Experimento fallido en el Leicester City | Soccer City
10287
post-template-default,single,single-post,postid-10287,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
FaldonWeb Leicester Premier

Experimento fallido en el Leicester City

Finalizó la era Puel. Un trayecto de año y medio donde ha habido más grises que claros. Un intento por cambiar un estilo que se ha quedado a medias. Intentando alejarse del fútbol que le hizo campeón en 2016, el Leicester todavía no está preparado para pegar un giro de 360° a su juego.

Contraataque, velocidad, balón al espacio o sistema táctico férreo. Son algunas de las disciplinas que mejor ha manejado el Leicester durante el último lustro. Nigel Pearson, Ranieri o Shakespeare fueron desarrollando ese estilo de fútbol más expensas del rival que tanto rédito ha dado a los foxes. En un ejercicio de cambiar la mentalidad del juego del equipo, la directiva ha fracasado con el proyecto de Puel.

Leicester City Soccer City

El Leicester está viviendo su quinta campaña seguida en la Premier League | Foto: Premier League

El francés intentó edificar un Leicester más propositivo y protagonista. Un conjunto que manejara bien el balón con fichajes de futbolistas preparados para ello. Una planificación de futuro donde alejarse de una vez por todas de ese estilo de fútbol que le hizo triunfar en 2016. Las salidas de pilares como Huth, Drinkwater, Kanté o Mahrez fue interpretado por la cúpula como el momento perfecto para cambiar de aires. La directiva estaba preparada pero la plantilla no.

Con dudas de su continuidad al final de la pasada campaña, el globo de Puel ha explotado. Su Leicester ha sido capaz de lo mejor y de lo peor. Una montaña rusa de sensaciones con picos muy altos como la victoria en casa frente al Manchester City y con picos muy bajos como la eliminación en la FA Cup a manos de un conjunto de League 2. Ahora es el momento de Brendan Rodgers. Sobre el papel, vuelta a un estilo más de contraataque. Una forma de juego que siempre ha dado buenos resultados en el King Power.

Centro del campo con poco repliegue y sacrificio

Puel reformó la medular durante su último tramo como técnico del Leicester. El francés en primera estancia apostó por un doble pivote de carácter más físico con Mendy y Ndidi. La llegada de Tielemans en el mercado invernal cambió las miras del técnico galo. Ndidi pasó a formar un teórico doble pivote con Tielemans. Partiendo desde esa demarcación, el belga prácticamente ha jugado de interior con un Maddison que en constantes ocasiones ha bajado su posición para recibir.

Leicester City Soccer City

Maddison suma cinco asistencias esta temporada | Foto: Premier League

Con la medular más técnica de todo el curso, el Leicester ha tenido más facilidad para instalarse en campo contrario. Tanto Tielemans como Maddison han sabido gestionar los ataques de los foxes. Rindiendo de manera óptima con el balón en los pies, su rigor defensivo ha sido muy pobre. Tanto al belga como al inglés les ha costado horrores replegar dejando a Ndidi en muchas ocasiones en inferioridad.

Con el nigeriano sin dar abasto, el centro del campo se queda despoblado durante unos segundos que son aprovechados por los atacantes rivales para desbordar con mucha más facilidad. Una cadena de despropósitos que finaliza en una línea defensiva superada ante la falta de jugadores en la línea medular y la lentitud con la que recuperan su posición Maddison y Tielemans.

La sombra de Mahrez es muy alargada

La primera temporada sin Mahrez ha dejado a las claras que el Leicester echa de manos al argelino. Durante todo el curso la banda derecha ha sido un campo de pruebas en el King Power. Ghezzal era el futbolista encargado de hacer olvidar a Mahrez. Con una carga de obligación y presión importante, el ex del Mónaco no ha convencido en ningún momento. Un futbolista desconectado del partido con poca chispa y con dificultades para desbordar e irse en uno contra uno.

Leicester City Soccer City

Gray solo suma cuatro goles este curso | Foto: Premier League

Ante esta circunstancia, futbolistas como Gray, Albrighton, Iheanacho o Pereira han ido pasando por esta demarcación sin que ninguno de ellos se haya conseguido establecer. Si en la banda derecha son todo chascos, en la izquierda está floreciendo un proyecto de buen jugador. Harvey Barnes, futbolista de la cantera del Leicester, está dejando muy buenas sensaciones empezándose a adueñar de la banda izquierda.

El inglés destaca por su desparpajo y la facilidad que tiene para emprender la diagonal de fuera a dentro con su derecha. Jugando a pierna cambiada suele tirar varios pases de ruptura a un Vardy siempre presto a correr a la espalda de los centrales. Además de la buena conexión con el delantero inglés, Barnes cuenta con muy buen dribling y conducción de balón en velocidad.

Vardy como único goleador del equipo

El inglés sigue siendo un delantero muy resolutivo en los últimos metros pero cada vez tiene menos incidencia en el juego. El fútbol de más posesión que ha intentado desarrollar el Leicester con Puel le ha ido alejando de la zona de acción. Sin poder tirar con tanta frecuencia sus clásicos demarques de ruptura a la espalda de la defensa, ha encontrado en Maddison y Barnes a dos fantásticos socios.

Leicester City Soccer City

Vardy suma 98 goles como jugador del Leicester | Foto: Premier League

Sin Mahrez en la plantilla, el peso del gol ha caído en sus espaldas más que nunca. Sus nueve goles en Premier League este curso le convierten en el máximo artillero del club. Cifras positivas pero alejadas de las que firmó en 2016 y 2018. A sus 32 años Vardy sigue siendo un hombre fuerte en la plantilla. Sin perder la chispa que siempre le ha hecho un delantero diferente, parece que sus mejores años han pasado.

Un ariete que siempre estará grabado en el corazón de cualquier romántico del fútbol con sus 24 goles en Premier en la temporada histórica en la que el Leicester se alzó con el campeonato que empieza a levantar la mano en señal de necesitar ayudar en torno al gol. Un papel definidor que fuera del inglés ni Iheanacho ni el actor cada vez más secundario Okazaki han sabido cubrir.

Vuelta a un estilo más clásico con la llegada de Brendan Rodgers

Manteniendo la hegemonía del Celtic en Escocia, Brendan Rodgers vuelve a la Premier League cuatro años después. Dejando su impronta en un Liverpool que estuvo cerca de ganar la Premier en 2014, dirigirá un barco menos pesado pero falto de disciplina a nivel táctico. El norirlandés intentará devolver las bases y las señas de identidad que han consolidado a los foxes en el campeonato inglés.

Leicester City Soccer City

Brendan Rodgers suma 160 como entrenador en la Premier | Foto: Premier League

Un fútbol menos propositivo y de mayor contragolpe acercándose más a las ideas de juego de Ranieri o Pearson que a las de Puel. Firmando hasta 2022, la directiva del Leicester espera un proyecto a largo plazo. Un técnico que eche raíces en el King Power recuperando valores como el rigor táctico, la intensidad en el juego o la contundencia en las jugadas a balón parado.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies