El baile al que nadie quiere ser invitado | Soccer City
11632
post-template-default,single,single-post,postid-11632,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El baile al que nadie quiere ser invitado

Mientras unos se sortean los puestos europeos y otros celebran el permanecer entre los mejores, hay equipos que están cara a cara con su supervivencia en la máxima categoría. Seis equipos implicados (con sus respectivas aficiones detrás) y solo tres eludirán el trágico final en las tres fechas que restan. Con más corazón que juego, todos ellos se agarran a Primera División e intentan eludir el peor de los desastres.

Siete puntos solamente separan a las seis escuadras que han quedado encuadradas en una guerra que a principio de temporada hubieran deseado evitar. Celta, Levante, Girona, Valladolid, Rayo y HuescaOlvidar el pasado y mirar hacia adelante, a esos nueve puntos que pueden hacer a estas entidades encarar con ojos totalmente diferentes el próximo curso.

Celta (15º, 37 puntos)

Los celestes son quizá el equipo que el aficionado futbolero ve con más opciones de quedarse en la máxima categoría. La temporada del conjunto dirigido por Fran Escribá, después de idas y venidas en el banquillo con otros ocupantes, ha sido un caos en muchos aspectos: fragilidad defensiva, incompetencia en la directiva para dotar al equipo de refuerzos de calidad… pero sin duda el factor clave lo encontramos en su diez, en Iago Aspas. Y es que sin él, no se entiende la existencia del equipo vigués.

Desde su vuelta, el Celta remontó el vuelo y es que solo ha conseguido cuatro puntos esta temporada cuando el de Moaña no ha podido estar disponible. Con el ariete de nuevo en las alineaciones y con el temple de Escribá en su propuesta de juego (aplicándose en tareas defensivas), los gallegos han pasado de ser un equipo destinado a enfundarse la camiseta de la Liga 1|2|3 a gozar de muchas papeletas para quedarse en Primera.

Baile Soccer City

Iago Aspas ha logrado hasta la fecha 16 goles en 24 partidos | Foto: La Liga

En las siguientes fechas, los celtiñas reciben a un Barcelona ya campeón de liga, visita al Athletic y acabará el campeonato en Balaidos frente al Rayo. El apoyo de su hinchada se antoja vital para permanecer en Primera empezando por la visita del líder y la salida a San Mamés para la que, como ya es costumbre, la afición celtarra prepara un auténtico desembarco. En caso de no conseguir los puntos esperados, el encuentro frente al Rayo puede ser una auténtica final a cara de perro.

Levante (16º, 37 puntos)

El caso de los granotas es verdaderamente curioso. Es un equipo al que por su buen hacer en momentos puntuales no se le esperaba en esta tesitura. Pero el nivel defensivo y la sangría de goles que ha recibido el plantel dirigido por Paco López hace que esté en una situación delicada. Si a esto le sumamos la racha goleadora que afloraba en otras temporadas y la dependencia respecto a hombres como Morales o Campaña, insta al Levante a dar lo mejor de sí para quedarse en La Liga.

Son 62 goles los que ha encajado el conjunto valenciano. Cifras que ayudan a entender la asignatura pendiente de este grupo de jugadores. Cambios en la portería, falta de confianza atrás y momentos muy irregulares. Aun así, la victoria por 4-0 frente al Betis supuso un soplo de aire fresco y una bombona de oxigeno brutal para los de Orriols que afronta con optimismo el final de campaña. Y no, no el final de su mediocentro.

Baile Soccer City

Con dos de sus tres partidos restantes frente a rivales directos, el Levante depende de sí mismo | Foto: La Liga

Los granotas se encomiendan a la experiencia de hombres como Coke, Morales o Campaña para permanecer en la máxima categoría. Recibiendo al Rayo primero o visitando Girona después en partidos que son auténticas finales, el Levante puede finiquitar el objetivo de la salvación. De lo contrario, tendrá una última oportunidad recibiendo en el Ciutat a un Atlético de Madrid que ya no se jugará nada. Lo tienen en su mano.

Girona (17º, 37 puntos)

El conjunto catalán está inmerso en la pelea debido, entre otras cosas, a la devastadora racha de seis derrotas consecutivas que le ha azotado en el tramo final de campaña, justo cuando más aprietan los rivales. Bajo la batuta de Eusebio (muy cuestionado), el Girona, antes de la concatenación de dichos partidos perdidos, había conseguido varias victorias importantes fuera de Montilivi (Bernabéu, Vallecas y Butarque) que parecía proporcionar relativa tranquilidad. Nada más lejos de la realidad.

Con muchos cambios en la formación y dependiendo totalmente de Portu y Stuani en cuanto a sus cifras goleadoras (26 goles entre ambos de los 35 que lleva el equipo), el Girona se ha visto abocado a una de la situaciones más complicadas desde su llegada a la élite del fútbol español. Obligados a dar un paso al frente, los albirrojos sumaron una importantísima victoria frente al Sevilla que permite creer a los de Eusebio en sus posibilidades.

Baile Soccer City

Contra el Sevilla el apoyo de Montilivi fue crucial para sumar una victoria que hace creer en la salvación al equipo catalán | Foto: La Liga

En cuanto a los compromisos restantes, el Girona quizá es el que más deberá remar dada la entidad de los rivales y lo que estos tienen en juego. Visitará el Coliseum frente al Getafe que se juega uno de los mayores hitos de su historia, recibirá al Levante en un choque decisivo marcado en rojo para ambos y finalizará La Liga en Mendizorroza viéndose las caras con el Alavés que podría estar optando a la séptima plaza. Muy complicado pero el Girona ya ha demostrado de lo que es capaz.

Valladolid (18º, 35 puntos)

Los pucelanos han acusado mucho la falta de gol esta temporada. Los refuerzos veraniegos para la parcela ofensiva no respondieron como era de esperar y tuvieron que acudir al mercado de invierno para apuntalar la delantera. El elegido fue Sergi Guardiola. Los de Sergio González, bajo un sistema muy rígido y sin apenas variantes, confiaron prácticamente por completo en el bloque que logró el ascenso la pasada campaña, con todo lo bueno y lo malo que ello conlleva.

Dejando pasar oportunidades tremendas para haber certificado un final de temporada más tranquilo (empates en casa frente al Getafe y Real Sociedad, por ejemplo), los blanquivioletas se encuentran contra las cuerdas pero con toda su masa social unida para la causa, como ya demostró en entrenamientos recientes acudiendo en masa a apoyar a sus guerreros. El Valladolid pretende disipar las dudas desde la solidez defensiva y sumar puntos que le permitan afrontar con garantías el siguiente curso en Primera.

Baile Soccer City

El Valladolid no puede bajar los brazos en los encuentros restantes si pretende ser equipo de La Liga la temporada que viene | Foto: Real Valladolid

La parte positiva de lo que le queda al equipo de Zorrilla es precisamente esa, dos de sus tres encuentros le aguardan en su feudo frente a su gente. El primer envite es contra un Athletic Club que se juega su presencia en Europa la próxima campaña. Una auténtica final. Después, los de Sergio visitarán Vallecas en lo que puede llegar a ser una encerrona para finalmente acabar el campeonato en Pucela frente al Valencia que podría tener la cabeza en otros compromisos. El Valladolid depende de sí mismo.

Rayo (19º, 31 puntos)

La franja es conocida por no tirar en ningún momento la toalla. Sí es cierto que línea por línea es posible que el Rayo tenga mejor plantilla que sus contrincantes por evitar el descenso, a los madrileños les ha pasado factura la tremenda irregularidad que ha acompañado al equipo en todo el campeonato. Además, la aparente inestabilidad en diferentes ámbitos del club, desde la directiva al banquillo, junto a unos números defensivos paupérrimos, hacen que el Rayo esté pendido de un hilo.

Las cuentas son claras. Tras ganar al Real Madrid, algo que se antojaba imprescindible para poder soñar, los de Paco Jémez deben ganar todo y esperar los pinchazos de sus antecesores. Los de vallecanos tienen recursos para sacar adelante sus tres compromisos, si bien el reto es mayúsculo por el handicap de puntos que tiene en su haber. La parte positiva es que todos los encuentros que el Rayo tiene ante sí son frente a rivales directos. En el club confían plenamente en la machada.

Baile Soccer City

La victoria en Vallecas frente al Real Madrid permite soñar al Rayo con quedarse en Primera | Foto: La Liga

Para el seguidor del Rayo la travesía no va a estar exenta de emociones. Visita al Levante primero, con la necesidad de sumar los tres puntos. Después recibirá al Valladolid con Vallecas siendo una auténtica bombonera para finalizar el campeonato doméstico en Balaídos. Hacer cábalas es completamente inútil. Con valentía, sin amilanarse y conscientes de lo complicado del reto, el Rayo debe ir encuentro a encuentro y hacer sus deberes. Si el milagro tiene que llegar, éste llegará.

Huesca (20º, 30 puntos)

La situación del Huesca es muy similar a la del Rayo. Está obligado a ganar todos sus encuentros y esperar tropiezos de los equipos que persiguen sus mismos objetivos. Los oscenses parecía en las primeras fechas de competición que se podrían adaptar bien a la élite pero fue un espejismo. Mereciendo más en muchos encuentros el recién ascendido parece abocado a la Liga 1|2|3 si bien en el mercado de invierno es de los que mejor logró reforzarse.

Aun así, la falta de efectividad -caso recurrente en equipos que buscan salvarse- ha penalizado mucho a los aragoneses en esta primera experiencia en la máxima categoría. La falta de victorias en los últimos encuentros (5 empates de 6 partidos) han dejado prácticamente sin opciones al conjunto dirigido por Francisco. Con tablas no se llega a ningún sitio. El Huesca se ha convertido, debido a la necesidad extrema y el hambre de resultados, en un rival incomodo pero quizá sea demasiado tarde.

Baile Soccer City

El Chimy Ávila es uno de los que ha dado un paso al frente en la faceta goleadora en el Huesca que intenta seguir soñando con la permanencia | Foto: La Liga

El Alcoraz intentará dar el último aliento a los suyos con dos choques en casa. Recibirá al Valencia de Marcelino en primera instancia, tratando de aprovechar el posible cansancio que pueda tener tras la semifinal europea contra el Arsenal. Visitará después el Benito Villamarín de un Betis más pendiente de la continuidad de su técnico que de aspiraciones en la tabla y finalizará La Liga en su feudo frente a un Leganés con nada más que su honor en juego. De ilusiones se vive.

Sea cual sea el desenlace, lo cierto es que estamos ante una pelea brutal del que tres escuadras quedarán mal paradas y otras tantas obtendrán el premio de seguir un año más en la élite con los beneficios deportivos y económicos que ello conlleva. Hay muchísimo en juego para estas entidades que tanto empeño y esfuerzo han puesto para lograr sus objetivos. Las próximas fechas marcarán el futuro pero mientras, ¡qué comience el baile!

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies