La furia de Belgrado se asienta en Gijón | Soccer City
9142
post-template-default,single,single-post,postid-9142,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La furia de Belgrado se asienta en Gijón

Derrota dura en El Molinón de un Sporting que llegaba lanzado tras su victoria en la pasada jornada. Pese a la impotencia de la segunda mitad, el encuentro volvió a dejar un nombre propio en Gijón: Uros Djurdjevic.

Corría el mes de agosto y saltaba la bomba en el Sporting. La dirección deportiva afrontaría el fichaje más caro de la historia de la entidad. Casi 2,5 millones de euros más variables viajarían al Olympiacos a cambio de un futbolista de 24 años nacido en Serbia, concretamente en Belgrado. Llegaba un delantero con experiencia en las categorías inferiores de la selección serbia. Además, también contaba con buen bagaje en cuatro grandes ligas como son la italiana, holandesa, serbia y griega.

Djurdjevic Soccer City

Djurdjevic se estrenó en liga ante el Tenerife | Foto: La Liga

Con 28 goles en 34 partidos con el Partizan, su explosión no pasó desapercibida y viajó a Grecia para triunfar con un grande como el Olympiacos. No pasó de los siete goles, una cifra mejorable pero muy respetable teniendo en cuenta el clima hostil que sobrevoló sobre El Pireo. En definitiva, buen bagaje pero dudas en Gijón.

Mal arranque de cara a gol pero cosas positivas

Nada más y nada menos que 16 fueron las jornadas que necesitó el serbio para estrenarse como goleador (más bien 15 porque en la jornada uno no estaba todavía en Gijón). Ya había metido un mes antes en Copa ante el Eibar, pero hasta la jornada 16 no se estrenó en el campeonato doméstico. En un mar de dudas, la afición sportinguista empezó a perder la paciencia con Djurdjevic. Fueron 15 jornadas en las que el equipo no arrancaba, con tan solo tres triunfos y el cese de Rubén Baraja tras la derrota en el derbi.

El precio de su fichaje, el hecho de venir de un equipo en el que disputaba competiciones europeas y la habitual exigencia de la afición gijonesa suponían un cóctel muy peligroso que mantenía a Uros en constante presión por ver puerta. Un penalti fallado ante el Reus en un partido que acabó empatando en casa, errores en los mano a mano y la falta de pólvora condenaban semana tras semana al nacido en Belgrado.


»Permite a su equipo desahogar el juego con sus movimientos


Sin embargo, Djurdjevic es mucho más que gol. Se trata de un delantero extremadamente intenso, la primera espada en la presión alta del equipo. No da ningún balón por perdido, acuda a las bandas para posibles coberturas y no duda en ir al suelo a por cualquier balón. En ataque, su juego de espaldas resulta muy virtuoso. Pese a aparentar un físico delgado, su fuerza en cada balón aéreo permite asentar a su equipo en campo rival.

Djurdjevic Soccer City

Uros es pura garra en el ataque asturiano | Foto: La Liga

Permite a su equipo desahogar el juego con sus movimientos. Al límite siempre del fuera de juego, busca sorprender a la espalda de la zaga rival. Por otro lado, también la pide al pecho, con la intención de descargar de cara y asentar a sus compañeros más cerca de la portería contraria. En el área, pese a su mal arranque, es un killer que siempre pone el ojo entre los tres palos.

Llegó la furia serbia a El Molinón

En la jornada 16, Djurdjevic se estrenó en el campeonato liguero. Y vaya manera de hacerlo. Con una poco ortodoxa chilena tras controlarla con el pecho, el serbio derrumbó El Molinón y el encuentro con un sensacional gol. Era el inicio de una racha goleadora clave en el devenir del equipo. José Alberto había dado otro aire al cuadro asturiano y cosechaba la segunda victoria consecutiva.

Una racha de tres partidos sin ver puerta daría pie a otros tres encuentros haciéndolo. Zaragoza, Albacete y Alcorcón fueron sus víctimas para una derrota, un empate y un triunfo, respectivamente. Ante los maños perdonó un mano a mano pero en la siguiente no concedió el beneficio de la duda y aprovechó un balón suelto a la salida de un córner para perforar la red. En la siguiente jornada, con el Carlos Belmonte como testigo, ofreció otro de sus registros con un zapatazo desde fuera del área que sorprendió a Tomeu Nadal. Un partido en el que fue incisivo en el área pero también por los costados como muestra el mapa de calor.

Djurdjevic Soccer City

Mapa de calor de las posiciones ocupadas por Djurdjevic ante el Albacete | Fuente: La Liga

Y es que a este delantero solo le gusta maravillar en cada gol que hace. Frente al Alcorcón, recibió una gran diagonal a la espalda de la defensa a los 50 segundos de juego. Uros durmió el esférico como si de su hijo se tratara y definió con dulzura utilizando el empeine de su bota derecha. Tercera jornada consecutiva viendo puerta, racha que no precisamente cesaría ahí.

Djurdjevic desquició a una de las mejores parejas de centrales de la liga

El Dépor visitaba El Molinón con la esperanza de que Uros Djurdjevic no mantuviera su buena racha. Llegaba el serbio siendo el cuarto con más minutos (1.574) y segundo máximo goleador del equipo con cuatro dianas (seis de Carmona). Con 32 tiros (19 a puerta), también acudía a la cita como el más rematador del equipo. En 15 minutos locos, en los que el cuadro gallego se adelantó en dos ocasiones, el ariete procedente de Olympiacos se inventó una jugada sensacional.

Detectó Hernán Santana a Uros y no dudó en buscarle. Su balón a la espalda de Pablo Marí fue recepcionada con maestría por el serbio que, de espaldas sin dar opción a Domingos Duarte a meter la pierna, fue empujada al fondo de las mallas. Una obra de arte. Una lección de como cubrir el esférico delante del central. Pese a que duró poco el empate, Djurdjevic no había dicho su última palabra.

Djurdjevic Soccer City

Djurdjevic fue un tormento para Domingos Duarte | Foto: La Liga

La segunda parte le definió como delantero. En el minuto 51, una gran presión en medio campo supuso una recuperación y una posterior oportunidad de gol de Cris Salvador. Dos minutos más tarde, un rocambolesco control orientado provocó que Domingos Duarte le frenara con falta y consiguiente cartulina amarilla. Minuto 55, misma historia. Balón aéreo, pone el cuerpo delante del defensor luso y de nuevo falta. En cinco minutos ya había desquiciado a la zaga herculina y conseguido una tarjeta amarilla sobre su capitán general.

Con la entrada de Blackman, un ariete de referencia, el serbio buscó también los costado. Su amplio bagaje de juego le permite combinar el ataque posicional con el desmarque y la ruptura por banda. No fue su mejor día en cuanto a protagonismo pero, sumado a lo cosechado en anteriores semanas, los noventa minutos ante el Dépor suponen un nuevo paso adelante de Djurdjevic para asentarse como referencia ofensiva del equipo.

Su rendimiento nunca ha sido lo malo que sus cifras aparentaban

Para ser justos, cabe finalizar aclarando que su aportación en el Sporting siempre ha sido positiva. Su evolución en el equipo a lo largo del curso la explica el propio rendimiento colectivo. Con Baraja, el cuadro asturiano apenas contaba con capacidad de combinación. Sus ataques eran estériles y no conectaban con la delantera. En ese contexto, es muy difícil que un rematador nato como Djurdjevic consiguiera fabricarse acciones de gol. Necesitaba de sus compañeros, pero el ‘Pipo’ no apostaba por el juego combinativo.

Con la llegada de José Alberto, además del plus de competitivo, el equipo ha ganado en imaginación en la medular. Con Hernán Santana recuperado para la causa, Cris Salvador haciendo de ‘5’ arquitecto, futbolistas como Lod o André Sousa de nexo de unión, Nacho Méndez, Álvaro Jiménez… En definitiva, una idea más atractiva y que beneficia a Djurdjevic de cara a gol. El conjunto asturiano llega con más clarividencia al área y eso Uros lo está aprovechando. Todo ello no debe esconder, por otro lado, el gran trabajo que venía haciendo en favor de su equipo desde la jornada dos. 1,81 metros de pura fuerza serbia que no dudará en seguir castigando defensas rivales.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies