El Alcorcón y la confianza | Soccer City
9252
post-template-default,single,single-post,postid-9252,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Alcorcón Soccer City

El Alcorcón y la confianza

Cuando la Agrupación Deportiva Alcorcón estaba en la cima de la competición, parecía que los resultados positivos ocurrían casi por inercia. Cuando llegó el bajón, nadie pensó que la confianza en uno mismo y en el grupo era tan importante como para, ahora ya sí, afirmar que está completamente ligada al aspecto futbolístico.

Nada más y nada menos que fueron siete los partidos consecutivos los que el conjunto amarillo ha encadenado sin conocer la victoria. Hasta el último partido en el Estadio Municipal de Santo Domingo frente al Córdoba, donde se rompió la mala racha, los del sur de la capital han dicho adiós al primer puesto de la tabla, cayendo hasta el sexto, han dejado muy malas sensaciones sobre el verde con defectos nada esperados, y lo peor de todo, han perdido una confianza que se antoja y antoja fundamental en el equipo.

Tras la victoria ante el equipo andaluz, Cristóbal Parralo centró sus declaraciones a los micrófonos de Soccer City Media en torno a la palabra protagonista de estas líneas: “En el momento en el que se acumulan varios partidos consecutivos perdiendo, se merma la confianza. Pero siempre he creído y creo en estos chicos. Solo viéndolos como entrenan me dan la seguridad de que podemos dar la vuelta a cualquier situación. Gracias a estos tres puntos conseguidos, espero que la confianza regrese a nosotros y volvamos a hacer el fútbol que sabemos practicar”.

Irreconocibles

Esa confianza ha traído consigo en el sentido más puramente futbolístico detalles adversos que no se esperaban de un conjunto tan bien armado y estructurado como es el alfarero. Sobre todo en materia defensiva, en la que presumen ser de las mejores de la competición. Pero con la ausencia de Laure por lesión aún se han visto en mayor medida afectados. Una apertura de la defensa inconcebible, una notable falta de contundencia en cuanto a corte y presión se refiere, y una escasez de profundidad de los carrileros son solo algunas de las múltiples consecuencias del bajón.

Alcorcón Soccer City

Nono lamentando una ocasión fallada | Foto: La Liga

Del centro del campo hacia adelante tampoco se han dado excepciones. Sí que es cierto que la venta de Álvaro Peña al Albacete Balompié ha provocado un ajuste táctico hacia el 4-4-2, pero el abuso del patadón en lugar de jugar en corto como de costumbre, y la poca movilidad de los jugadores de segunda línea, no son motivos justificables. Ello ha provocado que Juan Muñoz, la referencia número uno en ataque, y Víctor Casadesús, se hayan visto obligados a intentar aprovechar -sin éxito: tres goles en siete partidos- demasiados balones largos impropios de lo previamente entrenado y estudiado.

Capaces de lo mejor

Sin embargo, cuando la cohesión entre todos ellos vuelve a ser máxima y recuperan esa fortaleza mental que tanto les caracteriza, provocan que el espectador sufra una especie de déjà vu recordando aquellos meses en los que el Alcorcón fue líder de la categoría de plata. Sir ir más lejos, en la segunda parte de la reciente victoria frente al Córdoba, con remontada incluida, pudo verse claramente reflejado ese equipo contundente y seguro atrás, con buena circulación de balón a través del doble pivote, buscando los huecos de los jugadores de banda, y siendo letal de cara a portería, como bien ha evidenciado en tantas citas.

Los tres puntos conseguidos, como bien espera Cristóbal Parralo, pueden suponer una inyección de moral y entereza a todos los jugadores de la plantilla. Más si cabe con las incorporaciones de hombres importantes como Richard Boateng y Fran Sandaza, quienes llegar a Alcorcón para aportar músculo en la medular y goles, respectivamente. Dos futbolistas necesarios que completan el equipo y que aportarán desde el primer momento dos características que en este momento se necesitan a raudales: sacrificio y seguridad.

Alcorcón Soccer City

Eddy Silvestre y Juan Muñoz reconociéndose el mérito | Foto: La Liga

Afortunadamente para los intereses amarillos, aún resta un poquito menos de media competición liguera para volver a demostrar a todos los amantes del fútbol español, y especialmente, de la categoría de plata, que el Alcorcón puede seguir compitiendo con los grandes equipos de la división y mantener vivo aquel sueño del ascenso que hace no tantas semanas muchos creyeron posible. Todo pasa por la adaptación al nuevo sistema y, sin lugar a dudas, a la conservación de la mentalidad positiva del equipo a través del ánimo y la confianza.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies