El sueño europeo coge forma | Soccer City
11507
post-template-default,single,single-post,postid-11507,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Barça Femenino Champions Soccer City

El sueño europeo coge forma

El conjunto azulgrana salió triunfal de su visita a Múnich gracias a un gol de Hamraoui que encarrila la semifinal de la Champions. Es la primera victoria de un equipo español ante uno alemán, y para el Barça puede suponer alcanzar de forma prematura una final que lleva años buscando.  

La primera de las dos grandes citas de semifinales del Barça se aprobó con notable alto. El conjunto de Lluís Cortés se mostró superior al Bayern de Múnich y se impuso por la mínima en un partido en el que se topó con el palo en dos ocasiones y reclamó un penalti no pitado. El buen hacer de las azulgrana se vio recompensado con un tanto de Kheira Hamraoui que abre la puerta a la cada vez más cercana final de la Champions. El sueño sigue cogiendo forma.

Oportunidad única

En caso de resolver de forma positiva la vuelta en el Mini Estadi -que tras el partido en Alemania ha colgado el cartel de vendido-, las azulgrana alcanzarían una final para la que el club lleva ya varias temporadas preparándose. Esta posible final se ha marcado como objetivo a corto plazo dentro de la entidad catalana, y el sorteo quiso que al Barça se le presentara la mejor ocasión para llegar a ella este año.

El azar quiso que quedaran emparejadas en el cuadro más asequible, que no fácil. Por ello, en caso de salir airosas del partido del Mini, el conjunto culé se enfrentaría –hipotéticamente– al Lyon. Sería un partido en el que mostrar si las jugadoras con las que está reforzándose el club temporada tras temporada están realmente mejorando el nivel del equipo en Europa. Todavía varios escalones por detrás de las francesas, la victoria sería algo más que un sueño.

Barça Champions Soccer City

Las jugadoras celebran en el vestuario el triunfo ante el Bayern | Foto: FC Barcelona

El Barça ha superado ronda tras ronda, llegando al punto en el que tan solo 90 minutos le separan de esa ansiada cita. Está más cerca que nunca de hacer historia, al tener la posibilidad de ser el primer equipo español en alcanzar la final de la máxima competición europea. Por lo que independientemente de que pueda ser temprano respecto a nivel para enfrentarse al Lyon, el conjunto culé se encuentra ante una oportunidad de oro que no quiere desperdiciar.

Valentía azulgrana

Hay dos términos con los que poder describir el partido del Barça frente al Bayern. Uno de ellos es «valentía». Las jugadoras azulgrana salieron a por el partido. Desde el principio se hicieron con el control del esférico, ya que el conjunto alemán les cedió la posesión y se quedó más replegado, buscando una presión alta con la que provocar el error rival, y a pesar de estar en terreno bávaro, las culés no se achantaron y dieron fe de sus intenciones.

Después de una buena ocasión de Duggan y dos palos- de Losada y de Hamraoui- el Barça se fue al descanso con la sensación de merecer el gol. Y el gol llegó en forma de un gran golpeo de la propia Kheira Hamraoui, que abrió el marcador en el 63′. Las de Cortés, lejos de conformarse, siguieron insistiendo y fueron valientes al buscar el segundo tanto. Nadie habría criticado que se cerraran atrás tras lograr un 0-1 más que positivo, pero aun así, quisieron ser fieles a su estilo.

Sandra Paños Barça Champions Femenino Soccer City

Sandra Paños volvió a brillar en Europa | Foto: FC Barcelona

Porque precisamente «fidelidad» es el segundo término destacado de esa semifinal. Las azulgrana fueron leales a su estilo de juego desde el momento en el que se anunció el once con el que afrontarían el partido. Un 4-3-3 más que esperado y que caracteriza al equipo, y en el que todas las jugadoras estuvieron sensacionales, pero donde destacaron nombres como los de Paños -poco requerida pero espectacular cuando se la necesitó-, Mapi León -providencial al corte-, Alexia -el motor del Barça-, Martens -desequilibrante por banda-, y, sobre todo, Kheira Hamraoui.

Hamraoui, clave

Si el Barça fichó a Kheira Hamraoui fue para partidos como el vivido el pasado domingo en el FC Bayern Campus ante unas gradas llenas. La francesa fue la principal apuesta del conjunto catalán el verano pasado, con el objetivo de seguir reforzando al equipo de cara a un futuro título europeo. Si Lieke Martens fue el fichaje estrella hace dos temporadas, la centrocampista proveniente del Lyon lo ha sido la vigente campaña.

Familiarizada con la Champions tras dos temporadas en el grande francés, donde disputó pocos minutos en la última campaña, llegó al Barça para ser titular indiscutible y un pilar en el esquema primero de Fran Sánchez y después de Lluís Cortés. Es un valor añadido en general para el equipo, y sobre todo lo es en esta competición por su experiencia previa. No es una jugadora muy goleadora, pero su presencia en el centro del campo es incuestionable.

Así, ante el Bayern fue una de las jugadoras más determinantes del equipo, en una noche en las que todas estuvieron de 10, ella tuvo un brillo especial. Dueña del centro del campo, acompañada por Vicky Losada -jugadora que se ha visto muy beneficiada de la llegada de Hamraoui debido a la libertad de movimiento que ésta le da- y Alexia, evitó cualquier intentó de dominar por parte del Bayern y se sumó al ataque, de donde salió el tanto que permite al Barça soñar más que nunca.

Kheira Hamraoui Barça Femenino Champions Soccer City

Kheira Hamraoui celebra el gol ante el Bayern | Foto: FC Barcelona

Tots al Mini

Ese sueño, que supondría un gran impulso para el fútbol español en general, tiene que culminarse el domingo 28 de abril a las 12.00 en el Mini Estadi. La ilusionante victoria ante el Bayern ha propiciado que las pocas entradas que quedaban a la venta para el choque se hayan terminado vendiendo, por lo que el Mini ha colgado el cartel de «vendido» (a excepción de un reducido número de entradas que no se venden por motivos de seguridad).

El objetivo, además de esa clara final de Budapest, también está en superar el récord que tiene el Barça de asistencia, que data de los cuartos de final de la temporada pasada ante el Olympique de Lyon, donde 12.178 personas vieron a las culés ponérselo difícil al campeón. Este año, 13.205 son las entradas totales emitidas, por lo que se espera mejorar esa cifra con la que, algún día, se espera poder promover la apertura del Camp Nou.

Las azulgrana pueden en seis días hacer historia. Con más confianza que nunca y con el mejor juego que se les recuerde en toda la temporada, están preparadas para certificar el pase. No lo tendrán fácil ante un Bayern que, a pesar de lo visto en la ida, tiene muchos recursos con los que dar la vuelta a la eliminatoria. No obstante, todo apunta a que el conjunto catalán volverá a salir valiente y confiado en busca de esa ansiada final. Una final que no solo sería un triunfo para la entidad culé, sino que también sería una victoria para todo el fútbol femenino español. Por eso, más que nunca, «tots al Mini».

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies