El Deportivo quiere seguir mejorando | Soccer City
6316
post-template-default,single,single-post,postid-6316,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Deportivo Soccer City

El Deportivo quiere seguir mejorando

El tramo inicial de temporada le ha sido suficiente al Deportivo de la Coruña para demostrar su clara candidatura al ascenso. Aún así, técnico y jugadores creen que no ha llegado todavía la mejor versión del equipo.

Ambicioso es el adjetivo que se le puede poner al Deportivo tras las decena de jornadas completadas. 22 de 33 puntos posibles colocan a los norteños en el segundo lugar de la tabla, y lo que es mejor de todo, entre los conjuntos que mejor juego está desarrollando. Prueba de ello, estadísticamente hablando, es la fantástica relación entre los goles anotados y encajados. 18 a favor y solo ocho en contra, lo que le convierte en uno de los mejores de toda la competición.

El reto de Natxo González es devolver al Deportivo de la Coruña a Primera División. Hasta la fecha, el técnico vitoriano está cumpliendo la meta fijada por la dirección deportiva. De hecho, con creces. Practicando un fútbol muy atractivo, atrayendo a gran masa de aficionados al feudo blanquiazul y, sobre todo, no echando de menos las sensibles bajas del mercado estival, típicas cuando se desciende de categoría, las cuales se repusieron con nuevos hombres que están rindiendo al máximo con la elástica deportivista.

Riazor disfruta con razón

Muy pocas críticas están recibiendo los gallegos en este primer tramo de temporada. El vistoso fútbol que está poniendo en práctica Natxo González está dando sus frutos. El gran número de pases a la hora de construir las jugadas desde atrás, las buenas combinaciones buscando siempre el espacio entre líneas, sobre todo a partir de la parcela de tres cuartos de campo, están otorgando muchos aspectos positivos al equipo deportivista.

Más aún gracias a la tendencia a abrir mucho el campo y buscar a las referencias ofensivas como Quique González -segundo máximo goleador de la categoría con siete tantos-, Carlos Fernández y Borja Valle, los tres hombres que articulan el más que habitual 4-3-3 del entrenador vasco y que ya suman entre todos ellos 14 de los 18 goles del equipo. Uno de los tríos más letales de toda la competición.


»La fuerte presión alta se traduce en confianza por parte de la línea defensiva


Además, otro aspecto a tener en cuenta es la fuerte presión que se practica en las posiciones más adelantadas, que se traduce en una plena confianza por parte de la rocosa línea de cuatro futbolistas que articulan la zaga. La misma ha conseguido que el Deportivo de la Coruña sea uno de los equipos que menos goles recibe de toda la categoría de plata. Importantes hombres como David Simón, Saúl García, Domingos Duarte y Michele Somma, entre muchos otros dependiendo de las variaciones, configuran dicha defensa gallega.

Unos metros más hacia adelante, el timón del barco se lo reparten entre Edu Expósito, Álex Bergantiños y Vicente Gómez, de quienes no se puede dudar ni un solo segundo en cuestión de calidad y experiencia. Ellos son una de las claves por las que la escuadra norteña se siente cómoda con el balón en los pies. El Deportivo es el tercer equipo con mejor registro en su propio feudo. Con mucha razón disfruta el público de Riazor con sus jugadores cada dos semanas.

Depotivor Soccer City

Quique González celebrando el gol de la victoria en Extremadura | LaLiga

Natxo González es consciente de la calidad de los suyos. Hace un par de semanas, tras el empate en el partido disputado en Córdoba, donde se quedaron con solo nueve jugadores, elogió a los suyos: «A pesar de todos los inconvenientes que se nos han puesto por delante, hemos conseguido crear tres o cuatro ocasiones claras. Si así estuvimos mal, cuando estemos bien podemos hacer cosas mucho más grandes«.

Aunque el Dépor esté en puestos de ascenso directo, él mismo y los propios jugadores saben que pueden dar mucho más de sí y cerrar los partidos con mayor tranquilidad y holgura. La incontestable afición, cada vez que los suyos se ponen por delante, se ve apoderada por el sosiego. La mayoría de los duelos acaban con  un sufrimiento que podría ser mayor si el guardameta Dani Giménez no respondiese jornada tras jornada con sendas estiradas para dejar la portería a cero.

Ése es el principal aspecto en el que el Deportivo de la Coruña quiere mejorar para continuar demostrando que no está en lo más alto de la tabla por pura casualidad. Además, el mal inicio de rivales directos como Cádiz, Zaragoza y Sporting, lo debe aprovechar para crear un colchón, siempre importante en una competición tan larga como la categoría de plata. Y visto lo visto, los pupilos de Natxo González tienen lo necesario para hacerlo posible y seguir soñando.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies