El New York City de Domènec Torrent no despega | Soccer City
4245
post-template-default,single,single-post,postid-4245,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El New York City de Domènec Torrent no despega

Hace algo más de un mes desde que New York City anunciase a través de su página web la contratación de Domènec Torrent como su nuevo entrenador. El que hasta ese momento era considerado como la mano derecha de Pep Guardiola allá donde iba (esta última vez en Manchester), fue el elegido para suplir a Patrick Vieira.

Desde la llegada de Domènec Torrent, la franquicia neoyorquina, pese a un inicio esperanzador con el catalán, ha encadenado una mala dinámica desde finales de julio (ha ganado un solo partido de los ocho disputados). Esto ha provocado, no solo que se alejen de los dos primeros puestos de Playoffs, sino que vean amenazada su 3ª plaza por Columbus Crew y Philadelphia Union, contando con dos partidos más que ellos.

Unos skyblues irreconocibles tácticamente

Sin duda, el fiel reflejo de que el New York City no está bien es su rendimiento puramente futbolístico. La franquicia del Bronx siempre se caracterizó con Vieira por su amor a la pelota, pero, sobre todo, el tremendo peligro que suscitaba verles merodear el área rival. Ahora, con Torrent en el banquillo, ocurre justo lo contrario. Un equipo sin ideas, sin un faro que les guíe por el camino correcto. Y mucho menos fiables a la hora de defender, especialmente en esas transiciones defensivas donde sufren más.

Son varios los esquemas que ha intentado probar para, de una vez por todas, dar con la tecla: 4-3-3, 4-4-2 en rombo y hasta un 5-4-1 en el Hudson River Derby. Sin embargo, todo esto, sin éxito. Un único triunfo en los últimos ocho partidos es el balance que presentan durante los meses veraniegos. El resto se cuentan por tres empates y cuatro derrotas. No obstante, resulta paradójico que en prácticamente todos estos enfrentamientos saliesen como dominadores de los 90′ (control exagerado de la posesión y una media de casi 15 disparos).

David Villa New Yor CIty FC Soccer City MLS

David Villa en el último partido en MLS | Foto: New York City FC

Ese mal momento coincidió con las lesiones de jugadores fundamentales en la zona ofensiva: David Villa, Jo Inge Berget Jesús Medina. Además de las llamadas internacionales de los Ismael Tajouri y Rodney Wallace. Una merma del ataque que invitó -y obligó, más bien- a Domenèc Torrent a hacer malabares para completar no solo una convocatoria, sino un once inicial competente. Uno de los pocos que ha seguido tirando del carro ha sido el argentino Maximiliano ‘El Frasquito’ Morález.

El Bronx dejó de ser un fortín

Uno de los principales fuertes que mostraba la franquicia skyblue era la de jugar de local. El Yankee Stadium pasó de ser una fortaleza a un lugar en el que cada rival que pasaba cobraba un peaje positivo en forma de puntos. En los últimos cuatro partidos en el Bronx no han saboreado la victoria (tres empates y una derrota). Esta pérdida de puntos en su hogar les ha hecho perder comba en la zona alta de la tabla, alejándose de Atlanta United y de sus archienemigos, los New York Red Bulls.

Dentro de esa vorágine tan negativa que ha envuelto a New York City, Torrent ha encontrado un joven diamante en la mina citizen: James Sands. Producto oficial de la academia neoyorquina que, hace apenas unas semanas, se encontraba cedido en el Louisville City de la USL. Precisamente, esa cantidad de bajas y el corto roster obligaron al catalán a echar mano de la cantera. Cancelaron su cesión y, no solamente le hicieron volver, sino que en su primer partido jugaría de titular. Eso sí, lo hizo como interior a pesar de ser un pivote natural, zona que ya ocupó en el segundo duelo. Y a pesar de los malos resultados, el futbolista de 18 años de Rye fue una de las notas más positivas.

 

James Sands en el momento que conoció a David Villa y Andrea Pirlo la pasada temporada | Foto: NYCFC

Habrá que esperar a ver cómo se sigue desarrollando New York City y el propio Sands en la recta final de la fase regular de MLS. Con los Playoffs a la vuelta de la esquina, resulta crucial quedar en el mejor puesto posible. Con el primer y segundo algo lejos y difíciles de alcanzar -pero no imposibles-, parece que los skyblues tendrán que defender con sangre, sudor y lágrimas su 3ª plaza. Esa que les de el privilegio de jugar la primera ronda de la postemporada en su feudo. Un Yankee Stadium que, obviamente, esperan volver a levantar haciendo de él su fortaleza.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies