Dusan Tadic, un serbio suelto en Ámsterdam | Soccer City
10868
post-template-default,single,single-post,postid-10868,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Dusan Tadic, un serbio suelto en Ámsterdam

No existe un escenario mejor que la Copa de Europa para obtener el reconocimiento de propios y extraños. La exhibición en octavos de final ante todo un Real Madrid ha valido para que ahora todo el mundo sepa quién es Dusan Tadic.

Así funciona esto, por mucho que seas el jugador más determinante de la Eredivisie, tu anonimato solo se desvanece si haces un recital como el que dio el serbio en el Santiago Bernabéu. Y es que a sus 30 años, Tadic está mostrando el mejor nivel de toda su carrera tanto en juego como en números. Su vuelta a la Eredivisie se podría plantear como un paso atrás en su carrera pero la realidad es que su elección ha sido un acierto porque, en un lugar idílico para él como es Amsterdam, el zurdo ha vuelto a ser aquel jugador que fue en el Twente y que en la Premier nunca pudo mostrar con regularidad.

La explicación a que Tadic esté codeándose actualmente con los mejores jugadores del mundo, no reside sólo en él mismo y su madurez futbolística, sino en varios factores que han potenciado su figura desde que se enfundó la elástica del Ajax.

Dusan Tadic Soccer City

Dusan Tadic realizó una actuación en el Santiago Bernabeu para los anales de la Copa de Europa | Foto: Ajax FC

Erik Ten Hag ha hecho del Ajax uno de los equipos más identificables de Europa. El conjunto holandés, además de ser un conjunto atractivo y eminentemente vistoso, es sobre todo un equipo de autor. Con las bases del fútbol holandés por excelencia como máxima principal, Ten Hag le ha sumado una serie de variantes tácticas para conseguir aumentar las prestaciones de sus jugadores. Y de esto se ha beneficiado, entre otros, Tadic.

El Ajax está repleto de juventud e inexperiencia. Jugadores como De Ligt, Mazraoui, De Jong, Van de Beek o Neres son parte fundamental de la columna vertebral ‘ajacied’, jugadores que comulgan con una misma idea de juego, pero a los que les faltan kilómetros de fútbol. Es aquí donde Tadic empieza a ser un jugador clave para los planes de Ten Hag, porque a su evidente talento, el serbio ha sumado un plus de veterania y jerarquía que compensa, junto a Blind o Huntelaar, el déficit en cuanto a sensatez e imprudencia que muchas veces presenta el equipo.

Tadic Soccer City

Erik Ten Hag ha construido un Ajax en el que todo está perfectamente estudiado | Foto: Ajax FC

Dusan destacó siempre por su calidad técnica, su capacidad para acelerar las acciones en campo contrario, su habilidad para construir ataques, tanto en posicional como en transición, y sobre todo por una gran determinación desde la frontal. Esas cualidades las desarrolló siempre partiendo desde un costado en sus clubes ( Vojvodina, Groningen, Twente y Southampton) o como mediapunta puro en la selección serbia.

El zurdo siempre fue ese perfil de jugador que te levantaba del asiento con sus detalles técnicos, era capaz de decidir cualquier encuentro si estaba inspirado, pero que como otros muchos balcánicos, su carácter frío y distante le llevaba a tener una irregularidad que no le permitió dar un salto mayor en su carrera, que por condiciones, estaba llamado a dar.

Dusan Tadic Soccer City

El serbio cayó de pie en Amsterdam y tanto él como el Ajax se han beneficiado enormemente de su fichaje | Foto: Ajax FC

Pero su llegada a Ámsterdam ha abierto un nuevo horizonte en él y en su juego. Ten Hag ha entendido que para su modelo de juego, era importante reajustar algunos detalles y mover algunas piezas del tablero y, dentro del engranaje, la reconversion de Tadic a la posición de falso nueve ha dotado de rentabilidad tanto a él como a los intereses del equipo.

El Ajax es un equipo que busca presionar muy arriba y hacerlo además de forma muy sostenida, Ten Hag quiere frenesí, robar en posiciones adelantadas y acelerar el ritmo una vez se tenga el balón para que al rival no le de tiempo a rearmarse.

En este estilo, donde hay tanta gente por delante de la línea del balón y donde se busca la marcha extra en cada ataque, la presencia de Tadic como referencia le da al equipo una pausa necesaria para que las transiciones y movimientos ofensivos se ejecuten de manera perfecta. La lectura del juego del balcánico, así como su capacidad para elegir bien adonde y cuando enviar el balón, es oro puro para que todo cobre coherencia.

Dusan Tadic Soccer City

Jugadores como Van de Beek o Ziyech se han visto potenciados con la reconversion de Tadic a falso nueve | Foto: Ajax FC

Para la estructura del Ajax, en la que no todo es frenético, el desplazamiento de Tadic de un costado a ser el hombre más adelantado, también le otorga otras opciones que con un delantero puro como Dolberg o Huntelaar el equipo no tenía. Dentro de los largos ataques posiciónales de los que los holandeses disfrutan cada encuentro, con Dusan como punta de lanza, suman un centrocampista extra en la construcción del juego.

Sus movimientos de apoyo para ir unos metros abajo a recibir, ser participe del circuito de pases y conseguir que el equipo avance, suman claridad y calidad a las posesiones. Además Ten Hag tiene muy trabajado como nivelar la evidente pérdida de colmillo que te da prescindir de un delantero más clásico. El técnico ha leído muy bien como conseguir que su equipo sea un puzzle donde todo encaja para que todo se equilibre.

La movilidad permanente de Tadic saliendo del área es siempre compensada con la llegada de segunda línea de Van de Beek (uno de los jugadores que mejor se mueven sin balón de Europa) y con la diagonal de afuera hacia adentro de Ziyech. Así el Ajax no pierde capacidad de intimidación y el área se rellena.

Dusan Tadic Soccer City

Dusan Tadic está actualmente al mismo nivel que los mejores del mundo | Foto: Ajax FC

El ecosistema tactico que Ten Hag le «ha regalado» a Tadic es algo que sólo Muslin en Serbia se había acercado a regalarle. Ahora Dusan si que tiene la libertad suficiente como para liderar a un equipo. No se le encorseta en la cal, ni se le exigen acciones más ortodoxas. Se la ha dado la autonomía suficiente como para que nos esté deslumbrando cada vez que salta al césped para codearse con los mejores del mundo.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies