Las más jóvenes vienen pisando fuerte | Soccer City
8444
post-template-default,single,single-post,postid-8444,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Madrid off Soccer City

Las más jóvenes vienen pisando fuerte

El Madrid CFF no está teniendo una temporada fácil. Su falta de regularidad y el baile de entrenadores en el banquillo complican el segundo año del equipo madrileño en la Liga Iberdrola. ¿Lo mejor? La confianza en su filial y el poder de la cantera.

Penúltimas con solo 10 puntos en su casillero. Y su situación no es casualidad. El equipo de Víctor Martín es el equipo que más tantos encaja de la categoría con un total de 39 goles en contra. Su endeblez defensiva, unida a la falta de ideas en ataque durante muchos partidos, están convirtiendo la temporada

Aunque sorprende la falta de ritmo y regularidad de las madrileñas, no lo hace así su objetivo prioritario. Y es que el equipo de Matapiñonera ya se fijó a principio de temporada como meta final la salvación que le permitiera disfrutar de la Liga Iberdrola un año más -el tercero en caso de producirse-. Más aún cuando el equipo se desinfló tras un gran inicio la temporada pasada y supo en sus propias carnes lo que era el sufrimiento en la máxima categoría.

Buscando soluciones, abriendo puertas

Es precisamente la búsqueda permanente de soluciones lo que está permitiendo a toda la plantilla disfrutar de minutos. A pesar de existir un bloque más o menos formado, tanto Víctor Martín como Miguel Ángel Quejigo están ejerciendo de entrenadores en busca de la tecla que ponga en equilibrio su situación.

Algo que también está abriendo poco a poco la puerta a las jugadoras del filial. Con trece jornadas disputadas, el segundo equipo del Madrid CFF se encuentra sexto en el quinto grupo de la Segunda División. Actualmente están a ocho puntos del filial del Atlético de Madrid y del Pozuelo de Alarcón (28), que cierran el acceso a la Primera División B. Un equipo en pleno ritmo de competición y lucha que cuenta con sus futbolistas prestas y dispuestas para cualquier reto. Como debutar en Liga Iberdrola o, por qué no, ser campeonas de un Mundial sub17.

La última perla de la cantera es Giovana Queiroz. La jugadora del Juvenil madrileño debutó en el mes de septiembre con el filial, tres meses después disputaba sus primeros miutos con el primer equipo ante todo un Fútbol Club Barcelona. La delantera está demostrando tener una progresión increíble y su desparpajo y juego con el balón le facilitan la inclusión poco a poco.

También ha debutado esta temporada Alejandra Bernabé. La joven recordará aquella derrota en la ciudad deportiva del Athletic Club de Bilbao, cuando jugó por primera vez en Liga Iberdrola. Una jugadora que, de continuar así, tiene unas condiciones inmejorables para dominar la defensa madrileña e, incluso, jugar en la medular.

Alegrías de un equipo, el Madrid CFF que suma en sus filas tanto del primer equipo como del filial a jugadoras que ya están triunfando en las categorías inferiores del fútbol español. Yasmin Mrabet, campeona de Europa sub19; Silvia Rubio, subcampeona del Mundial sub20; o más cercano en el tiempo, Irene López e Isabel Pala, campeonas del Mundo sub17.

El éxito del Madrid CFF es el éxito de un modelo de cantera

Y es que, si no, no se puede entender que un equipo que nació de la nada en 2010, ya esté en la Liga Iberdrola. Un equipo que lucha sin nada que envidiar por mantenerse y ofreciendo buena imagen en tramos de la temporada pasada. Sin un modelo y un club estable basado en sus jugadoras, su juventud y su ambición, no se podría entender.

Una cantera que, en las categorías más inferiores, ya ha conseguido varios ascensos -dos consecutivos- en categoría alevín en campeonatos donde todavía no hay separación entre niños y niñas. O que cuenta con dos campeonas del mundo. O que ha hecho debutar a una futbolista de 15 años.

Al mal tiempo, buena cara. Todavía queda mucho camino por recorrer esta temporada y el Madrid CFF tiene un enorme margen de mejora. Algo que dejó en dinámica ascendente tras su última victoria antes del parón navideño. El escenario es complicado, pero a la vez muy ilusionante. Algo perfecto para que las más jóvenes también ayuden al equipo. Juventud que haga creer que es posible mantenerse en Liga Iberdrola un año más.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies