1 o 1-4-3-3 son, a priori, los dos dibujos en los que pretende moverse el Bayern. Kovac quiere que su equipo tenga la posesión del balón, pero siempre para intentar ser verticales.

El juego exterior con Robben y Ribery (un año más) volverá a ser la principal arma para hacer daño al rival. Con Kovac lo que si se busca es que en fase defensiva el equipo sea algo más fiable y contundente. En ese aspecto la importancia de Javi Martínez como mediocentro volverá a cobrar la relevancia que ya tuvo con Heynckes el curso pasado. Goretzka y Gnabry son dos recursos más para la ya de por sí amplia plantilla muniquesa, aunque en principio no parece que vayan a partir como titulares.

Altas: León Goretzka (Schalke 04), Serge Gnabry ( Hoffenheim), Renato Sanches (Swansea), Alphonso Davies. (Vancouver)

Bajas: Arturo Vidal (Barcelona), Juan Bernat (PSG), Sebastián Rudy (Schalke 04).

El Dortmund busca renovarse con Lucien Favre

A pesar de que finalmente quedaron terceros  el curso pasado, su temporada fue decepcionante tanto en juego como resultados. Peter Bosz no pudo implantar su filosofía y acabó siendo destituido, llegó Stoger y con él el equipo enderezó el rumbo pero sin enamorar a nadie. La apuesta este año si que parece mucho más lógica si uno piensa en la historia reciente del equipo. Lucien Favre es un técnico que casa muy bien con filosofía de juego que ha gustado en los últimos tiempos en el Signal Iduna Park.

Favre vuelve a la Bundesliga tras su buen hacer en el Niza. Con él el objetivo del BVB será el de pelear el segundo puesto y sobre todo que se vea un equipo con una identidad reconocible sobre el césped. Ha habido muchos cambios en los últimos años, Klopp, Tuchel, Bosz, Stoger y nadie desde la marcha de Jürgen Klopp ha podido mantener un proyecto y en el seno del club creen que Favre si que puede dotar de estabilidad al equipo.

Borussia Dortmund Bundesliga Soccer City

El Borusia Dortmund busca recuperarse | Foto: Borussia Dortmund

Lucien Favre es un técnico que propone un modelo de juego atractivo para el espectador porque sus equipos son puro vértigo. Dentro de un 1-4-3-3 o un 1-4-2-3-1, su idea es que el equipo sea vertical cuando tenga el balón, poder llegar a campo contrario con velocidad y someter al rival a base del juego a pocos toques entre sus jugadores de ¾. La llegada de Witsel y Delaney le da un prisma diferente a lo que ha sido el centro del campo estos últimos años (Weigl, Sahin, Castro) y son dos jugadores que encajan a la perfección con el discurso de Favre.

Se firmó a última hora a Paco Alcácer, que para un equipo que genere un volumen alto de llegadas como se pretende, puede ser una pieza importante actuando como rematador puro. Dentro de la propuesta de Favre que Reus y Pulisic se sientan cómodos será el gran reto, pero en principio ambos están más cómodos en un equipo reactivo y que busque los espacios que teniendo que llevar tanto la iniciativa, así que ambos están llamados a comandar el nuevo proyecto.

Altas: Diallo (Mainz), Delaney (Werder Bremen), Witsel (Tianjin Quajian), Achraf (Real Madrid), Hitz (Augsburgo), Paco Alcácer (Barcelona), Larsen (Stuttgart), Wolf (Eintracht Frankfurt).

Bajas: Yarmolenko (West Ham), Sahin ( Werder Bremen), Durm (Huddersfield), Schurrle (Fulham), Sokratis (Arsenal), Gonzalo Castro (Stuttgart)

El Schalke buscará mantenerse en el lugar que le corresponde

Su maravillosa temporada pasada ha provocado que el listón para este nuevo curso haya quedado muy alto. El Schalke realizó de la mano de Domenico Tedesco una maravillosa Bundesliga el año pasado y lo hizo con un estilo totalmente antagónico a lo que se había visto durante un largo tiempo en Gelserkichen. Su objetivo este año es revalidar ese segundo puesto obtenido la 17/18 y mantener ese modelo de juego tan rico en cuanto a diversidad táctica y juego atractivo se refiere.

Domenico Tedesco siguió la estela de otros técnicos como Nagelsmann y, a su llegada a la Bundesliga, dotó al propio campeonato de mayor riqueza táctica. El joven técnico italiano es amante de un juego mucho más calmado y propositivo que ese arraigado estilo alemán. Su visión de lo que es fútbol le dio al Schalke un salto cualitativo que este año debe confirmar y demostrar que no fue solo un hecho puntual.

Tedesco es un técnico permeable, quiere que su equipo tenga una línea a seguir, pero busca la adaptabilidad tanto sobre el rival como sobre el desarrollo de los encuentros. Partiendo de un 1-3-4-2-1 inamovible, el entrenador italiano tiene varias consignas muy reconocibles. Para él la salida de balón desde atrás es algo muy importante, busca que su equipo construya el juego desde la primera línea, por eso la presencia de tres piezas en el fondo para dotar de superioridad numérica esa zona ante la presión rival.

Schalke 04 Tedesco Bundesliga Soccer City

Los de Tedesco durante un entrenamiento | Foto: Schalke 04

El juego exterior cobra importancia para conseguir que el equipo avance hasta campo contrario, los carrileros son más importantes en fase ofensiva que sin balón. La pérdida de dos jugadores claves como Meyer y Goretzka le han hecho perder calidad en la sala de máquinas. Para ese lugar han llegado Rudy, Mascarell o Serdar que son jugadores de buen pie pero no cuentan con el talento de los anteriormente citados.

En la zona atacante si que sumar a un elemento como Uth le da más posibilidades para esa doble mediapunta que usa Tedesco, el ex del Hoffenheim está llamado a ser clave por su capacidad para poner de cara a sus compañeros así como estirar al equipo. Además jugadores como Harit, o Émbolo deben de mejorar aún más sus prestaciones este curso para paliar esa falta de talento que tiene el equipo. Ambos desde la zona de ¾ deben darle ese punto creativo al equipo que antes tenían en una línea más retrasada con el menudo Meyer.

Altas: Sebastián Rudy (Bayern Múnich), Omar Mascarell (Real Madrid), Salif Sané (Hannover), Mendyl (Lille), Serdar (Mainz) ,Skrzybski (Union Berlín), Uth (Hoffenheim).

Bajas: Tilo Kehrer (PSG), Max Meyer (Crystal Palace), León Goretzka (Bayern Múnich), Howedes (Lokomotiv Moscú)

El Leverkusen busca el equilibrio en su juego

Para un equipo que está confeccionado para pelear el subcampeonato, quedar quintos se puede tildar de decepcionante sin lugar a dudas. El Bayer Leverkusen lleva años sin conseguir dar ese salto que lo lleve a poder competir de tu a tu con el Bayern, pero es que tampoco consiguen ser regulares ante sus rivales directos. De la mano de Heiko Herrlich buscarán encontrar esa estabilidad tanto en juego como resultados que lo lleven a pelear al menos por las plazas Champions, lugar donde el club debería estar al término de cada curso.

Herrlich asumió el cargo de entrenador del Bayer Leverkusen hace ahora un año y durante su primer curso en el Bay Arena vimos luces y sombras por igual. Su apuesta por la juventud y por mantener ese estilo tan conocido desde la época  de Roger Schmidt de ser un equipo un tanto kamikaze, provocaron que los resultados fueran totalmente dispares. No se consiguió el objetivo primordial de entrar en la máxima competición europea y esta temporada deberá revertir todo esto para que el Leverkusen sea mucho más fiable y sobre todo mucho más competitivo.

El Bayer Leverkusen es un equipo joven con todas las acepciones que engloba esta definición. Herrlich maneja a un grupo que está muy falto de experiencia y ahí radica el principal problema de esta plantilla. Es por ello que el técnico apuesta por un discurso futbolístico que encaja bien con sus principales nombres, pero que a la hora de la verdad sólo sabe jugar de una manera.

Bundesliga Bailey Soccer City Bundesliga

Leon Bailey en un entrenamiento | Foto: Bayer Leverkusen

El Leverkusen es un equipo muy atrevido, que disfruta acumulando llegadas al área rival, su fuerte es el juego ofensivo. Los Bailey, Brandt o Volland son los baluartes de esta propuesta tan singular, donde el centro del campo es una zona de tránsito y que su misión es que los jugadores más ofensivos sean los protagonistas. En este modelo de transiciones constantes, es difícil poder controlar los encuentros y es ahí donde Herrlich ha empezado a trabajar este curso.

El joven Havertz está sufriendo una reconversión este año, pasando de la mediapunta al doble pivote, para desde ahí dotar al equipo de algo más de calma y claridad a las posesiones e intentar que dentro del desenfreno haya algo más de dominio. El principal problema sigue siendo la transición defensiva, ni estructural ni individualmente el equipo está preparado para defender tal y como el estilo propone.

Con tanta gente por delante de la línea de balón, es muy frecuente ver como la defensa se encuentra expuesta una y otra vez. De que piezas como Tah, Dragovic o Wendell suban su nivel, depende mucho el equilibrio del equipo sin balón.

Altas: Paulinho (Vasco de Gama) ,Weiser (Hertha Berlin) ,Thielin (Anderlecht) ,Hradecky (Eintracht Frankfurt).

Bajas: Leno (Arsenal), Henrichs (Mónaco), Kiessling (Retirado)

El Gladbach necesita recuperar el prestigio perdido

A pesar de que Dieter Hecking ha dotado al equipo de una identidad, y que tanto dirección deportiva como afición están en armonía con el entrenador, la última campaña de los de Borussia Park fue un fracaso estrepitoso. El noveno lugar conquistado el curso pasado habla muy mal de un club que por plantilla debe estar siempre entre los cuatro primeros. Son varias temporadas ya en las cuales el Borussia deambula por tierra de nadie y esto para un club tan histórico es una dinámica a revertir con rapidez.

Arranca la tercera temporada de Hecking en el banquillo del Monchengladbach y lo hace con el firme propósito de que las buenas sensaciones sobre el césped se vean refrendadas en la tabla. Hecking, todo un clásico del fútbol teutón, es un técnico que ya demostró en el Wolfsburgo estar capacitado para que equipos de nivel medio sean capaces de luchar ante cualquier rival y es por ello que en el club apuestan de manera incondicional en él.

Borussia Monchengladbach Gladbach Soccer City bundesliga

El Gladbach festeja un gol | Foto: Borussia Monchengladbach

Hecking pone en liza un fútbol muy clásico tanto en fondo como en forma. Su sistema de juego predilecto es el 1-4-4-2 donde la principal consigna es que lo primero es mantener su portería a cero. No podemos hablar de que el estilo sea totalmente conservador, pero si que es cierto que Hecking busca que su equipo sea sólido y fiable atrás por encima de todo. La idea es ser un equipo ordenado, con mucha gente por detrás de la línea del balón y cuando se llegue a campo rival es entonces cuando se permiten ciertas licencias.

Dentro del dibujo táctico se observa como el equilibro es algo fundamental. Los laterales se incorporan con mesura, el doble pivote se mantiene junto y los extremos sin balón ayudan a la medular siempre. La llegada de Plea (fichaje más caro de la historia del club) es el único aliciente para una plantilla que seguirá comandada por la calidad de Sommer en la portería, el talento de Stindl y Thorgan Hazard, el crecimiento de Zakaria en la sala de máquinas o el acierto de cara a puerta del sempiterno Raffael.

Altas: Alexandre Pleá (Niza), Poulsen (Midtjylland), Lang (Basilea)

Bajas: Vestergaard (Southampton), Grifo (Hoffenheim) ,Bobadilla (Argentinos Juniors), Oxford (West Ham)

A disfrutar de la última temporada con Nagelsmann

Ya conocida que está será la última temporada de Julian Nagelsmann al frente del equipo, parece difícil poder refrendar los últimos puestos cosechados durante estos años. Se presenta, quizás, la campaña más difícil para el Hoffenheim. Siendo ya un equipo consolidado en la máxima elite y reconocido como un aspirante claro al subcampeonato, la presión para el club y el propio Nagelsmann va en aumento año tras año. El máximo objetivo es el de mantener la línea construida hasta ahora sin perder ni ápice de su esencia. Difícil si, pero pocos con el librero táctico de Naggelsman para hacer que el equipo no decaiga.

Julián Naggelsman es ya por méritos propios historia del Hoffenheim. Llegó a mitad de la 15/16 y los salvó con muy poco margen de tiempo, más tarde los llevó a ser la revelación de la Bundesliga durante la 16/17 y el curso pasado mantuvo el buen nivel y acabaron terceros. Todo ello conseguido con una manera de ver el juego totalmente contraria a los dictámenes del fútbol teutón y consiguiendo crear tendencia.

Hoffenheim Soccer City Bundesliga

Los de Nagelsmann celebran un gol | Foto: Hoffenheim

Naggelsman a sus 31 años ha bebido de numerosas fuentes y eso lo ha trasladado a su equipo. El Hoffenheim es un equipo que busca ahogar al rival a través de la presión, la ocupación de espacios y el dinamismo en su juego. Dentro del 1-3-5-2 de cabecera del técnico, sus jugadores se colocan en diferentes alturas para que siempre el poseedor del balón tenga una línea de pase franca.

Naggelsman quiere que su equipo salga jugando desde atrás por abajo y que el equipo construya las jugadas con pausa y coherencia. Sin embargo no rehúye a buscar el envío en largo o cambio de orientación de varios metros si el rival presiona arriba. En general el Hoffenheim es un equipo preparado para tener el balón durante largas fases pero que si puede encontrar los espacios con rapidez los explota bien sin tener que confeccionar las jugadas en demasía.

La plantilla se ha visto mermada por las salidas de Uth y Gnabry en la parcela ofensiva, así que, una vez más, Naggelsman deberá retocar esa zona. La adaptación de jugadores como Grifo o Belfodil deben paliar estas ausencias aunque los que deberán tirar nuevamente del carro serán Demirbay, Amiri o Kramaric.

Altas: Adams (Young Boys), Bittencourt (Colonia), Grifo (Monchengladbach), Belfodil (Standard Lieja), Brenet (PSV), Nelson (Arsenal).

Bajas: Gimber (Ingoldstadt), Schawe (Brondby), Uth (Schalke 04), Polanski (Sin equipo), Gnabry (Bayern Múnich)

Año de transición en Leipzig

Año de transición total en el club. Se marchó Hasenhüttl, se anunció que Julián Nagelsmann llegará en 2019 y mientras tanto se hará cargo de nuevo del equipo el director deportivo Ralf Rangnick. La presente temporada el principal objetivo es, además de intentar acabar en puestos europeos, que el estilo se mantenga. El Leipzig es un equipo que ha sabido hacer los deberes desde su llegada a la primera categoría del fútbol alemán y a pesar de que este va ser un curso atípico en el banquillo, deben ser conscientes de que no pueden dejar de ser competitivos a través de su conocida manera de hacer las cosas.

Ralf Rangnick tendrá la difícil misión de al menos igualar el buen hacer de Hasenhüttl en el banquillo de los toros rojos. Puesto que no le es desconocido ya que en la 2015/2016 (año del ascenso) ya fue él quien se sentó ahí y consiguió que el equipo llegara a la elite. El sexto puesto del curso pasado supo a poco en el Red Bull Arena y a pesar de que son conscientes de sus limitaciones, por plantilla es casi una obligación el superar ese lugar obtenido el curso pasado durante la presente campaña.

RB Leipzig Soccer City Bundesliga

Celebración de un gol de Werner | Foto: RB Leipzig

Pocos equipos en la Bundesliga ofrecen un estilo de juego tan peculiar como este RB Leipzig. Tanto en fondo como en forma, realizan un fútbol sorprendente desde lo tactico y muy novedoso. Con un sistema tan extraño como el 4-2-2-2 el Leipzig busca el vértigo y frenesí por encima de cualquier otra consigna. La verticalidad, el descontrol y el intercambio de posiciones entre los jugadores ofensivos, son algunas de las principales características que observamos durante sus encuentros.

La baja de Naby Keita le ha hecho mucho daño al sistema, sin el africano el equipo ha perdido a ese nexo de unión entre centro del campo y delantera para ejecutar esas transiciones tan reconocibles. Kampl parece el más indicado para recoger el rol de Keita siempre apoyado por el faro ofensivo de este equipo que es Emil Forsberg. Para dotar de profundidad a este sistema sin extremos, han llegado dos laterales con buen pie como son Mukiele y Saracchi.

Por otro lado que la columna vertebral (Orban, Sabitzer, Kampl) y la estrella (Werner) hayan decidido continuar en el club, es el principal éxito para que Rangnick pueda mantener una línea continuista en el modelo que dejó Hasenhüttl.

Altas: Mukiele (Montpellier), Cunha (Sion), Saracchi (River Plate).

Bajas: Naby Keita (Liverpool), Bernardo (Brighton), Schmitz (Colonia), Jung (Brondby).

El Stuttgart de Korkut quiere seguir molestando

El séptimo lugar obtenido el año pasado siendo un recién ascendido habla realmente bien de la magnífica gestión tanto deportiva como empresarial realizada por el Stuttgart. No fue fácil porque el comienzo no fue el esperado y se destituyó al joven Hannes Wolf, pero la llegada en enero de Tayfun Korkut al banquillo le dio oxígeno al equipo y desde ese momento llegaron multitud de resultados positivos los cuales los impulsaron a rozar los puestos europeos. El objetivo este curso es alcanzar dichos puestos y para ello el laureado director deportivo Reschke, ha confeccionado una plantilla repleta de juventud y calidad.

Tayfun Korkut llevó al equipo en volandas desde su llegada el pasado mes de enero, y eso ha hecho que la presión esté curso sea mayor. El hecho de pasar a pelear por no descender a prácticamente tocar con los dedos la clasificación para Europa League, provoca que las expectativas para esta temporada se hayan disparado de forma, quizás, exagerada.

Stuttgart Bundesliga Soccer City

Un histórico abriéndose paso en Bundesliga | Foto: Stuttgart

Tayfun Korkut es amante de un modelo de juego flexible entre dos máximas principales: posesión y verticalidad. El Stuttgart es un equipo que busca ser protagonista del juego y que lo construye a través del dominio del balón, pero que también si tiene que dar un paso atrás y ser algo más reactivo se encuentra cómodo en esto. Que Ascacibar siga siendo el líder de la medular es una gran noticia.

El argentino junto a Aogo y Castro forman una sala de máquinas complementaria y que aúna todas la virtudes para que esa mezcla de estilos pueda fluir. La firma de Didavi también le otorga al equipo ese punto diferencial entre líneas por detrás del eterno Mario Gómez. En la retaguardia la figura de Badstuber será importante para la salida de balón,  Pavard (una de las sensaciones del pasado Mundial) ha desechado multitud de ofertas y sigue en el club y dos laterales como Maffeo e Insua en los costados que ofrecen ese ida y vuelta tan necesario para un equipo que busca tener apoyos constantes en cada altura del campo.

Altas: Maffeo (Manchester City), Nico González (Argentinos Juniors), Berna Sosa (Dinamo Zagreb), Gonzalo Castro (BVB), Didavi (Wolfsburgo), Kempf (Friburgo).

Bajas: Ginczek (Wolfsburgo), Onguéné (RB Salzburg), Zimmer (F. Düsseldorf), Green (Greuther Firth).

Con la Copa Alemana, pero sin Niko Kovac

Un título de DFB Pokal y un meritorio octavo puesto son el legado que ha dejado Niko Kovac en Frankfurt antes de marcharse al Bayern Múnich. Gran temporada la pasada para el Eintracht, sin embargo en esta se presenta difícil el camino porque ha habido muchos cambios. Ha llegado el austriaco Adi Hütter para relevar a Niko Kovac y se ha marchado medio equipo titular (Hradecky, Mascarell, Boateng y Wolf). Quedar entre los diez primeros clasificados y competir en Europa deberían ser los principales objetivos del club.

Adi Hütter es un técnico con amplia trayectoria en Austria tanto como jugador como ahora en los banquillos. Su principal éxito ha sido conseguir que el Young Boys volviera a levantar el campeonato austriaco 32 años después. De ahí que en Frankfurt se hayan fijado en él para coger el testigo de Kovac e implantar un estilo diferente para competir en diferentes escenarios.

Eintracht de Frankfurt Soccer City Bundesliga

El antiguo conjunto de Niko Kovac | Foto: Eintracht Frankfurt

Con la llegada de Hütter la fisonomía del equipo ha cambiado, ya no se pone en liza el 3-4-2-1 de Kovac sino que ahora se dibuja un 1-4-3-3 donde han cambiado varias cosas. Si con Kovac el Eintracht buscaba generar superioridad en el carril central para posteriormente encontrar libres a los jugadores exteriores, ahora el sistema y las zonas donde se genera juego son mayores.

Hütter busca que su equipo sea más simétrico. Dos extremos abiertos, un punta que fije a los centrales y una medular de tres hombres que se colocan a diferentes alturas. Sin Mascarell la responsabilidad de hacer jugar al equipo y los primeros pases recaerá en Lucas Torró, que acompañado de Gacinovic, forman un centro del campo interesante para tener el control del juego.

Con la llegada de Kostic el Eintracht ha ganado una pieza ofensiva que debe ser clave para el juego exterior gracias a la potencia y desborde del ex del Hamburgo. Aunque por encima de todo la principal noticia para Hütter es que se ha podido mantener a Ante Rebic, que después de su buen Mundial parecía difícil. Con el croata tienen ese plus extra que te decide encuentros por encima de cualquier sistema.

Altas: N’Dicka (Auxerre), Lucas Torró (Real Madrid), Gonzalo Paciencia (Porto), Ronnow (Brondby), Kostic (Hamburgo), Müller (Hamburgo), Kevin Trapp (PSG)

Bajas: Omar Mascarell (Schalke 04), Hradecky (Bayer Leverkusen), Kevin Prince Boateng (Sassuolo), Wolf (BVB).

Mantener la categoría por encima de todo

Fortuna Düsselford y F. C Nürnberg son las dos caras nuevas este curso en la Bundesliga. El primero consiguió el título de Bundesliga 2 el curso pasado y disfrutará de jugar en la elite del fútbol teuton este año. Mientras que el Nürnberg, todo un histórico, vuelve tras mucho tiempo a la máxima categoría, un lugar que por historia le pertenece. Ambos conjuntos son conscientes de que su principal objetivo es salvarse, no se puede mirar más allá porque por plantilla son mucho más débiles que sus principales competidores.

Fortuna Dusseldorf Bundesliga Soccer City

El Fortuna intentará mantenerse | Foto: Fortuna Dusseldorf

El Fortuna Düsseldorf ha mantenido la base del equipo que ascendió el curso pasado y por lo tanto la estructura sigue intacta. Han firmado bien y con coherencia dentro de sus necesidades. Contento, Kaminski y Zimmer les darán experiencia y el joven belga Benito Raman un punto de talento para ¾ muy interesante.

El F.C. Nürnberg ha apostado por reforzarse con jugadores que conozcan la Bundesliga así como con jóvenes que le den una inyección de calidad al equipo. Han llegado Mathenia para dotar a la portería de seguridad, Bauer para el lateral derecho, el talentoso holandés Misidjan para el extremo izquierdo y Yuya Kubo del Gent para darle un salto de calidad a la delantera. Aunque la principal atracción será el portugués Matheus Pereira.

Nurmberg Soccer City Bundesliga

Celebración de un gol en las primeras jornadas | Foto: Nurmberg FC

No pasar los apuros de cursos anteriores

Tres conjuntos como son Wolfsburgo  Mainz 05 y Friburgo deben aprender de los errores del pasado e intentar mantener una línea más regular para evitar sufrir tanto como en las últimas temporadas. El Wolfsburgo lleva disputadas dos promociones de descenso consecutivas y eso para un equipo que hace poco se codeaba en Champions League con los mejores, es poco menos que una debacle.

El Mainz por su parte no ha sabido gestionar últimamente las buenas plantillas que han tenido, y a pesar de que en su caso no han sufrido tanto como Los Lobos, si que es cierto que su irregularidad los ha llevado a coquetear con los últimos puestos de la tabla. Por último el Friburgo pasó de quedar séptimo en la 2016/2017 a quedar sólo un puesto por encima del Wolfsburgo y librarse de un descenso que parecía claro en el último suspiro de la temporada pasada.

Wolfsburgo Soccer City Bundesliga

Los Lobos intentarán no sufrir este año | Foto: Wolfsburgo

El Wolfsburgo parece que este verano ha hecho todo lo posible por reforzarse bien e intentar de una vez por todas tener una plantilla compensada con pequeñas dosis de calidad en las posiciones claves. De la mano de un Bruno Labbadia que llegó en febrero y finalmente ha conseguido que el equipo esté un año más en primera, el Wolfsburgo ha encontrado un técnico le diera una identidad de juego y un estilo acorde con sus jugadores.

En el capítulo de firmas han llegado Roussillon para sumar profundidad y físico al lateral izquierdo, Tisserand para darle fiabilidad a la zaga junto a Brooks y la principal apuesta ofensiva que ha sido el holandés Veghorst. El punta anotó 18 tantos con el AZ Alkmaar el curso pasado y por sus cualidades encaja de maravilla con los Brekalo o Klaus en la tripleta atacante. Que Casteels, Brooks, Camacho, Arnold o Malli sigan en el equipo es tan buena noticia como cualquier otra llegada. La columna vertebral permanece intacta y eso en un equipo acostumbrado a tantos cambios, es una señal muy positiva.

En el Mainz, Sandro Schwarz, deberá trabajar bastante para no tener los sobresaltos del curso anterior en el que sólo tres puntos los libraron de no jugar promoción. Y no lo tendrá nada fácil el joven técnico alemán ya que se han marchado algunos de sus mejores hombres. Las bajas de Diallo, De Blasis, Muto o Serdar han hecho que el equipo haya dado un bajón, en términos de calidad, enorme. Además su mercado ha sido más bien austero y las llegadas despiertan poca ilusión.

Mainz Bundesliga Soccer City

Mateta con el Mainz | Foto: Mainz 05

El extremo Boetius, el joven punta Mateta procedente del Olympique Lyon y el central Niakhaté también llevado de la Ligue 1 concretamente del Lille, son los nombres más destacados que han llegado al equipo. La realidad es que pinta a año difícil, piezas como Maxim o Gbamin deben dar un paso adelante si no quieren sufrir tanto este curso.

El Friburgo por su parte ha sido probablemente de los tres, el equipo que menos salidas y entradas haya tenido en este mercado. Los recursos del club son inferiores al de otros competidores y su mercado está lleno de nombres desconocidos para el gran público. Se marchó un jugador clave como era Soyüncü y han llegado dos centrales como Heintz y Lienhart, el joven delantero Walldschimdt del Hamburgo y el centrocampista húngaro Sallai en que están depositadas la mayor parte de las esperanzas del equipo.

En tierra de nadie

Augsburgo, Hertha Berlin, Hannover y Werder Bremen quedaron encuadrados en mitad de la tabla el curso pasado. Los cuatro clubes siguieron trayectos bien diferentes a lo largo del curso anterior, pero lo cierto es que guardan varias similitudes. Separados únicamente por cuatro puntos de diferencia, todos estuvieron jugando con fuego (caso del Bremen y Augsburgo especialmente) pero al final consiguieron obtener una clasificación holgada. Atendiendo a el mercado veraniego y los cambios sufridos, ninguno de ellos (a excepción del Bremen) invita a pensar que su participación este curso sea mucho más positiva que el anterior.

Hertha Berlin Soccer City Bundesliga

¿Será el año del asalto a Europa? | Foto: Hertha de Berlín

El Hertha Berlin es un equipo estancado, da la sensación de que Paul Dardai no puede llevar el proyecto a cotas más altas. Durante las temporadas 2015/2016 y 2016/2017 el equipo quedó cerca de clasificarse para competición europea pero siempre con la misma dinámica, empezando muy bien el curso pero derrumbándose en el momento clave.

Dardai, que además está temporada esta intentado cambiar cosas desde la pizarra como el esquema, ha visto como se han marchado tres jugadores que han sido importantes estos últimos años como Weiser, Haraguchi y Schieber. Los refuerzos se reducen a la compra de Lázaro, que ya el año pasado tuvo un buen impacto en el equipo, y la cesión del prometedor Grujic. Cierto que piezas del calibre de Stark, Plattenhard, Leckie o Darida se han quedado en Berlín, pero o el guion da un giro inesperado, o el camino del Hertha será igual al de los últimos cursos.

El Augsburgo es un quiero y no puedo, un equipo atractivo que despierta interés en el aficionado por su filosofía de juego, pero donde al final sus limitaciones aparecen y no le permiten dar ese salto que los lleve a alguna cota más alta. De la mano del joven Manuel Baum en el banquillo, el Augsburgo ha diseñado un proyecto para que a medio o corto plazo se pueda pelear por estar en las competiciones europeas con regularidad.

Augsburgo Soccer City Bundesliga

A mantener el nivel competitivo | Foto: Augsburgo

Para consolidar esto, la plantilla no ha sufrido grandes cambios y sus máximos capitales como Max, Baier, Gregoritchs o Finnbonganson seguirán jugando en el WWK Arena. Para darle mayor mordiente a la parcela ofensiva han llegado Hahn del Hamburgo y Schieber del Hertha, también el jovencísimo finlandés Jensen para el centro del campo y Félix Gotze para la defensa. Con la misma base que el curso anterior y los retoques que ha habido, a buen seguro que el Augsburgo intentará dar guerra durante el campeonato.

Tras su  año de vuelta a la elite y conseguir salvarse con relativa holgura, el Hannover este curso quiere no pasar las mismas dificultades e intentar alcanzar el objetivo con mayor antelación. Se han marchado tres piezas esenciales como Sané, Klaus y Harnik, pero la dirección deportiva ha trabajado realmente bien para que la plantilla se vea mejorada en cada línea. Para sufrir menos en la zona defensiva han llegado Elez del Rijeka y Wimmer del Stoke City, este último debe darle un mayor jerarquía a la zaga de Breitenreiter.

En la medular la llegada del brasileño Wallace es un motivo para ilusionarse, el pivote dejó algunos detalles de su clase en un caótico Hamburgo, pero bien rodeado puede darle calidad a las posesiones del equipo. Por último, para los puestos ofensivos se han contratado a dos puntas diferentes como Wood también del Hamburgo, y Asano, así como también ha llegado el japonés Haraguchi que cuenta con experiencia en Bundesliga y que desde cualquier extremo ofrecerá su habilidad y lectura de juego.

Werder Bremen Soccer City Bundesliga

El Werder buscará subir un escalón | Foto: Werder Bremen

La mayor certeza para el Werder Bremen es que Florian Kohfeldt siga en el banquillo este curso. El joven entrenador llegó a mitad del curso pasado para intentar revertir la mala dinámica del equipo, y tras muchas probaturas, él sí que le pudo dar la vuelta a la situación salvando al club y mostrando un estilo de juego ilusionante. Pues bien, con Kohfeldt a lo mandos la presente temporada debería ser mucho más apacible que la anterior y que no existiera ese sufrimiento.

Si se tiene en cuenta como referencia el año pasado pensar que el Werder Bremen está en disposición de intentar entrar en Europa sería un utopía, pero si atendemos al mercado de fichajes realizado sumado a otros jugadores que se han mantenido en la plantilla, la realidad es que hay mimbres como para algo más que no pasar apuros. Han llegado dos centrocampistas absolutamente determinantes y de calidad como son Sahin y Klaassen, ambos están llamados a hacer olvidar a Delaney y Junuzovic y sobre todo a darle un mayor nivel al juego del equipo.

También se han sumado dos nombres que para hacer daño al rival son muy interesantes como el polivalente Harnik y el japonés Osako que ha sido de lo mejor del Colonia este último lustro. Y luego está el golpe anímico llamado Claudio Pizarro, el peruano vuelve a su casa por cuarta vez en su carrera. A este buen hacer en el mercado se le suman los Pavelka, Moisander, Augustinsson, Petsos, Rashica o Kruse, que ya mostraron el curso pasado que pueden ofrecer mucho.

 

 

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies