Kai Havertz, el genio del Leverkusen | Soccer City
9497
post-template-default,single,single-post,postid-9497,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Havertz Soccer City

Kai Havertz, el genio del Leverkusen

Nació en Aquisgrán, pero desde el año 2010 fue Leverkusen su nuevo hogar y el sitio en el que sería conocido por muchos debido a su talento al tener un balón en los pies. El Bayer Leverkusen apostaba por un joven que mostraba tener una confianza y una madurez superior a la de los chicos de su edad.

Fue en la temporada 2016-17 cuando Kai debutaba con el primer equipo a la edad de 17 años, Schmidt le abría las puertas del fútbol profesionalDesde ese instante Havertz ha ido adquiriendo experiencia en el fútbol de élite y se ha hecho fundamental e indispensable dentro del sistema de juego del Bayer independientemente del técnico que ocupase el banquillo.

Su crecimiento y talento sobre el césped le llevó a ser convocado por Joachim Löw para la selección alemana absoluta. Havertz es sin duda uno de los jugadores jóvenes más prometedores en Alemania, todos esperan que siga superando etapas para poder ver hasta dónde llega su talento.

Un arquitecto de fantasía

Kai necesita el balón y el Bayer necesita que Kai tenga el balón. Un director de orquesta debe tener las herramientas adecuadas para dirigir y el joven alemán demanda tener el esférico en su poder para poder dibujar y trazar jugadas que le permitan conectar con sus compañeros y generar peligro.

Havertz sufre cuando las condiciones del partido lo alejan de la pelota, ahí le cuesta más y se siente incómodo. Necesita que el fútbol pase por sus botas y que, a poder ser, sea cerca del área rival ya que ahí es un peligro constante para el contrario cuando combina, filtra balones o directamente dispara a portería.

Havertz puede actuar en diferentes demarcaciones pero en todas ellas necesita estar en contacto con el balón, como es lógico viendo la clase de futbolista que es. Kai ha desempeñado el rol de mediocentro –acompañado a su lado de otro centrocampista de perfil más defensivo, normalmente Lars Bender-. Además ocupa el puesto de interior y de manera menos habitual también sabe lo que es jugar por las bandas, sobre todo por la derecha, pese a ser un futbolista zurdo, aunque sin duda donde más cómodo se siente jugando es en la mediapunta.

Havertz Soccer City

Havertz celebrando el gol anotado | Foto: Kai Havertz

Es en esta última posición donde más rendimiento se le puede sacar al futbolista germano, jugando por detrás de los delanteros y siendo el encargado de unir la línea de mediocentros con los hombres de ataque. Ocupando dicha zona Havertz entra más en contacto con el esférico y se encuentra cerca del área rival entre los defensas y centrocampistas del equipo contrario, aunque también le permite bajar a recibir balones cerca de sus mediocentros para ayudarles en la elaboración de jugadas y encontrar a los hombres de arriba.

Es en la mediapunta donde Kai Havertz puede sacarse de la chistera pases que superen la línea defensiva del adversario y dejen a sus compañeros solos ante el portero o en una posición  favorable para marcar. Otro factor que Kai puede explotar en esta zona es su disparo desde fuera de área que en más de una ocasión ha sorprendido a los guardametas rivales. Pero eso no es todo, el genio de Aquisgrán puede pisar con más frecuencia las inmediaciones de la portería contraria para marcar o asistir. Variedad de posibilidades que le ofrece la posición de mediapunta.

Havertz Soccer City

Jugadores del Bayer Leverkusen durante un entrenamiento | Foto: Kai Havertz

En la banda derecha Havertz se ve obligado a moverse hacia zonas interiores del campo debido a que, al ser zurdo, su tendencia natural es buscar los espacios por dentro y dejar la banda para que otro compañero sorprenda apareciendo por el espacio que Kai deja libre con su movimiento –normalmente ese hombre es el lateral de la banda-. En esta posición Havertz conduce más el balón pero sigue buscando combinar con sus compañeros para aparecer por dentro y de esta manera asistir o buscar portería.

Al tener que ocupar una posición lejos del interior del campo Havertz no siempre puede entrar hacia dentro, en muchas ocasiones el alemán tiene que recurrir a la conducción por banda y sortear a los rivales aprovechando su calidad con el balón. Kai conduce el cuero pegado a su bota, lo cual hace más difícil que los rivales le quiten el esférico. A través de controles orientados, de su agilidad mental para pensar con el balón en su poder y sus movimientos rápidos a la hora de regatear provoca que los rivales tengan que pararlo con faltas o bien tener que aguantarlo para no cometer ninguna infracción sobre él en ciertas zonas de peligro.


»Havertz tiene una gran inteligencia táctica. Tiene la capacidad de leer los partidos y adaptarse a las necesidades de sus entrenadores


El centrocampista de Aquisgrán demuestra tener una gran inteligencia táctica que le permite ser ordenado en este aspecto y al mismo tiempo le otorga una gran capacidad a la hora de leer los partidos. Por ello siempre es capaz de adaptarse a las necesidades de sus entrenadores y llevar a cabo las funciones que sus preparadores le piden. Todos sus técnicos han confiado en la habilidad que Havertz tiene para manejar el equipo mediante sus pases y la creación de juego. El alemán es una brújula para los suyos.

Es obvio que Havertz debe mejorar en ciertas facetas del juego. Físicamente todavía tiene que formarse del todo, aunque no es un jugador que demuestre debilidad o que no sepa utilizarlo como recurso a la hora de regatear o proteger el balón. Jugando como interior y en la mediapunta Kai se desenvuelve sin ningún problema pero debe mejorar y adaptarse en la banda de manera más eficiente para sacar el máximo rendimiento a dicha posición. Seguro que con el tiempo lo consigue, el alemán crece y aprende a pasos agigantados.

Una temporada para coger galones

El Bayer Leverkusen pasa un momento de expectación. El club ha sufrido un cambio de técnico tras encontrarse fuera de los puestos que dan acceso a jugar competición europea. El juego que ofrecía el equipo de Heiko Herrlich no daba los resultados esperados y por ello el conjunto alemán decidió cambiar las cosas y contrató a Peter Bosz. Al holandés no le fueron bien las cosas durante su etapa en el Dortmund pero en el Ajax logró formar un grupo de jugadores muy jóvenes que pretendían ser protagonistas con el balón en su poder.

En esta temporada el Bayer necesita más que nunca que Kai de un paso al frente, junto con otros de los pesos pesados del equipo, para lograr cumplir el objetivo de estar a final de temporada en puestos europeos. Havertz está siendo, de nuevo, clave en el juego del Leverkusen, lo ha sido con Herrlich y lo es ahora con Bosz. Le piden que canalice el juego de los suyos y sea el encargado que generar ocasiones de peligro cerca del área rival. Havertz ha nacido para eso.

Havertz Soccer City

Havertz sobre el terreno de juego después de sufrir molestias musculares | Foto: Bayer04fussball

Con Herrlich en el Bayer Leverkusen se pudo ver a un Havertz que se situaba en la banda derecha. Esto provocaba que el jugador zurdo se metiera hacia dentro intercambiando posiciones con los puntas o situándose por detrás de los mismos dejando su espacio en banda para la incorporación del lateral, normalmente Weiser por la derecha y Wendell por la  izquierda, que tienden a estar con mucha frecuencia en el campo rival.


»Havertz se sentía más cómodo sabiendo que detrás contaba con un mediocentro que le cubría las espaldas


Pero Herrlich también contaba con Havertz en el rol de interior para que participara más atrás en la elaboración de las jugadas cuando el equipo dibujaba un 4-3-3. Havertz se sentía más cómodo sabiendo que detrás de él contaba con un mediocentro posicional que le cubría las espaldas para que así Kai pudiera estar más liberado y de este modo actuar por fuera y por dentro del juego. Heiko pretendía tener más balón y subir las líneas para tratar de recuperar el balón tras pérdida en campo rival, por ello pensaba en Havertz como director de orquesta por dentro del terreno de juego.

El equipo no acabó de funcionar y los resultados no eran los esperados. El conjunto que dirigía Herrlich sufría cuando no tenía el balón en su poder, la capacidad defensiva del Bayer Leverkusen era pobre y su línea defensiva se desordenaba con facilidad. El equipo no gestionaba bien las acciones oportunas tras perder la posesión del balón, las líneas dejaban espacios a sus espaldas que los rivales aprovechaban ya que al Bayer le costaba replegar y la defensa mostraba una preocupante debilidad. Entre todo este despropósito defensivo jugadores del perfil de Havertz sufren más de lo habitual.

Havertz Soccer City

Jugadores del Bayer Leverkusen celebrando un gol anotado durante un encuentro | Foto: Bayer04fussball

Con la marcha de Herrlich fue Peter Bosz el elegido para llevar las riendas del equipo. La idea de juego es la misma, tener la posesión del balón, pero con ciertos matices distintos. Es cierto que el holandés lleva pocos encuentros al frente del Bayer Leverkusen pero ya se puede apreciar que Havertz es el jugador elegido para dirigir al equipo. El hombre clave para distribuir el balón y propagar la idea de juego que pretende llevar a cabo el entrenador.

Havertz Soccer City

Peter Bosz en rueda de prensa | Foto: Bayer04fussball

Por ahora Bosz apuesta por el 4-3-3 con Havertz de interior teniendo por detrás a un mediocentro que le guarde la espalda–algo que ya se podía ver con Herrlich en alguna ocasión-. Desde está posición Havertz entra más en contacto con el balón que cuando tenía el mismo rol en el esquema de Herrlich puesto que con el alemán el juego tenía más protagonismo por la banda mientras que con el holandés hay más juego por dentro, lo cual favorece al de Aquisgrán. 

El Bayer Leverkusen sigue padeciendo problemas cuando el equipo pierde la pelota manteniendo esa sensación de debilidad en la línea defensiva y una falta de organización a la hora de replegar o coordinarse para hacer presión tras pérdida.  Aquí Havertz debe de saber adaptarse a las situaciones sin balón y mejorar en esta faceta para seguir progresando como jugador.

Un futuro ilusionante 

Kai Havertz tiene todas las características para convertirse en un gran jugador, en un futbolista referencia en Europa. Es indudable que posee una gran calidad con el balón en su poder y una visión de juego que le convierten en un privilegiado. Con su juventud ha ido quemando etapas con rapidez y solvencia pero ahora debe de dar un paso al frente, su equipo necesita más que nunca a un líder y él debe demostrar al mundo del fútbol que está listo para afrontar un reto de estas dimensiones.

Pero es obvio que Kai tiene margen de mejora y facetas del juego en las que debe crecer. Al alemán le cuesta entender el juego cuando el equipo no tiene el cuero en su control –pese a todo tiene carácter para pelear en estas circunstancias y sacrificarse en el trabajo de recuperación-. Al genio de Aquisgrán también le cuesta desplegar su fútbol cuando se encuentra con equipos cerrados que colocan la línea de centrocampistas cerca de la línea defensiva dejando poco espacio entre líneas.

Havertz Soccer City

Havertz disputando el balón | Foto: Bayer04fussball

En esta temporada convulsa para el Bayer Leverkusen es necesario que la gente importante del equipo de un paso al frente, entre ellos Havertz. El conjunto de Bosz lucha por volver a los puestos europeos y pelear contra rivales directos como el RB Leipzig y el Eintracht de Frankfurt entre otros. Además el equipo de la aspirina tiene un enfrentamiento importante en Europa League ante el Krasnodar. Para superar todos los retos que se le presenten al club se necesita ver la mejor versión de Kai Havertz, el faro que ilumina el juego del Bayer Leverkusen.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies