El doble 'nueve' como inicio y culmen del esquema de Muñiz | Soccer City
6549
post-template-default,single,single-post,postid-6549,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El doble ‘nueve’ como inicio y culmen del esquema de Muñiz

El Málaga cayó ante Osasuna con Blanco Leschuk de nuevo como protagonista. En esta ocasión la razón fue una expulsión injusta, tal y como ha estimado el Comité de Competición, el cual le ha quitado la segunda amarilla. Pese a ello, el tanto anotado por el argentino ante el Alcorcón en la jornada 2 supuso el cambio de sistema a 4-4-2, algo trascendental en lo que ha sido el devenir del equipo. Un esquema inquebrantable y asentado basado en el doble ‘nueve’.

El Málaga CF perdió el liderato en El Sadar. Pese a su derrota ante Osasuna, los de Muñiz siguen postulados como grandes favoritos al ascenso. Buena parte de ese éxito reside en la producción ofensiva de los andaluces. Son 15 tantos a favor que le colocan como uno de los mejores equipos en dicha faceta, con solo cuatro equipos que superan dichos baremos. Influye en gran parte el estilo de juego implantado por su técnico, basado en la solidez defensiva, la competitividad y la ambición por cosechar victorias sin poner el foco en la brillantez o en lo abultado que pueda ser el triunfo.

Partiendo de esa premisa, Blanco Leschuk comanda el panorama ofensivo del Málaga. Por otro lado, fruto del 4-4-2 asentado, el argentino no trabaja solo. Necesita una pareja de baile y ese siempre ha sido el joven canterano Jack Harper, lesionado y baja las dos últimas jornadas pero que venía siendo un fijo en el once. Comenzó el verano como una de las revelaciones y el escocés ha dejado atrás su etapa en las categorías inferiores para liderar la delantera malacitana. Pese a sus molestias, el ‘doble nueve’ de Muñiz parece asentado.

Ante Alcorcón comenzó a fraguarse el esquema

Imitó esquema Muñiz en la jornada 2 tras la victoria en Lugo en el estreno liguero. Un solo punta, 4-2-3-1 con N’Diaye y Recio y Adrián por delante. Jack Harper ocupaba el puesto de nueve en solitario. Al igual que calcó el once titular (cambió a Juankar por Ontiveros), reprodujo también el mismo plan de rescate en la segunda mitad. Y ese no era otro que introducir sobre el césped a Blanco Leschuk.

En Lugo ya había surtido el efecto deseado, pues el equipo se volcó en la segunda mitad a través de centros laterales que culminaron en remontada malacitana. Acertaría de nuevo Muñiz ante Alcorcón, pues no solo revolucionó el partido sino que Blanco Leschuk anotó el tanto de la victoria. Había avisado anteriormente tras centro desde la derecha de Hicham, pero en la siguiente que tuvo no perdonó.

Blanco Leschuk Soccer City

Blanco Leschuk, un jugador clave en el esquema de Muñiz | Foto: Málaga CF

Eran semanas de probar cosas, de ajustes. La primera variación reseñable de Muñiz residía en este cambio de esquema y todo ello lo provocó el gran nivel de Blanco Leschuk. Adrián bajaría de la mediapunta al doble pivote y así armar el 4-4-2 inamovible hasta día de hoy. Ni la lesión de Harper supuso cambiar el esquema ni la baja del argentino parece que vaya a trastocar mucho los planes, pues el técnico cuenta con más piezas como Koné o Héctor Hernández.

Una dupla con mucho ‘feeling’

Y es que Blanco Leschuk y Harper se entienden a la perfección. Su relación se explica fácilmente analizando sus cualidades. Corpulencia, elegancia en el toque, juego de espaldas, envergadura y remate frente a velocidad, dinamismo, desmarque y movilidad. Todo ello ofrece múltiples variantes al cuadro andaluz. En su estreno como titulares en Almería fue Harper el protagonista. La jugada de su gol refleja a la perfección el abanico de cualidades anteriormente expuesto. Recibe de espaldas en el medio campo, se libra de su rival con un control de tacón y corre a portería a campo abierto. Tras ello, apertura a banda, desmarque de ruptura y remate a placer. Tres puntos y a seguir liderando la clasificación.

Blanco Leschuk Soccer City

El joven ariete malacitano dio la victoria a su equipo ante el Rayo | Foto: Málaga CF

En el siguiente compromiso ante Tenerife era el turno de Blanco Leschuk. También con un desmarque de ruptura adelantaría a los suyos para el 1-0 definitivo. De nuevo se pudo presenciar como bailaban argentino y escocés. Mientras uno recibe de espaldas, el otro corre al espacio por la posible peinada. Harper, mucho más móvil, también tiende a caer a los costados o venir más a recibir.

Eso no conlleva que Blanco se olvide de la creación, pues en numerosas ocasiones gira a su equipo en zonas retrasadas del campo aprovechando su corpulencia y permite un ataque con espacios y desajustes en la defensa rival. Pese a ello, el toque de cara es su instrumento más repetido, al igual que el de ganar duelos aéreos y sacar oro de cualquier pugna para asentar a los suyos en campo contrario. Eso lo convierte en un sistema ofensivo en sí mismo, pues permite estirar al equipo ante presiones altas del rival que tiene en frente. Luis Hernández suele resolver dicha papeleta de presión alta de los adversarios con un pelotazo largo que el ariete argentino convierte en pase. Borja Iglesias y Jaime Mata son dos nombres que uno tiene en mente cuando observa el juego de Blanco Leschuk, más que por las similitudes (que también), por la importancia en el esquema de sus equipos.

Dos partidos de doce en ‘Blanco’

Solo dos son los partidos en los que el cuadro de Muñiz no ha visto puerta. Dos rivales exigentes como Las Palmas y Elche, ambos en sus feudos, consiguieron que el conjunto malacitano no atravesara el fondo de las mallas. En las islas, el técnico trató de alterar la disposición arriba dando entrada a Koné por Harper en la segunda mitad, sin éxito alguno.

Frente al Elche, los blanquiazules no gozaron de muchas oportunidades de gol, a lo que hay que sumar el acierto de Francis Uzoho en lo poco que le llegó. El joven arquero nigeriano salvó un mano a mano de Blanco Leschuk en la primera mitad. Tras el descanso, Héctor Hernández fue el elegido para sustituir a Harper, por lesión. El canterano del Atlético de Madrid, con apenas 47 minutos disputados en lo que va de curso, apenas contactó con el esférico. Sería Blanco de nuevo quien puso a prueba a Uzoho, acertadísimo una vez más. Sin ser su mejor actuación, el ariete argentino pudo dar la vuelta al electrónico.

Ante Rayo Majadahonda y Albacete verían puerta de nuevo la pareja de moda. Harper se vistió de Blanco con un remate de cabeza que doblegó a los madrileños. En el choque frente a los de Ramis, el argentino ofreció un clínic de nueve rematador. Primero aprovechando un balón suelto en el segundo palo tras un córner. En segundo lugar, cabecearía con contundencia un rechace para sellar la remontada. Dos dianas que ejemplifican lo que te puede brindar un jugador de estas características.

Datos que reflejan la importancia de los arietes

Nunca como algo irrefutable pero sí como una buena ayuda. Las estadísticas a veces componen un buen instrumento para evaluar el rendimiento. Con once jornadas disputadas, y previamente al encuentro ante Osasuna, Blanco Leschuk era el máximo rematador de su equipo con 25 disparos, 15 de ellos entre los tres palos. Ello supone un 60% de efectividad. Por otro lado, tras 11 jornadas Harper era el quinto máximo rematador, lo que refleja su naturaleza menos rematadora y más creativa. El partido en El Sadar no debe ensombrecer las buenas estadísticas que ostentaba el doble ‘nueve’.

Blanco Leschuk Soccer City

Mapa de calor que muestra la posición de Blanco Leschuk sobre el césped ante Numancia | Fuente: LaLiga

En el mapa de calor de su encuentro ante Numancia, con doblete incluido, Blanco Leschuk demuestra ser el faro ofensivo en todos los sectores del campo. Cuando existe presión alta del rival, el argentino siempre se orienta al lado cómodo hacia donde el central (normalmente Luis Hernández) va a dirigir el despeje/pase largo. Ese es uno de los factores que consagra dicha gráfica. También influye su juego de cara al venir a recibir, situación en la que también ofrece ayudas en ambos costados.

El remate en el área es la seña de identidad del ataque malacitano. Eso nos lleva a la cifra de cero goles a favor fuera de la misma. Tres de los seis goles de Blanco han sido de cabeza. El bagaje global es de siete goles con la testa de los 15 totales. Otro dato reflejaría de nuevo el tipo de delantero que es Harper. Con 16 centros, Harper fue el cuarto del equipo que más centros al área realizó durante las once primeras jornadas.

Koné hizo de Harper

Con Jack Harper lesionado, Koné sería su relevo tanto ante Numancia como en Pamplona. El ariete no decepcionó y nutrió a Blanco Leschuk de buenos balones en el primero de esos encuentros. Dos de esos centros acabaron en diana del argentino, que fue de nuevo protagonista en La Rosaleda. En el primero, Leschuk no solo anotó, sino que previamente había bajado un balón en largo que inició la jugada. Ofreció una exhibición en la primera mitad y volvió loco a los centrales numantinos.

Blanco Leschuk Soccer City

Koné hizo de Harper y no decepcionó | Foto: Málaga CF

La actuación de Koné también fue reseñable. Cayendo a los costados, especialmente el izquierdo, buscó en numerosas ocasiones a Blanco. Bajaba a recibir, se movía y trataba de ser indetectable para los defensores. Se marchó ovacionado cuando fue sustituido y llamó a la puerta a un posible regreso al once. Dicho regreso se produciría ante Osasuna, pues Harper continuaba siendo baja. En Pamplona, Koné fue eléctrico. Gozó de dos buenas acciones de peligro y constituyó lo más relevante del plano ofensivo de su equipo. Se marchó tocado pero no parece suficiente para privarle del duelo en Gijón.

Por otro lado, Blanco Leschuk fue expulsado por doble amarilla en una jugada polémica. Antes, el argentino peinó y ganó todo por arriba. Elegante y extremadamente productivo, rindió de nuevo a gran nivel pese a que fue Koné el que tuvo la más clara con 0-1 en el marcador. El delantero cedido por Leganés se postula como firme candidato a acompañar a Leschuk en el doble ‘nueve’. El ex de Shakhtar Donetsk finalmente estará en Gijón, pues el Comité de Competición ha optado por quitarle la segunda amarilla tras un presunto codazo que no se aprecia con clarividencia en las repeticiones. En defintiva, el Málaga se medirá al Sporting y su futbolista más trascendente en el plano ofensivo podrá partir de inicio.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies