El Barça se aferra a una utopía para salvar la temporada | Soccer City
9712
post-template-default,single,single-post,postid-9712,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Barça Femenino Liga Iberdrola Soccer City

El Barça se aferra a una utopía para salvar la temporada

Primero fue la inesperada derrota liguera ante el Sporting de Huelva (2-3) y después el partido de semifinales de la Copa de la Reina, donde el Atlético de Madrid se impuso con superioridad al Barça (2-0). Tras prácticamente despedirse de dos títulos en cuatro días, a las culés tan solo les queda apostar por una Champions que es más sueño que realidad.

Semana negra es la que ha vivido el conjunto catalán después de dos derrotas consecutivas en diferentes competiciones, ante el Sporting y el Atleti, encaminando así al equipo hacia un año en blanco que ya se dio hace tres temporadas. El presupuesto millonario del club, el mayor de cualquier equipo español, los fichajes y el cambio de técnico, no han sido suficientes.

Y es que el Barça se ha despedido en menos de una semana de la Copa, sedante de las dos últimas temporadas, y ha echado prácticamente por borda todas sus opciones ligueras. Ya no le queda más que aferrarse a una competición en la que todavía está varios escalones por debajo.

Un liderato casi inalcanzable

Después de un exigente primer partido contra el Athletic en el que las azulgrana ganaron gracias a un gol en propia puerta de Ainhoa Álvarez, el Barça superó sus seis primeras jornadas, con mejor o peor juego, pero con victoria. El primer pinchazo llegó en el partido aplazado de la jornada 2 frente al Levante, que se tuvo que posponer hasta el 24 de octubre debido a una intoxicación alimenticia de las catalanas en su viaje a Kazajistán para disputar los dieciseisavos de final de la Champions.

Las azulgrana se enfrentaron al renovado Levante en un partido que pudieron ganar, pero también perder. Pesó la falta de definición y, gracias a un empate a cero, el Atlético logró su primera ventaja; dos puntos sobre su principal rival y cuatro sobre las granotas. El segundo avisó acerca de que la competitividad liguera no tardaría en llegar; mientras el Atlético se imponía al Levante por 2-0, el Barça tuvo que hacer frente a un nuevo pinchazo. No pasó del 0-0 ante el Valencia y mostró una falta de intensidad preocupante a lo largo de todo el partido a excepción de los últimos 20 minutos de partido.

Toni Duggan Barça Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Toni Duggan celebra el 2-1 ante el Atleti en Liga | Foto: FC Barcelona

Así, con tan solo ocho jornadas disputadas, las colchoneras aumentaban su ventaja a cuatro puntos, obligando al Barça una vez más a ir a remolque. El partidazo en el Mini Estadi entre ambos equipos sería la clave del rumbo que podría tomar la Liga. En un choque en el que las colchoneras fueron superiores a lo largo de gran parte del encuentro, certificando su superioridad con gol, solo una desafortunada acción de Lola Gallardo metió al Barça en el partido y le permitió remontar. Las de Fran Sánchez, por entonces entrenador, superaban así un examen complicado para ponerse a solo uno del Atlético.

A partir de ahí, ambos equipos siguieron haciendo sus deberes, pero a pesar de las goleadas (frente a Madrid CFF, Málaga), el Atlético daba mucha mayor sensación de peligro, mientras que al Barça le costaba más generar acciones de juego y, sobre todo, marcar goles. La falta de una goleadora nata se hizo evidente en el partido contra el Espanyol, que supuso el tercer empate de la temporada y también la destitución de Sánchez. Así, con un nuevo hándicap de cuatro puntos, el Barça tenía prohibido fallar más para no descolgarse de la Liga.

Superó los exigentes partidos ante el Levante y el Athletic, y también venció al Albacete y al Rayo Vallecano. Pero una vez más, fue el Sporting quien echó por borda las aspiraciones ligueras del Barça, logrando remontar un 1-0 adverso en el Mini Estadi y demostrando mucha más intensidad, necesidad, valentía y ganas de las que mostraron las azulgrana. 13 de febrero y el Atlético aventaja a las culés por seis puntos. Una liga prácticamente imposible salvo desastre colchonero y la incapacidad de hacerse con el cetro por cuarto año consecutivo.

Barça Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Hamraoui y Aitana, cabizbajas tras la derrota ante el Sporting | Foto: Samu Hernández

Sin el consuelo de la Copa

La falta de alma, de intensidad, de motivación, de propuesta y de confianza condenan al Barça a una nueva temporada sin el título liguero, que se fijaba como principal objetivo a principios de temporada. Y con la Liga prácticamente perdida, la Copa de la Reina, título que el Barça ha ganado las dos últimas temporadas y que ha servido de tirita para cubrir las carencias del equipo, se pincelaba como una obligación.

Las azulgrana superaron las primeras rondas sin demasiado sufrimiento; 2-0 al Espanyol y 0-3 al Madrid CFF. Pero el azar quiso que se viviera una final anticipada en el partido más atractivo -a priori- que se puede ver actualmente en el fútbol español; Atlético de Madrid y Barça. La semifinal llegaba con dos equipos con sensaciones muy diferentes. Mientras el líder de la Liga llegaba enchufado y con más confianza que nunca, el Barça lo hacía tras perder contra el Sporting de Huelva y con la obligación de ganar para salvar la temporada.

Barça Atlético Femenino Copa de la Reina Soccer City

El Atleti celebra un gol en Copa frente al Barça | Foto: Atlético de Madrid

El partido hizo evidentes las diferentes dinámicas de ambos equipos. El Atlético fue totalmente superior, con las ideas más claras y con un ataque directo y eficaz, además de una presión alta para evitar cualquier intento del Barça de acercarse a la portería custodiada por Lola Gallardo. Fue Sandra Paños quien tuvo el mayor trabajo en el partido de semifinales. Con un 2-0 que premió la iniciativa local, las colchoneras se encaminaron hacia una oportunidad histórica de lograr el doblete, mientras que las culés se despedían de una oportunidad de oro para evitar el año en blanco.

La improbable Champions como única solución

A 18 de febrero, y a falta de 9 jornadas para que acabe el campeonato liguero, se antoja imposible que, vistas las dinámicas de Barça y Atleti, las azulgrana logren recortar la diferencia de seis puntos que les separa de su rival, sobre todo teniendo en cuenta lo ajustadas que han sido las últimas temporadas. Así, tienen que apostarlo todo por una Champions en la que se han centrado demasiado desde el principio sin ser éste su objetivo principal.

Lo cierto es que las azulgrana suelen mostrar una mejor versión en la competición europea -obviando el partido de ida no televisado que las azulgrana perdieron ante el BIIK Kazygurt, donde no falta la intensidad y el hambre que sí se observa en Liga-. Pero no deja de ser una apuesta arriesgada que toda la temporada pase por lo que hagan las azulgranas en Champions.

Aunque el azar ha querido que los cruces sean los mejores para lograr una histórica final, eso no quiere decir que sea fácil. Antes tendrán que vencer al LSK Kvinner de Guro Reiten en cuartos de final, donde a priori las azulgrana deberían ser favoritas. Pero lo más posible sería que en unas hipotéticas semifinales el Barça se cruzara con un Bayern que acaba de ganar al Wolfsburgo por 4-2 y que lucha por el título.

Barça Bayern Femenino UWCL Soccer City

El Bayern celebra su victoria por 4-2 ante el Wolfsburgo. | Foto: FCBrauen

Un Bayern contra el que, de realizar el mismo partido que se vio contra el Atleti, no se lo pondría nada fácil al equipo actualmente dirigido por Lluís Cortés. Por lo tanto, camino largo antes de llegar a una deseada y soñada final, pero todavía hipotética, en la que el rival sería presumiblemente uno por encima del nivel del Barça. Una final que se antoja todavía muy lejana y, sobre todo, un título que queda muy lejos de lo visto hasta la fecha.

Difícilmente se puede imaginar un partido en el que el Barça pueda ser capaz de vencer al todopoderoso Lyon de Hegerberg o a la apisonadora goleadora que es el Wolfsburgo con Pernille Harder, Caroline Hansen y Alexandra Popp. Lograr lo imposible es la única forma de tapar y e intentar justificar el fracaso liguero.

Más nombre que equipo

Si hay una diferencia entre lo que transmite el Atleti y lo que transmite el Barça y que a la larga está demostrando ser clave, es la sensación de ser un equipo. Las azulgrana, que cuentan con el mayor presupuesto de la categoría, también tienen la capacidad económica para hacerse con nombres más sonados en el nombre futbolístico. Así fueron principalmente las incorporaciones de Lieke Martens y de Kheira Hamraoui, e incluso de Toni Duggan y de Andressa Alves, a quien se la calificó de «estrella brasileña» sin llegar a serlo.

El Barça demuestra temporada tras temporada su desacierto con los fichajes. Jugadoras que no terminan de adaptarse al juego, que no rinden como se espera y que no deciden tanto como debieran. Jugadoras que, individualmente tienen una técnica y calidad envidiables, pero que no terminan de lograr la cohesión que sí logran en el bando rival. Son más quienes terminan yéndose o no funcionando -Bussaglia, Morroni, Andonova,- que las que logran conventirse en imprescindibles -Mapi Léon, Lieke Martens, a pesar de lo poco que le favorece el sistema de juego culé-.

Mapi León Barça Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Mapi León, uno de los mejores fichajes del Barça | Foto: FC Barcelona

La confianza plena en todas sus jugadoras, la intensidad en todos los partidos, el respeto por el rival sea la posición que ocupe de la tabla, la adaptación de todas las jugadoras y la piña que forman son solo algunos de los motivos por los que las colchoneras vuelven a ganar la partida a las culés. Al Barça, la calidad individual de sus jugadoras y sobre todo el físico superior a la mayoría de equipos, le ha salvado las castañas en muchos partidos, pero hay determinados momentos en los que no es suficiente y se aprecian las carencias.

Jugadoras como Sandra Paños, Mapi León y Alexia Putellas deberían ser referentes en cuestión de coraje, confianza y actitud. Pero no todo pasa por las jugadoras.

Cambios necesarios

Uno de los principales aspectos en los que el Barça debe buscar un rumbo nuevo de forma urgente es en su cuerpo técnico. Tres entrenadores seguidos que, a pesar de tener sus diferencias, han seguido una línea continua que ha propiciado que el Barça caiga siempre en sus mismos errores. Los años finales de Xavi Llorens, cuando aumentó su competencia, Fran Sánchez y Lluís Cortés, los tres han terminado repitiendo los mismos fallos sin dar con la pieza clave.

Es por ello que, para que el Barça realmente encuentre un nuevo rumbo, debería buscar gente externa que trajera una nueva energía, y que propusiera algo nuevo más allá del juego y sistema habitual al que todos los equipos se han acostumbrado, especialmente el Atlético. Alguien que sea capaz de aprovechar la calidad de la plantilla. Un entrenador -o entrenadora- capaz de motivar lo suficiente a las jugadoras y darles la confianza necesaria para rendir al máximo a lo largo de la temporada, cogiendo como referencia a futbolistas clave como Paños, Mapi León o Alexia, siempre mostrando confianza, actitud e intensidad.

Barça Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Las jugadoras del Barça conjurándose antes de un partido | Foto: FC Barcelona

Es también una tarea pendiente el cuidar mejor a las jugadoras y a la cantera, no perder talentos en bruto como ya ha pasado con Laia Aleixandri o Berta Pujadas. Valorar lo de dentro, y después ir a por lo de fuera. Crear equipo.

El Barça se enfrenta a un tramo final de temporada complicado en el que tendrá que tirar de orgullo para intentar conseguir lo que su calidad no ha logrado. Prácticamente habiendo dicho adiós a los dos títulos a los que optaba a mediados de febrero, tan solo le queda aspirar a una Champions que, hoy en día, queda muy lejana. Lo más positivo sería aprender de las últimas temporadas, hacer autocrítica y buscar la pieza que falta para que el equipo empiece a funcionar y a jugar al nivel que debería.

 

Foto principal: Samu Hernández

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies