El meteórico crecimiento de Frenkie de Jong | Soccer City
5095
post-template-default,single,single-post,postid-5095,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El meteórico crecimiento de Frenkie de Jong

Regreso a la Champions League cuatro años después y con un inicio de temporada ilusionante en la Eredivisie. Un guion que parece estar escrito por el mismo autor que relató los mejores años del Ajax. Toda historia tiene un protagonista y los focos del Johan Cruijff Arena parecen haberlo encontrado cada vez que rueda el balón en Amsterdam: Frenkie de Jong.

El joven jugador de 21 años no es uno más de los innumerables talentos salidos de la fábrica ajacied. Frenkie se formó en la cantera del Willem II, equipo que abandonaría en 2015 para recalar en el Jong Ajax -filial del club-. Un fugaz retorno a Tilburg, como cedido, sería el paso previo del chico antes de recalar definitivamente en el Ajax en 2016.

Sus primeros pasos en Tilburg

Frenkie de Jong empezó jugando al fútbol en su pequeña ciudad natal de Arkel, Holanda, donde rápidamente se vería que no era un chico habitual cuando tenía el balón en los pies. Con tan solo 8 años de edad, en 2005, el Willem II se interesaría y acabaría acordando un traspaso para seguir formando al jugador en sus categorías inferiores.

Cuatro años más tarde, en 2009, el Willem y el RKC Waalwijk llegarían a un acuerdo para trabajar juntos en la formación de jugadores y es entonces cuando Frenkie de Jong formaría parte de los dos clubes. Un acuerdo que a día de hoy beneficia a ambos equipos en el caso de una venta del joven jugador, ya que la FIFA acuerda un pequeño porcentaje del dinero del traspaso a los clubes formadores.

De Jong Soccer City

Frenkie de Jong durante su etapa en el Willem | Foto: Willem II

Sería en Tilburg donde Frenkie de Jong se daría a conocer en el panorama nacional y llamaría la atención del Ajax, entre otros clubes. El jugador holandés, de entonces 18 años y 3 meses, vería como en 2015, Willem y Ajax pactarían su fichaje para jugar en el filial del club de Amsterdam -Jong Ajax- entonces entrenado por el mítico central holandés Jaap Stam.

Una de las cláusulas pactadas en ese acuerdo era que Frenkie de Jong se quedara como cedido esa temporada en el Willem II; una opción realmente interesante para las tres partes. El Willem contaría con el talento del jugador en su retorno a la Eredivisie, el jugador podría crecer en la máxima competición holandesa y el Ajax controlarlo de cerca.

Su debut en la Eredivisie llegaría el 3 de Octubre de ese mismo año al sustituir a Robbie Haemhouts en el minuto 70 del partido que el Willem perdería 0-1 en casa ante el PEC Zwolle. Esos son los primeros y únicos minutos que Frenkie de Jong jugaría en la Eredivisie con el equipo de Tilburg. También disputó poco más de media hora en el encuentro de la KNVB Beker frente al G.A Eagles. El resto de encuentros Frenkie los jugaría con el filial del Willem hasta finalizar su cesión y volver al Ajax.

Quemando etapas a la velocidad de la luz

La temporada 2016/2017 es la que empieza a lanzar al pequeño Frenkie como uno de los nombres más prometedores de todo el panorama holandés. Este año de Jong empezaría a combinar el filial del Ajax con apariciones en la Eredivisie -marcando su primer gol ante el G.A. Eagles-, KNVB Beker o la Europa League -disputando unos minutos en la final ante el Manchester United.

Su gran rendimiento puede tener como culpable al que entonces era el técnico del Jong Ajax, su gran valedor, Marcel Keizer. El entrenador venía de sustituir a Jaap Stam y, gracias a ello, Frenkie empezaría a hacerse con el rol de líder absoluto de un equipo que jugaba al compás que él marcaba. Sus números esa temporada en el equipo filial demostraban que esa categoría se le quedaba muy pequeña al jugador -31 partidos, 6 goles y 8 asistencias- y quedando como segundo clasificado en la Eerste Divisie -segunda división- como equipo más goleador.

El siguiente año, 2017/2018, es el definitivo en el crecimiento de Frenkie. Una temporada que le permitía ser bautizado ante todo el continente gracias a su grandes actuaciones y su protagonismo en el primer equipo ajacied. De Jong jugaría gran parte de los encuentros de la temporada (26) en los que aportaría nueve asistencias y un gol en sus cerca de 1.800 minutos jugados.

De Jong Soccer City

Llamado a liderar la nueva generación neerlandesa | Foto: Ajax Amsterdam

La meteórica carrera de Frenkie, que está ascendiendo su valor a una velocidad de vértigo, le lleva a disputar sus primeros minutos con la selección holandesa esta misma temporada 2018/2019. Su debut ante Perú dejó boquiabiertos a propios y extraños, ya que el jugador ofreció al espectador una segunda parte increíble con un 100% de efectividad en sus 21 intervenciones. Suyo fue el robo y posterior asistencia a Memphis Depay en el tanto del empate. Unos primeros minutos con la selección «oranje» que solo pudo eclipsar la emotiva despedida del gran Wesley Sneijder.

Sensacional mediocentro pero con dudas como central

La posición de Frenkie de Jong es la de mediocentro, aunque en sus inicios, tenia una faceta mucho más ofensiva. Un jugador que por sus cualidades puede adaptarse a otras posiciones en las que ya ha jugado en categorías inferiores como central, pivote o incluso extremo. Sin embargo su rendimiento baja sacándolo de su hábitat natural.

En el centro del campo es súblime. Un jugador que destaca por su visión del juego, desplazamientos largos, confianza en si mismo, control del balón y una libertad sobre el césped autorizada por Erik Ten Hag -entrenador en el Ajax- que le permite llegar a la frontal del área con cierto peligro ya sea como finalizador o asistente. Sus cualidades técnicas también le destacan como un buen regateador, en ocasiones vemos a Frenkie romper líneas de presión simplemente con el primer control. Una habilidad que le provocar superioridad sobre el rival simplemente con recibir el balón.

En ocasiones se ha podido ver a Frenkie actuar como pivote defensivo. Una posición en la que el chico se incrusta como falso central ocasionando superioridad defensiva sobre el rival. Es un jugador sacrificado en el aspecto defensivo aunque, por su corta edad todavía, hay detalles que le faltan por pulir.Si bien sus cualidades le permiten ser un jugador excepcional en el centro del campo, en posiciones más atrasadas como la de central vemos que su nivel se ve ligeramente afectado.

De Jong Soccer City

Minutos previos al encuentro | Foto: Ajax Amsterdam

Frenkie no es el mismo en el eje de la zaga, su confianza le ha jugado más de una mala pasada por, simplemente, no despejar un balón y querer jugarlo en situaciones límite. La contundencia es otro déficit que debe mejorar. Jugadas en las que poner el pie en un balón dividido o pelear uno aéreo se le hacen un mundo por no ser lo suficiente agresivo.

Frenkie de Jong es un jugador nacido para liderar todo equipo en el que juegue. El hombre por el que ya han empezado una guerra los grandes clubes del mundo para hacerse con sus servicios. Barcelona, Real Madrid, Manchester City, Bayern… destinos soñados por todos los jugadores del mundo y que este chico deberá elegir cual es el indicado. Por el momento, seguir disfrutando de él en el Ajax es un privilegio para el aficionado a este deporte, sea cual sea su equipo.

 

 

 

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies