El título pasa por acabar con el gafe colchonero cuatro años después | Soccer City
6703
post-template-default,single,single-post,postid-6703,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Vicky Losada Barça Femenino Liga Iberdrola Soccer City

El título pasa por acabar con el gafe colchonero cuatro años después

Los encuentros entre el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, casi siempre decisivos de cara al título liguero, se han convertido en clásicos de la Liga Iberdrola. A nueve días de que las madrileñas visiten Barcelona, repasamos su rivalidad liguera, de la que las culés no salen victoriosas desde hace cuatro años.

Un gol de Ana Romero, más conocida como ‘Willy’ en el entorno futbolístico, dio la victoria al FC Barcelona sobre el Atlético de Madrid en una Liga que terminarían ganando las culés con ocho puntos de ventaja sobre las madrileñas, en el que sería su último título liguero hasta la fecha. Además, el mencionado partido, también sería el último que las azulgrana ganarían a las rojiblancas en la competición. Fue el 16 de noviembre de 2014, lo que suponen cuatro años sin conocer la victoria frente al Atleti.

Cuatro años sin ganar en el clásico actual de la Liga Iberdrola han llevado al Barça a tener que conformarse con la Copa de la Reina como único título –sin contar la Supercopa de Catalunya- en los dos últimos años, además de quedarse en blanco hace tres. Esta temporada, las azulgrana tienen el reto de volver a recuperar el cetro liguero cuatro años después –ganó dos ligas el Atleti y previamente una el Athletic-, pero lo cierto es que ambos equipos han tenido inicios dispares que, de momento, decantan la balanza una vez más a favor de las colchoneras.

Un Atlético imparable y un Barça con dudas

La temporada de la Liga Iberdrola comenzó una vez más con dos equipos al frente: Atlético de Madrid y FC Barcelona. Ambos equipos, reforzados en verano, partían con el papel de principales candidatos al título liguero. En el caso de las colchoneras sería el tercero consecutivo, y en el de la catalanas, el primero tras tres años de sequía. Pero este año se unió a la ecuación un tercer equipo, el Levante, que con incorporaciones a su plantilla de la talla de Ruth García, Sonia Bermúdez, Marta Corredera -procedentes de Barça y Atleti respectivamente-, Claudia Zornoza o Ivana Andrés, dio un salto en calidad tanto en plantilla como en aspiraciones.

Centrándonos en Atleti y Barça, alcanzada la sexta jornada, ambos equipos contaban con pleno de victorias, aunque en el caso de las segundas con un partido menos, el de la jornada 2 aplazado frente al Levante. Tanto Barça como Atlético lograron vencer en un campo complicado, Lezama. Mientras que las primeras ganaron con un gol en propia puerta de Ainhoa Álvarez, las madrileñas vencieron por 2-4 en un partido muy intenso en el que el Athletic se adelantó hasta en dos ocasiones. No obstante, los dos superaron un difícil escollo.

Atlético de Madrid FC Barcelona Femenino Liga Iberdrola Soccer City

El Barça ganó por la mínima al Athletic, en el que actualmente juega Unzué | Foto: Athletic Club

Por lo tanto, ambos equipos ganaban, pero era el Atlético quien dejaba más sensación de control en el terreno de juego. Un vendaval en el que cualquier jugadora podía anotar, pero con referentes goleadores arriba como Jenni Hermoso y Esther Gonzalez, que suman 11 goles entre ambas en 8 partidos. Al Barça le costaba más anotar, y la mayoría de sus goles venían de centrocampistas, sin una goleadora nata en punta; Toni Duggan no logró marcar hasta la séptima jornada.

Independientemente de las sensaciones, ambos conjuntos compartían liderato. El Barça, además, logró vencer en Huelva frente al Sporting en un campo que la temporada pasada se le atragantó y le condenó al segundo puesto. Pero después vino el primer test difícil para el conjunto dirigido por Fran Sánchez.

Dos tropezones en tres partidos

El 24 de octubre se disputó el partido correspondiente de la jornada 2, aplazado por una plaga de gastroenteritis entre las jugadoras del Barça posterior a su viaje a Kazajistán para disputar la Champions. La Ciudad Deportiva Joan Gamper recibía a un Levante prometedor que tan solo había cedido dos puntos y que quería demostrar su candidatura al título. Las de Sánchez, tenían la oportunidad de dar un golpe en la mesa para demostrar que este año el objetivo principal era la Liga.

El partido terminó empate a cero. El conjunto local fue incapaz de materializar ninguna de las ocasiones que tuvo, y en un larguísimo descuento de 12′ fruto de una lesión previa de Claudia Zornoza, cerca estuvo de perder cuando Jèssica Silva mandó un balón al larguero. Fran Sánchez fue incapaz de desatascar el partido ni dar con la pieza clave para sorprender al Levante, y el Barça se quedó con la posesión, pero no con los tres puntos, por lo que se abrió la primera brecha entre Atlético y Barça; dos puntos de diferencia. El primer test ante uno de los candidatos al título, terminó con un aprobado raspado.

Atlético de Madrid FC Barcelona Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Aitana Bonmatí disputa un balón con Jèssica Silva frente al Levante | Foto: FC Barcelona

Aunque a priori dos puntos no parecen demasiados, en ligas en las que el título se ha llegado a decidir por un único punto, es una ventaja considerable, a pesar de estar todavía en noviembre. Tras el tropezón culé, solventó su partido frente al Betis con un cómodo 3-0 y se le planteó un nuevo reto en la jornada 8; el Valencia. Y, además, el Atlético recibiría en el último partido del fin del semana al Levante. Los resultados de ambos partidos reflejaron las diferentes sensaciones que, a día de hoy, transmiten ambos equipos.

El Barça fue incapaz de anotar gol al Valencia en un partido en el que Fran Sánchez dejó en el banquillo a su máxima goleadora, Alexia, y la que no disputó ningún minuto. En un partido bastante gris, las culés no mostraron ideas, y a pesar de tener la posesión de balón, el peligro generado era más bien escaso y la defensa valencianista las contenía bien. Tan solo en los últimos 15′ el Barça mostró ganas e intensidad, pero no fue suficiente. Una vez más, Sánchez, demostró no tener recursos y el partido terminó con 0-0.

Quien sí hizo los deberes fue el Atlético, que solventó el partido frente al Levante por 2-0 en un partido que fue a ganar desde el primer minuto. La actitud de ambos equipos en el campo y la sintonía con el entrenador, favoreció una vez más al Atlético de Madrid. Y, en estas dinámicas diferentes en las que el Barça ya ha perdido cuatro puntos en tres partidos, los mismos que le separan de un Atleti con pleno de victorias, se presenta el Clásico de la Liga Iberdrola.

Un gafe que dura 4 años

El próximo 18 de noviembre a las 18:00, el Miniestadi vivirá el partidazo de la competición entre FC Barcelona y Atlético de Madrid, los dos equipos que han tenido su pelea particular por el título las dos últimas temporadas. El Barça, por plantilla, presupuesto y jugar como local, debería partir como favorito, pero lo cierto es que las culés hace tiempo que dejaron de ser superiores en los partidos frente al Atlético.


«El Barça no gana en Liga al Atleti desde el 16 de noviembre de 2011


Ya son cuatro años los que el Barça lleva sin ganar en Liga a las colchoneras, desde el 16 de noviembre de 2014. Desde entonces, dos victorias de las madrileñas y cinco empates, tres de ellos en los últimos tres partidos. Además, empates engañosos, ya que muchos de esos partidos se pudieron resolver a favor del Atlético. Aunque a priori un empate ante el vigente campeón de la Liga Iberdrola pueda parecer un buen resultado, lo cierto es que en Ligas tan ajustadas que se deciden por tan pocos puntos, estos partidos son determinantes. Y el Barça no ha logrado ganar en ninguno de los últimos 7 partidos.

La temporada pasada, la Liga la terminó ganando el Atleti con 77 puntos, por los 76 del Barça. Una victoria en uno de los dos partidos habría dado el título a las culés. La temporada anterior, pasó algo similar, solo que esta vez la diferencia era de tres puntos. No obstante, de haber ganado un solo partido frente a las colchoneras, el conjunto por entonces dirigido por Xavi Llorens se habría hecho con el título, pues la diferencia de goles estaba a su favor. Sin embargo, en ninguna de esas ocasiones fue posible, y la falta de determinación del Barça frente al Atlético le ha llevado a perder Ligas.

Atlético de Madrid FC Barcelona Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Foto correspondiente al último partido que ganó en Liga el Barça al Atleti | Foto: FC Barcelona / Javi Salgado

El efecto Atlético

Cuando las azulgrana se enfrentan a las colchoneras, sufren una transformación radical en la que pierden su esencia de juego -esencia que en la vigente temporada todavía es difícil de encontrar ya que todavía no se logra comprender del todo cuál es el juego propuesto por el Barça. Generalmente, las rojiblancas salen con mucha intensidad y van a por el partido, con actitud, ganas e intensidad. Pero las azulgranas suelen dar la sensación de salir a verlas venir.

Da la sensación de que jugar frente al Atlético cambia por completo a la plantilla del Barça. Es un quiero y no puedo en el que no terminan de encontrarse y en el que las colchoneras imponen su juego sin esforzarse demasiado. Las culés tienen suerte de contar con una plantilla de calidad con la que mantener a raya al conjunto rival, pero lo cierto es que en los partidos frente al Atlético, se suele ver a un Barça sin ideas que no sabe cómo ganar a este equipo.

Atlético de Madrid FC Barcelona Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Patri Guijarro disputa un balón contra el Atleti la temporada pasada | Foto: Atlético de Madrid

El conjunto actualmente dirigido por Sánchez Vera se ha convertido en una de las bestias negras del Barça. Es cierto que ha logrado puntuar en sus últimos tres enfrentamientos ligueros frente a ellas, pero esos empates siempre han favorecido al Atlético. Y, este año, el primer partido entre el Barça y el Atlético puede ser más determinante que nunca. Con pleno de victorias, si el Atleti ganara en el Mini, ampliaría su ventaja respecto al Barça a siete puntos prácticamente irrecuperables. En noviembre.

En caso de ganar el Barça, la ventaja se reduciría a un punto, que volvería a encender la lucha por la liga. Y es lo único que vale para el Barça; la victoria. Un empate sería mucho más beneficioso para el Atleti porque mantendría su ventaja de cuatro puntos y volvería a reflejar el gafe de Barça frente a este equipo. Por lo tanto, un Clásico temprano que será decisivo de cara a los objetivos de ambos equipos.

Continuando con los enfrentamientos entre Barça y Atleti, es curiosa la diferencia es abismal en cuanto a los enfrentamientos ligueros y a los de Copa. Las tres últimas finales de la Copa de la Reina han sido Atlético-Barça, y las segundas han ganado las dos últimas. Desplegando un juego inteligente, jugando de tú a tú al equipo rival -lo que no se transmite en Liga- y dejando muchas mejores sensaciones que en Liga. Quizá, porque la Copa de la Reina ha sido el premio de consolación del Barça en los últimos dos años y la única forma de no terminar en blanco.

Volviendo a la Liga, para no repetir un cuarto año sin título y quedarse sin opciones en noviembre, el Barça tiene la obligación de ganar partido el en el que se verá las caras con antiguas conocidas.

Doblete de jugadoras

Una de las cosas que definen la rivalidad entre el Atlético y el Barça, son los numerosos intercambios de jugadoras que han tenido a lo largo de los años. Kenti Robles, Mapi León, Andrea Falcón, Andrea Pereira, Laia Aleixandri, Jenni Hermoso y Olga García son tan solo algunos de los nombres de las jugadoras que han vestido ambas camisetas y que actualmente siguen en alguno de los dos equipos, por no hablar de Sonia Bermúdez y Marta Corredera, que a pesar de vestir ahora la elástica del Levante, también han pasado por ambos clubes.

En los últimos años, los intercambios han sido más beneficiosos para el Atlético de Madrid en cuanto a títulos. La temporada 2015/16 el Barça se quedó en blanco al perder el título liguero en favor del Athletic y la final de la Copa de la Reina frente al Atlético. Atlético en el que jugaba por aquel entonces Sonia Bermúdez, Pichichi del Barça desde 2011 hasta 2015, tras haber dejado el club catalán. Las dos siguientes temporadas el Atlético ganaría la Liga, siendo de vital importancia para ello los goles de la propia Sonia.

Quizá las mejores incorporaciones del Barça procedentes del Atlético hayan sido Jenni Hermoso y Mapi León. La primera, aunque no llegó directamente del club madrileño, sino que vino de Suecia tras un periplo de un año en el Tyreso, fue Pichichi de la Liga con el Barça en sus dos últimos años en el club catalán antes de irse al PSG. Curiosamente, ninguno de esos años ganó el Barça la competición. Mapi León llegó la temporada pasada después de una larga pelea con el Atlético para incorporarla a sus filas, siendo el primer traspaso de una futbolista en España. A pesar de ser una de las mejores jugadoras del conjunto catalán, tampoco pudo llevarse la Liga.

Atlético de Madrid FC Barcelona Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Tanto María León como Sonia Bermúdez han militado en ambos clubes | Foto: FC Barcelona

Los últimos ‘intercambios’ han sido los de Andrea Pereira, que ha fichado por el Barça, y Olga García, que ha puesto rumbo al Atlético debido a los escasos minutos que tenía en el club catalán. Y, además, en su regreso a España, Jenni se ha decantado por el Atlético, siendo tras ocho jornadas la máxima anotadora de la competición y de las rojiblancas. También Olga ha anotado ya dos goles, dejando muy buenas sensaciones en el terreno de juego en sintonía con la calidad que tiene.

Todas jugadoras de gran entidad, no deja de dar la sensación de que las colchoneras, por un motivo u otro, terminan ganando en los intercambios. Es más, en los últimos tres años, desde que al termino de la temporada 2014 Corredera y Sonia dejaran el Barça, las rojiblancas han ganado dos Ligas consecutivas y una Copa de la Reina, mientras que las azulgrana se han tenido que conformar con dos Copas de la Reina.

El Atlético saca más valor

Basándonos en enfrentamientos entre ambos equipos y resultados finales, lo cierto es que el Atlético saca mayor provecho a las incorporaciones que hace del Barça. Tras hacer un repaso a los datos de los últimos cuatro años -más concretamente desde que el Barça ganara su ultimo partido liguero frente al Atleti-, nos encontramos con lo siguiente.

En los últimos ocho partidos, el Atlético ha anotado un total de siete goles, por seis del Barça. De esos siete goles del Atleti, cinco pertenecen a jugadoras que previamente habían militado en el Barça; Corredera, Sonia (3) y Kenti Robles. De los seis del Barça, la mitad pertenecen a Andressa Alves y el resto a jugadoras que ya no están en la plantilla; Ana Romero ‘Willy’, Sonia Bermúdez y Jenni Hermoso, ahora en el Atlético.


« Siete goles ha marcado el Atlético al Barça en Liga en los últimos ocho partidos. Cinco de ellos,  de jugadoras que previamente jugaron en el conjunto azulgrana


Si nos fijamos en la Copa de la Reina, los números cambian y son cuatro goles colchoneros por siete de las azulgrana. De esos siete goles azulgrana, tres fueron de Jenni Hermoso. Y de los goles colchoneros, dos de Sonia Bermúdez.

Centrándonos en las jugadoras, de la actual plantilla de las azulgrana, dos jugadoras provienen de las filas rojiblancas; ambas centrales, Mapi León y Andrea Pereira. En cuanto a la plantilla del Atlético, los números suben. Jenni Hermoso -en se segundo periplo por el club madrileño-, Olga García, Laia Aleixandri, Kenti Robles y Andrea Falcon. Todas ellas han jugado en el Barça. Y entre Jenni, Olga, Laia y Kenti, ya suman 11 goles en Liga.

Atlético de Madrid FC Barcelona Femenino Liga Iberdrola Soccer City

Olga García fichó por el Atlético en busca de minutos | Foto: Atlético de Madrid

Ganar o ganar

El Barça se juega la vida en su próximo enfrentamiento frente al Atlético de Madrid. Si bien es cierto que puede resultar contraproducente hablar de ‘Liga perdida’ en noviembre, lo cierto es que los siete puntos de ventaja que obtendrían las colchoneras en caso de ganar, serían un golpe de mesa en toda regla. Teniendo en cuenta que las tres últimas ligas se han decidido por uno, tres y un punto respectivamente, todo lo que no sea ganar para el Barça puede suponer un tropiezo del que sería muy difícil levantarse.

Fran Sánchez tendrá el difícil reto de dar con la tecla que todavía no ha terminado de encontrar para sacar lo máximo de sus jugadoras en un partido en el que cualquier otra cosa que no fuera ganar, sería algo más que un tropezón. Con la temporada sin haber alcanzado el ecuador, y ya teniendo cuatro puntos de diferencia con el Atlético, el Barça tratará de obtener su primera victoria en Liga frente a las rojiblancas por primera vez en cuatro años para olvidar los empates frente a Levante y Valencia y no terminar su pelea por el título de forma prematura.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies