Imperfecciones en ambas áreas, la gran condena del Reus | Soccer City
7144
post-template-default,single,single-post,postid-7144,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Imperfecciones en ambas áreas, la gran condena del Reus

Cuatro partidos sin ganar componen la dinámica negativa del Reus. Los de Xavi Bartolo han cuajado buenos picos de juego durante la temporada, pero los problemas extradeportivos y la poca amplitud de plantilla parecen estar haciendo mella, además de defectos en las dos áreas. 

Enric Gallego tomó el Estadi Municipal de Reus con cuatro golazos. Los de Xavi Bartolo atraviesan una dinámica negativa y dormirán esta semana en puestos de descenso. Pese a que resta mucho de temporada, la falta de fondo armario, que era una preocupación desde el principio, parece estar afectando al cuadro catalán. Eso, unido a algunas bajas que ha tenido como la de Mikel Villanueva o Carbonell, generan incertidumbre en Reus.

Ocho puntos en seis jornadas fue su baremo inicial. Victorias de peso como en el feudo de un Elche aún por encontrarse y un Tenerife que acabaría cesando a Etxeberría tras esa derrota. La importancia de estos compromisos reside en que se trata de rivales directos en la lucha por una permanencia que se antoja complicada por la excesiva igualdad y competitividad. Fueron superiores los de Xavi Bartolo, pese a que en las islas, donde sufrieron en la primera mitad, tuvieron que amarrar los puntos tras un asedio local posterior el tanto de un revulsivo Alfred Planas.

Reus Soccer City

El Reus no pasó del empate ante Lugo en la jornada 12 | Foto: CF Reus

Dos errores defensivos graves (uno en el despeje de Mikel Villanueva y el otro al perder la marca de Rubén Castro) supusieron el 2-0 en Las Palmas. También caería en su feudo ante Albacete en un encuentro en el que ofrecieron mayores argumentos que su rival. Sin embargo, los manchegos, lanzados y en buena dinámica, optimizaron sus recursos para aprovechar dos acciones de peligro y sellar el triunfo. Tal vez los empates en casa ante Zaragoza y Nástic sí que supusieron un sabor amargo, pues en ambos gozó de acciones para vencer.

La defensa de centros laterales, el principal escollo del Reus

Almería, en estado de gracia, y Granada se aprovecharon de las debilidades del Reus para imponerse en el electrónico. La defensa no funcionaba en el cuadro catalán. Especialmente llamativo es el tema de las marcas tras centro lateral. Mikel Villanueva, principal protagonista en lo negativo, ha cometido numerosos errores en este ámbito. Tanto en Las Palmas como ante Albacete, el ex del Málaga está blando en ese tipo de situaciones, lo que facilita las cosas al rival.

Misma historia en Almería, pues el primer gol llega de un centro lateral en el que el delantero local remata solo, mientras que el segundo se genera a partir de una pena máxima cometida por Villanueva, que empujó a Álvaro Giménez en un duelo aéreo. Ya en su feudo, el Granada selló el 1-2 tras un centro desde la izquierda que la zaga catalana no despeja. El balón queda muerto en la derecha y Pozo filtra a placer un envío que Antonio Puertas remata solo. De nuevo dificultades para defender esas situaciones. Esta tendencia le ha privado de puntos clave.

El Deportivo, que hizo mucho daño en la primera parte a través de pases entre líneas, también aprovechó el principal defecto de la zaga catalana para filtrar un centro al área con el que Pedro, libre de marca, impuso el 2-0. La derrota por 2-0 ante Cádiz, misma tónica. Envío desde la derecha que Manu Vallejo dirigió al fondo de las mallas. En la segunda mitad, un ex como Lekic sentenció a los de Xavi Bartolo, también a placer sin ningún defensor cerca.

Dos factores clave en el plano defensivo

Analizado ya el principal defecto del cuadro catalán a nivel defensivo, existen dos factores que se antojan fundamentales. El primero de ellos es la importancia que Xavi Bartolo ha brindado a Alejandro Catena. El segundo jugador que más pases entrega de todo el campeonato ha comandado la zaga en todas las jornadas. Incorporado este verano, el madrileño de 24 años es importante atrás, pero también en ataque tanto en la salida limpia de balón como por su 1,94m de estatura en jugadas a balón parado.

Reus Soccer City

Luces y sombras del veterano Olmo esta temporada | Foto: CF Reus

El otro factor clave ha sido el cambio de esquema. Xavi Bartolo prescindió del 4-3-3 para apostar con 5-3-2 con Bastos y Herrero en los laterales y Catena, Olmo y Gonzalo Pereira ocupando la línea de centrales. En partidos como Deportivo o Rayo Majadahonda se observó cómo pueden sufrir en la transición. Los gallegos, especialmente en la primera mitad, buscaban el espacio entre central abierto y lateral. Esa zona puede resultar difícil de defender, pues existe un carrilero con más tendencia a subir y un defensor en el centro habituado a marcar al punta. El primero de los goles de Carlos Fernández llegó en una jugada similar.

La idea del técnico catalán era probablemente blindar más su propio área y tener a tres hombres en lugar de dos para defender esos centros laterales que tanto han condenado al Reus. La lesión de Mikel Villanueva parece dejar por el momento cerrada la candidatura a ocupar un puesto como titular en la zaga, con Catena, el veterano Olmo y Gonzalo Pereira asentados.

Por otro lado, gran parte de la culpa de que los errores defensivos no hayan supuesto más goles la tiene Édgar Badía. El arquero ha sostenido la portería catalana incluso deteniendo un penalti a Djurdjevic en El Molinón. Con cerca de 50 paradas, supera entre otros a Dani Jiménez (38), el actual zamora del campeonato.


»Tanto con cuatro atrás como con cinco, el triángulo no se ha roto en ningún momento


Pasando al plano ofensivo, el Reus se sustenta en un triángulo con mucha calidad en la medular. Mario Ortiz aporta el equilibrio (máximo recuperador de balones  y top3 en pases realizados), Gus Ledes la calidad y salida de balón con su excelente bota izquierda desde la posición de ‘5’ y Juan Domínguez la llegada y el recorrido. Se trata de tres de los cinco mayores pasadores del equipo (Catena y Édgar Badía completan el top5). Lo han jugado prácticamente todo (únicamente Gus Ledes se ha perdido un compromiso por acumulación de amarillas) y son clave en el esquema de Xavi Bartolo.

Tanto con cuatro atrás como con cinco, el triángulo no se ha roto en ningún momento. Pese a la gran calidad de las piezas, el equipo es el segundo menos goleador con 10 tantos a favor en 14 partidos, cifra muy pobre. Linares, con tres dianas, ha sustentado la ofensiva catalana en numerosos encuentros. Junto al veterano ariete procedente del Oviedo, Alfred Planas y Fran Carbia pugnan por un puesto en punta. Álex Carbonell también ha ido entrando y saliendo, tanto en el centro como tirado a un costado, al igual que Enri.

En definitiva, la no inscripción de piezas como Lekic, Paulo Vítor o Isaac Cuenca han mermado la pólvora del Reus. El veterano Linares no puede ser el único ejecutor y Xavi Bartolo debe buscarle un socio. El 5-3-2 te permite ser muy incisivo en el área, pues incorporas a tus carrileros y generas superioridad con dos referentes más un llegador como Juan Domínguez. Fran Carbia y Alfred Planas deben dar un paso adelante.

Debacle ante Extremadura

Partido a cara de perros con necesidades para ambos conjuntos. La principal novedad de Xavi Bartolo era el cambio a cuatro defensas. Bastos y Herrera de laterales y Catena y Olmo comandando la zaga. El triángulo de la medular iría acompañado de Linares, Vaz y Carbiá. En ataque era un 4-3-3, mientras que a la hora de replegar, Vaz y Linares quedaban algo más adelantados. Por su parte, Carbiá bajaba a la línea de cuatro para situarse a la derecha, Mario Ortiz en la izquierda y Gus Ledes y J. Domínguez por el centro.

Reus Soccer City

Derrota dura ante Extremadura | Foto: CF Reus

Con esa disposición, los locales se adelantarían de la mano de Vaz con un golazo. Aprovechó el error en la entrega de Olabe y la asistencia de Linares, muy productivo en los primeros minutos. Tras el 1-0, los catalanes trataron de protegerse con el balón. Gus Ledes se incrustaba entre los centrales y ofrecía una salida limpia de balón. Juan Domínguez trataba de conectar y Mario Ortiz un poco más adelantado y más llegador al área. Sin embargo, era el Extremadura el que comenzaba a crear peligro.

Enric Gallego se juntaba a Gus Ledes en los envíos en largo. Aprovechaba su superioridad física para ganar la pugna y girar a su equipo. Eso, unido a acciones en las que el luso tardaba en recuperar posición, suponía muchas rupturas entre la línea defensiva y la medular. Los de Rodri lo aprovecharon y a punto estuvieron de materializarlo en gol. Sin embargo, fue de centro lateral (ya analizado anteriormente como defecto fundamental) como llegó el gol del empate antes del descanso. El propio Enric se impuso a la zaga del Reus para reventar el fondo de las mallas.

Sin recursos en la segunda mitad

Tras el descanso, Enric Gallego volvió a vestirse de diablo para silenciar Reus. Los catalanes se hicieron con el control de la pelota, pero sus ataques eran estériles. Gus Ledes, muy participativo, no hacía a su equipo avanzar. Tan sólo Mario Ortiz aportaba algo de profundidad desde la medular. En los costados, Bastos se incorporaba con peligro aprovechando que Carbiá buscaba el balón por dentro. Aún así, poca profundidad y falta de juego entre líneas, algo que facilitó las cosas a la defensa extremeña.

Reus Soccer City

Mapa de calor que muestra la posición de Gus Ledes ante Extremadura | Fuente: La Liga

A pesar de tener más balón que en el primer tiempo, únicamente Linares amenazó la portería rival. El ariete sacó jugo de muchas pugnas y acciones en disputa, pero le faltaban socios. Xavi Bartolo lo intentó dando entrada a Enri, Carbonell y Alfred Planas, pero para entonces Enric Gallego ya habría sentenciado a los catalanes. En definitiva, un paso atrás importante tras una derrota justa. Sus siguientes tres compromisos son Oviedo fuera, Mallorca en casa y Alcorcón como visitante. Tres huesos duros de roer que pueden condenar al Reus.

Como conclusión, se podría sintetizar en pocas palabras. En defensa, el centro lateral se ha convertido en la pesadilla del Reus, tanto con balones altos para cabecear como en el pase raso o media altura. Con respecto al plano ofensivo, falta de recursos arriba, un centro del campo de calidad pero al que le cuesta avanzar al equipo y un Linares sin socios. En esta última afirmación, el buen rendimiento de Ricardo Vaz ante Extremadura supone una gran noticia.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies