Guía de la Liga: Girona: año uno después de Machín | Soccer City
1550
post-template-default,single,single-post,postid-1550,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Girona FC: Año uno después de Machín

51 puntos. 14 victorias. Una de ellas frente al Real Madrid, el vigente campeón de Liga. Dos empates contra el Atlético de Madrid, el primero en el partido de debut en la máxima categoría. La temporada 2017/18 del Girona fue muy buena. Tanto que se quedó a un punto del mejor debutante en la historia de la Liga desde que las victorias suman tres unidades: el Almería 2007/08 de Unai Emery.

El conjunto gerundense empezó la temporada con el mencionado empate en su debut y una victoria contra el Málaga. Pese a las buenas sensaciones, en las siguientes seis jornadas los de Machín no cosecharon ninguna victoria. Además, en cuatro de los seis partidos, no anotaron ningún gol. El punto de inflexión llegó en la jornada 10, con su victoria contra el Real Madrid. A partir de ahí, los resultados fueron mucho más justos con las sensaciones que el Girona mostraba en el campo.

El Girona 17/18, a un punto de ser el mejor debutante de La Liga desde que las victorias valen tres puntos

La eficacia de unos ataques muy verticales, la importancia total de los carriles exteriores para sacar el balón y ganar altura en el campo, el balón parado, la pierna izquierda de Granell o la gran temporada de Borja García, Portu o Stuani fueron alguna de las claves del Girona. De un Girona que este año tiene un complicado –y precioso- reto por delante: el de mantener su nivel sin el arquitecto del equipazo que pudimos ver el año pasado: Pablo Machín.

Para sustituirle llega Eusebio Sacristán. El exrealista es un técnico muy diferente al que se va en algunos aspectos, pero muy capaz de aprovechar y potenciar con su idea alguna de las grandes características del Girona 17/18. Sus precedentes son buenos, y es que el de La Seca ha sacado rendimiento a todos los equipos que ha dirigido.

Sacristán llega a Montilivi después de haber estado sin banquillo desde que dejara la Real Sociedad en marzo de 2018. No obstante y a pesar de su despido,  el conjunto txuriurdin tuvo muchos momentos de brillantez bajo las órdenes del vallisoletano. Sobre todo en su primera temporada completa y en el principio de la 2017/18. Antes de eso, tuvo enriquecedoras experiencias como entrenador del Celta de Vigo y del FC Barcelona «B», en la que en su tercera temporada consiguió la segunda mejor posición de la historia del filial blaugrana.

Eusebio durante su primer partido al frente del Girona | Foto: Girona FC.

Eusebio durante su primer partido al frente del Girona | Foto: Girona FC.

Eusebio llega a Montilivi como un entrenador ya contrastado en Primera División

Eusebio llegó a Vigo en uno de los momentos más complicados de la historia reciente de los gallegos y consiguió mantener al Celta en segunda división las dos temporadas que estuvo como técnico celtiña. En la primera llegó en marzo en sustitución de Pepe Murcia y, además de cumplir con el objetivo, hizo debutar a un tal Iago Aspas, que le agradeció la confianza con dos goles que sirvieron para certificar la salvación matemática. En la segunda el final fue el mismo, con el Celta a dos puntos del descenso y salvado y finalmente abandonó Vigo por desavenencias con los máximos dirigentes entre otras cosas.

Las posiciones de su Real Sociedad quizá no llamen la atención (un 9º y un 6º puesto), pero, más allá de lo que refleje la clasificación, Eusebio dejó un muy buen sabor de boca en Anoeta. Fue él quien recuperó la mejor versión de Illarramendi y quien hizo brillar con luz propia a los Zurutuza, Willian José, Oyarzabal o Xabi Prieto.

La plantilla

La  portería de Montilivi seguirá estando disputada entre Bono y Gorka Iraizoz. De momento, Eusebio, ha apostado por el primero. Pero el precedente del año pasado, en el Gorka salió de inicio las nueve primeras jornadas para luego ceder la titularidad al marroquí, hace presagiar una bonita competencia entre ambos. Este año, además, será un factor importante quién tiene mejor juego de pies, algo importante para la idea de Eusebio.

En los carriles exteriores, la marcha de Maffeo al Stuttgart va a acarrear cambios. Hay que esperar a ver cómo Eusebio afronta esta baja y quién ocupa cada banda. El fichaje en propiedad de Mojica puede dar una pista, aunque en pretemporada han sido varios los jugadores que han jugado como carrileros/laterales: Planas, Borja García o Muniesa en la izquierda, Aday y Pedro Porro en ambos costados y Eric Montes en la derecha.

Está a la espera de ver qué pasa con canteranos como Pedro Porro, que han dejado muy buenas sensaciones en pretemporada y que podrían tener minutos durante el año con el primer equipo. También cómo encaja Mojica en la idea de Eusebio, ya que el colombiano estuvo de vacaciones hasta agosto después de un buen Mundial y que incluso se llegó a especular con su salida hasta que se lesionó.


» La irrupción de Pedro Porro da pie a que Aday continúe en el perfil izquierdo, algo que beneficiaría a Borja García


En el puesto de central continuarán los hombres protagonistas de la pasada campaña: Juanpe, Espinosa y Ramalho. Además, Muniesa ya es propiedad del Girona. Si las lesiones le respetan, el ex del Stoke podría tener más minutos con Eusebio, que ya le conoce del filial del FC Barcelona. En pretemporada ya ha tenido minutos, sobre todo de central izquierdo, aunque también como lateral.

Otro jugador que podría aumentar su peso en el equipo es Pedro Alcalá. El de Mazarrón empezó como titular pero una lesión de tobillo le mantuvo apartado del campo buena parte de la temporada. Su renovación hasta 2021 demuestra que el club cuenta con él y que será un activo importante durante el año.

Juanpe, renovado en enero, es una continuidad de mucho valor para el conjunto gerundense. Durante el verano ha sonado para llegar a Sevilla como posible sustituto de Lenglet. El canario, que solo se perdió un partido desde la cuarta jornada hasta el final, fue clave tanto en defensa como en ataque, con cinco goles anotados.


«La continuidad de Juanpe pone en valor el esfuerzo del Girona por mantener su columna vertebral


En el centro del campo, una de las grandes noticias del verano ha sido mantener a la columna vertebral. Granell, Pere Pons, Borja García y Portu continuarán en Montilivi para luchar por cumplir los objetivos del Girona en su segunda temporada en Primera. Esto es muy meritorio ya que algunos han sonado para equipos que, potencialmente, competirán por entrar en Champions.

En los partidos de preparación ha aparecido una nueva figura para el Girona: el mediocentro posicional. En este puesto han actuado, según el partido, David Timor -que se marchó el último día de mercado a Las Palmas- o Rubén Alcaraz (ambos ya fuera del equipo). Su presencia aumenta la capacidad del Girona de mover el balón y de tenerlo en zonas interiores  y en pretemporada ha dejado muy buenas sensaciones tanto con balón como sin él, ya que favorece el recuperar arriba, algo que gusta mucho tanto a Eusebio como al Girona que veníamos viendo hasta la llegada de su nuevo técnico.

A quién puede afectar tanto esta nueva figura como la confianza de Eusebio en Aleix García es a Granell y Pere Pons. Ya en la primera jornada de Liga, Pons se quedó en el banquillo en beneficio de Timor. Mientras, Granell, se situó a la derecha del ex del Leganés, en lugar de en la izquierda, para dejar esa zona a Aleix. No obstante, probablemente será uno de los dos quien ocupe el puesto de mediocentro. Ni Douglas Luiz ni el propio Aleix parecen preparados para esas labores.


«Tener un centrocampista más afectará tanto a Pere Pons como a Granell


Quien seguirá siendo un jugador de peso es Borja García, una herramienta clave el año pasado. El madrileño era el encargado de dar pausa en campo rival a un Girona al que si algo caracterizaba era la verticalidad. Durante la pretemporada su rol se ha visto intacto pese a que ha llegado a jugar mucho más abierto a banda. Siempre ha estado enfocado a combinar y dar opciones de pase a los jugadores interiores.

En el otro extremo tanto por posición como por características está Portu. El valenciano desempeña un papel mucho más vertical, siempre enfocado hacia el área, lo que ha beneficiado a su capacidad para atacar espacios y a su electricidad. Además, sus cifras goleadoras acreditan una sensibilidad para llegar al área, tanto en el lugar como en el momento justo.

En pretemporada ha tenido minutos en los que ha jugado más cerca del carril central, aunque su función de driblar y desbordar ha seguido siendo la misma. Con buenos pasadores como Aleix, Pons o Granell; Portu podría hacer mucho daño a la espalda de los mediocampistas rivales del Girona esta temporada, si es que Eusebio lo posiciona más veces por esa zona.


«Portu ha estado bastante inspirado durante toda la pretemporada


Stuani ha tenido a penas minutos en pretemporada por su participación el Mundial. Su rol puede verse modificado ya que presumiblemente este año recibirá menos juego directo para que el Girona gane altura en sus posiciones, por lo que estará mucho más enfocado al remate final. El balón en largo sobre el uruguayo, seguirá siendo un buen recurso aunque este nuevo Girona lo utilizará menos.

Por su parte, el Choco Lozano ha dejado buenos minutos en los que se le intuye su capacidad para aportar movilidad arriba. En el primer partido de Liga, incluso llegó a jugar más pegado a la banda, lo que permitió a Borja García centrar su posición. Además la llegada del mítico Seydou Doumbia acentuará la capacidad de los de Eusebio para atacar los espacios de la espalda de los defensores rivales.

¿Cómo juega el Girona?

Se ha hablado mucho de cómo iba a afectar a un sistema tan característico como el del Girona la llegada de un nuevo técnico, tan característico a su vez, como Eusebio. El de La Seca ha insistido en numerosas entrevistas que quería mantener muchas de las cosas que Machín venía trabajando estos años pero inculcándole sus matices. Y de momento, esto es lo que hemos podido ver en los partidos de preparación:

Los módulos con tres y dos centrales se han ido alternando en los partidos del conjunto gerundense en la pretemporada. A su vez, lo que el año pasado era un sistema con tres centrales, dos carrileros, dos mediocentros, dos mediapuntas y un delantero muy marcados ha tenido sus variaciones. El esquema que más veremos durante la Liga sigue siendo una incógnita. Lo que parece más seguro es que contará con un centrocampista más.

Como se ha comentado con anterioridad, Eusebio ha optado por utilizar un jugador por detrás de lo que antes era el doble pivote. De este modo, que el balón salga jugado por el medio, ya que quien ahora ejerce de mediocentro único tiene por delante de él dos jugadores más a los carrileros que ganan altura para duplicar las líneas de pase.


«Eusebio sigue utilizando la salida con tres jugadores, habitual con Machín


 Esto repercute directamente en la presión en campo rival. Los dos jugadores que se sitúan algunos metros más arriba respecto a donde se situaban Granell y Pons antaño. Así, Eusebio trata de asfixiar al rival con cinco jugadores en campo rival. Probablemente esto se matice con el paso de las jornadas, contra rivales de más nivel, pero lo que parece seguro es que el Girona de esta temporada seguirá sintiéndose más cómodo cuánto más lejos esté de su portería.

La posición de Borja García se ha visto modificada, y es que el de Villaverde ha jugado mucho más abierto a lo que estábamos acostumbrado. La continuidad de esta variante ha quedado un poco en entredicho, y es que esa posición le resta espacio a Borja y por tanto dificulta su participación y, a la vez, la capacidad del Girona de tener el balón en campo rival.


«Borja García ha jugado mejor cuando ha aparecido más por dentro


Objetivo, la salvación

Los mensajes que han salido de Montilivi tanto por parte de jugadores como del cuerpo técnico es que el objetivo fundamental es salvarse. Pese a la buena campaña del año pasado, en Girona quieren mantenerse con los pies en el suelo y continuar en la categoría más alta del fútbol español para crecer como club.

No obstante, por plantilla y técnico, lo cierto es que los rojiblancos tienen más potencial que el resto de equipos que, como ellos, aspiran a la salvación. Después de mantener a sus mejores jugadores y de traer a un entrenador contrastado en primera, los de Eusebio pueden permitirse soñar con algo más.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies