El sentimiento prevalece | Soccer City
10754
post-template-default,single,single-post,postid-10754,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El sentimiento prevalece

La marcha de Pablo Machín ha hecho maniobrar al Sevilla y desde la Secretaría General, han decidido apostar por el sentimiento sevillista. Caparrós, en el banquillo, y un Monchi que regresa serán quienes lideren al equipo y proyecten la sombra del Sevilla en el futuro. Dos hombres de la casa para dar significado al club. 

El Sevilla ha pagado la mala planificación deportiva que se realizó a comienzo de temporada. Para enmendar los errores, se han tomado medidas para intentar enderezar el camino y poner los mimbres del futuro. Pablo Machín ha sido quien ha pagado los platos rotos y el soriano, fue destituido como técnico sevillista. El pésimo mes de febrero, la eliminación copera y, sobre todo, caer en Praga en la prórroga con un gol que delató las carencias sevillistas condenaron a un Pablo Machín que llegó a la capital andaluza para encandilar Nervión.

Lejos de llegar a ser la solución, pasó de ser el héroe al villano de la película. Perdió el crédito que se le había otorgado y el Sevilla se agarra a un hombre que conoce bien de cerca la entidad. Joaquín Caparrós será quien cogerá al equipo sevillista hasta final de temporada, mínimo, y el utrerano ya estuvo en una situación parecida la temporada pasada. Cuando Vincenzo Montella fue destituido, Caparrós acabó el curso 17/18 para conseguir la clasificación europea, y consiguió los objetivos.

Caparrós, de vuelta al banquillo

El Sevilla guarda un buen recuerda de Joaquín Caparrós en el banquillo nervionense. Estuvo durante cinco temporadas como técnico rojiblanco a principios de siglo. En su primera etapa al frente del Sevilla cumplió con todas las expectativas y se marchó al Deportivo de La Coruña. Pero el fútbol da muchas vueltas y la temporada pasada, tuvo que volver a dirigir al Sevilla como urgencia. En esta segunda etapa disputó cuatro partidos donde consiguió tres victorias y un empate. Dejó al Sevilla clasificado para la Europa League y volvió a cumplir con las exigencias.

Esta temporada no es diferente. Caparrós coge las riendas de un Sevilla en urgencia y necesitado de buenas sensaciones. El club hispalense se encomienda al buen hacer del utrerano para volver a conseguir los objetivos: asentarse en puestos europeos y luchar por la cuarta plaza.


El utrerano es el entrenador con más partidos en la historia del Sevilla y en Primera con los rojiblancos


El sentido sevillista se hace más presente que nunca con Caparrós en el banquillo. La dirección deportiva decidió apelar a los sentimientos y apostar por un técnico que sabe bien lo que significa ser del Sevilla. Con muchas jornadas por delante, las maniobras de reacción eran muy amplias, aunque la elegida fue la de jugar con corazón más que con la cabeza.

Debutó en el RCDE Stadium ante el Espanyol y ya dejó ver variaciones con respecto a Machín. Volvió a la defensa de cuatro y además, apostó por un 4-4-2 algo peculiar. Banega apareció como hombre de banda. El argentino, partiendo hacia el centro, dejó mucho carril para Jesús Navas. Fue la primera prueba para el Sevilla de Caparrós y dejó pistas de lo que podrá ser.

Monchi para cerrar el tándem

Esto ha provocado que Joaquín Caparrós deje de ser Director de Fútbol -similar al Director Deportivo-. Por lo que el Sevilla ha tenido también que buscar una pieza para esta parcela de la entidad y preparar la próxima temporada. Aquí llegó el segundo abanderado del sevillismo.

El Sevilla cerró la vuelta de Ramón Rodríguez Verdejo, Monchi, como la cabeza visible de la dirección deportiva. Tras abandonar la Roma, se especuló con la posible marcha de Monchi a la Premier League, pero el gaditano prefirió volver a casa e intentar remontar el vuelo con el Sevilla.

Caparrós Soccer City

Monchi en el Sánchez-Pizjuán | Foto: Sevilla FC

De esta forma, vuelve a Nervión el hijo artífice de la gran época dorada del Sevilla. En su primera temporada en la Roma alcanzó las semifinales de la Champions, pero en su segunda campaña, la historia ha sido bien distinta. Tras ser cuestionado, la vuelta a casa ha sido la opción más factible para Monchi porque cuenta con todo el respaldo de la directiva.

El ‘León de San Fernando’ dispondrá de cualquier poder para confeccionar la nueva plantilla y ya se ha puesto manos a la obra. Conocedor del club hasta sus entrañas, los nervionenses se encomiendan al buen hacer y talento de Monchi para revitalizar a un Sevilla que no termina de arrancar en estas dos últimas temporadas, precisamente cuando Monchi abandonó el club.

Monchi y Caparrós vuelven para formar un tándem que suena a historias pasadas. Ambos coincidieron en un Sevilla con serios problemas económicos y financieros, donde asentaron las bases del actual cuadro de Nervión. Ahora, sin perder la vista en el pasado, deben volver a estabilizar a un Sevilla que quiere mirar al futuro. Dos figuras claves que llevan el sevillismo por bandera.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies