Fin al sueño de la Copa y vuelta a la realidad de la Liga | Soccer City
9914
post-template-default,single,single-post,postid-9914,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Fin al sueño de la Copa y vuelta a la realidad de la Liga

El Sevilla FC Femenino cayó en las semifinales de la Copa de la Reina ante la Real Sociedad en Anoeta. Las nervionenses eran la sorpresa de la competición habiéndose colado en semifinales tras eliminar al Levante. Ahora, una vez ya fuera del torneo del K.O, deben centrarse en la ardua tarea de salir de los puestos de descenso y sellar la permanencia cuanto antes.

Eran las 16:30 de una tarde dominical perfecta en San Sebastián. Hacía sol, la temperatura era ideal y estaba a punto de arrancar un encuentro histórico en Anoeta. No solo por la parafernalia, una vez más, que organizó de forma espectacular la Real Sociedad en torno al partido, que también, sino por la oportunidad única que tenían tanto realistas como sevillistas de pasar a la final de la Copa de la Reina.

Ninguno de los dos equipos habían disputado una en su historia y la tensión en ese túnel de vestuarios se podía cortar con un cuchillo. El Sevilla FC disputaba la que era su tercera eliminatoria consecutiva fuera de casa, en un estadio imponente, ante 18.721 gargantas que alentaron sin descanso al conjunto local. La premisa era muy complicada, pero en esto del fútbol nada es imposible. Pese a que batallaron hasta el final, sucumbieron ante la pizarra de Gonzalo Arconada y dos goles a balón parado, sumado a otro nada más arrancar el encuentro terminaron por despertar a las andaluzas del sueño de la Copa de la Reina.

La Copa como alivio

Las hispalenses lo están pasando mal en la Liga Iberdrola esta temporada. No están saliendo las cosas como ellas esperaban. Sumidas en las posiciones de descenso, tenían la Copa como una vía de escape a la depresión liguera. La suerte de los cruces hizo que no se enfrentaran ni a Atlético de Madrid ni al FC Barcelona, lo que les permitió tener más posibilidades de llegar lejos en el torneo del K.O. En primera ronda se enfrentaron al EDF Logroño, al que ganaron por la mínima en Las Gaunas.

Sevilla FC Femenino Soccer City

El sueño copero terminó para el Sevilla FC | Foto: La Liga

En cuartos les tocó un hueso duro de roer, el Levante, y una vez más, lejos de Sevilla. Ya con Cristian Toro en el banquillo, las sevillistas sacaron fuerzas de flaqueza y no pareció en ningún momento que un equipo estuviera luchando por no bajar y el otro en la tercera posición. Tras un igualado choque en el que las de Toro aguantaron con uñas y dientes el resultado, la lotería de los penaltis se decantó hacia la parte nervionense y dieron la campanada en Buñol. Ya en semifinales la papeleta, una vez más, era complicada de sacar. De nuevo jugaron como visitantes y en un Anoeta hasta la bandera. Allí el Sevilla cayó, pero cayó con el orgullo y la satisfacción de haberlo dado todo hasta el último suspiro.

El Sevilla supo separar las dos competiciones. No dejaron que en la Copa se trasladaran las malas sensaciones de la Liga y eso da lugar a pensar que “este Sevilla no es tan malo” y la situación en la Liga no refleja el verdadero potencial de este equipo. La Copa fue el refugio del Sevilla FC para volver a encontrarse con sensaciones y ponerle color a una temporada gris.

Es el momento

Ahora, una vez eliminadas de la Copa y centradas exclusivamente en la Liga Iberdrola, las de Cristian Toro deben trasladar las buenas vibraciones que ofrecieron en el torneo del K.O a la competición doméstica. Después de enfrentarse al Atlético de Madrid, Real Sociedad y Valencia en este inicio de 2019, les vienen una serie de partidos al conjunto rojiblanco en los cuales tiene que sacar los máximos puntos posibles.

En este momento tiene que llegar el despegue sevillista. Sus próximas jornadas son: EDF Logroño, Málaga y RCD Espanyol, tres rivales directos. Gran parte de la temporada pasa por ganar esos duelos. Es un ahora o nunca para las de Cristian Toro, que se juegan tres auténticas finales. La permanencia pasa ineludiblemente por el mes de marzo, puesto que además de enfrentarse a las entidades mencionadas, jugarán ante otro rival directo, el Madrid CFF y la UD Granadilla.

Final con curvas

¿Por qué el Sevilla FC está prácticamente obligado a ganar dichos duelos? Aparte de que debe ser una necesidad salir a cada encuentro como si fuera el último dado lo poco que queda y los pocos puntos que tiene el equipo -16 puntos en 21 jornadas-, las últimas cuatro fechas del conjunto hispalense nadie las desearía. Jugarán, nada más y nada menos, que contra FC Barcelona y Real Betis fuera de casa y recibirán al Athletic Club y al Levante en la última jornada.

Sevilla FC Femenino Soccer City

Las hispalenses están sufriendo más de lo debido esta temporada | Foto: La Liga

Ninguno de dichos clubes, a no ser que las culés se reenganchen a competir por la Liga o haya posibilidad por parte de leonas y béticas de asaltar la tercera plaza ocupada por las granotas, no tienen objetivos reales en el torneo de la regularidad además de mejorar los registros del curso pasado. Evidentemente, ello no provocará relajación en dichas entidades por lo que, las de Toro tendrán que sumar la máxima cantidad de puntos posibles en el mes de marzo para llegar al tramo final sin el agua al cuello. Llegar a los últimos cuatro partidos sin los deberes hechos puede tener consecuencias fatales.

La unión como mejor arma

La llegada de Cristian Toro ha devuelto la confianza al grupo. Los nuevos fichajes han caído de pie en el grupo y desde que pisaron la ciudad de Sevilla, sabían a lo que venían. El compromiso es máximo por parte de la plantilla y ello se ve reflejado en los partidos. Las futbolistas del banquillo, junto a las que están fuera de la convocatoria, se convierten en una grada de animación más. La unión hace la fuerza y ninguna es tan buena como todas juntas. Ese debe ser el punto de partida para lograr el objetivo: la permanencia.

La llegada de Cristian Toro ha devuelto el optimismo a la plantilla | Foto: La Liga

Parece fácil, puesto que solo están a dos puntos de salir de las posiciones de descenso, pero en la Liga más competitiva de Europa cada jornada es un mundo y se puede pasar del cielo al infierno en días. El camino es difícil, el premio es gratificante. Las posibilidades del Sevilla FC están muy vivas y a buen seguro harán gala del “Dicen que nunca se rinde”.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies