La escalada de José Alberto hacia el sueño | Soccer City
11334
post-template-default,single,single-post,postid-11334,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La escalada de José Alberto hacia el sueño

Una nueva victoria del Sporting, esta vez en tierras tinerfeñas, alimenta el sueño y mantiene las opciones de los asturianos de seguir luchando por entrar en los playoff de ascenso. Una escalada meteórica que se empezó a gestar con el cambio de esquema.

La llegada de José Alberto al banquillo asturiano supuso un cambio de dinámica absoluto con respecto a la etapa Baraja. Sin embargo, en la propia era del nuevo técnico se produjo un punto de inflexión, un varapalo en forma de derrota que prácticamente truncó las esperanzas de luchar por cotas altas. Aquella derrota en El Molinón ante el Rayo Majadahonda, por 2-3, sentenció para muchos una temporada en la que el Sporting se quedaba en tierra de nadie.

Hoy, los asturianos se encuentran a apenas dos partidos de la zona de playoff. El sueño está más que vivo y todo se debe a una meteórica dinámica que se traduce en cinco victorias y un empate en los últimos seis partidos, con un derbi en el bolsillo incluido y la sensación de que, con un juego no tan vistoso, el gen competitivo que ha adquirido este equipo le da licencia para creer.

Las tres victorias de la recuperación

Tras la ya citada derrota ante el Rayo, los de José Alberto acumulaban tres derrotas consecutivas. Se encontraban decimoterceros en liga, a once del playoff de ascenso. Por ello, el siguiente paso era recuperar la ilusión, vencer en los siguientes compromisos independientemente de la forma de hacerlo. Y los asturianos se beneficiaron de dos rivales que le pusieron las cosas fáciles, como Numancia y Córdoba, los cuales concedieron errores defensivos que permitieron al cuadro rojiblanco hacerse con seis puntos como visitante.

Entre medias, una meritoria victoria ante un rival directo como el Almería, por 1-0 en El Molinón, aprovechando la versión gris de los de Fran como visitante. Con todo ello, el Sporting sumaba nueve de nueve y llegaba al derbi al máximo nivel de forma. Para muchos, se antojaba fundamental plantarse en ese encuentro con opciones de competir, de jugar por algo más que el orgullo de la región.

Jose Alberto Sporting Soccer City

La furia de Álex Alegría | Foto: Real Sporting

Y los de José Alberto no decepcionaron. Victoria por la mínima en un derbi de máxima tensión, ritmo muy alto y nervios hasta el último instante, en el que los carbayones llegaron a empatar pese a que el colegiado invalidó la acción por falta. También fallaría un penalti Djurdjevic para el 2-0. Un partido en el que ya se anticipó lo que vamos a ver del equipo rojiblanco en lo que queda de curso.

La inercia ganadora

Desde entonces, el equipo ha mantenido esa inercia ganadora. Se quedó a diez minutos de llevarse los tres puntos de La Rosaleda ante un Málaga que fue inferior y al que le bastó apretar en los últimos minutos para empatar el 0-1 inicial. Un paso de gigante que pudo ser y no fue, a pesar de que los asturianos demostraron la siguiente semana que ese aura ganador continúa más vivo que nunca.

Y es que el cuadro de José Alberto se puso el mono de trabajo y cosechó tres puntos de mucho mérito en el campo del Tenerife. Tras un primer arreón local frenado por Mariño y la zaga sportinguista, los asturianos fueron haciéndose con el balón y practicando su juego directo, de bandas y muy dependiente de sus puntas. Y en esas se adelantó en el electrónico. Una jugada polémica precedida de varios remates de Djuerdjevic y Alegría, acción finalmente resuelta por el propio serbio.


»Con José Alberto López, el equipo ha mantenido esa inercia ganadora.


Con 0-1 y 45 minutos por delante, la lectura del Sporting fue buenísima. Repliegue en campo propio pero sin renunciar al ataque, tratando de robar en zona media y saliendo al contragolpe con muchos hombres. No trató de amarrar el 0-1, sino que buscó que el Tenerife se estirase para asestarle un segundo golpe mortal. No terminó de resolver varias contras en superioridad y pudo pagarlo.

Ivi López fue el gran revulsivo desde el flanco izquierdo, trazando diagonales de fuera a dentro y creando ventajas al contragolpe. Entre él y los dos delanteros se encargaron de exigir a los defensores tinerfeños. Finalmente, y con un nivel de la línea defensiva sportinguista espectacular, los de José Alberto se llevaron los tres puntos.

El cambio de sistema que propició todo

La principal medida que tomó José Alberto tras la derrota ante el Rayo Majadahonda fue cambiar el sistema. Abandonar el 4-3-3 y pasar a un 4-4-2 muy definido para aprovechar los excelsos atacantes que tiene el Sporting. Toda la buena dinámica se resume en gran parte en esta decisión, la cual está potenciando al máximo las piezas del puzzle.

La idea es jugar con dos hombres de banda puros y dos delanteros. El costado izquierdo es para Aitor García y el derecho para Carmona, aunque Álvaro Traver le ha sustituido en los últimos encuentros por la lesión del capitán. Arriba, Djurdjevic y Álex Alegría forman una de las mejores duplas del campeonato. Ambos con aptitudes en el juego aéreo, capacidad para recibir de espaldas y descargar.

Jose Alberto Sporting Soccer City

Un cambio de sistema que propició todo | Foto: Real Sporting

Además de sus habilidades fuera del área, son dos rematadores y hombres de gol. No solo producen lejos de la portería sino que fijan a centrales cerca de la misma y huelen el gol en cada centro al área. Por otro lado, la medular la forma un doble pivote en la que José Alberto busca equilibrio. Por un lado un jugón como Nacho Méndez, con capacidad de asociación y juego entre líneas. Junto a él, un destructor como Cofie para mantener algo más la posición. También ha contado con Cris Salvador para el pivote, un futbolista que aporta en ambas vertientes.

Solidez defensiva y ataque directo

Poniendo el foco ya en el estilo de juego de este definido 4-4-2, el Sporting centra sus esfuerzos en la solidez defensiva. Ha encajado un solo gol en los tres últimos partidos. En ese contexto, el nivel de Babin y Peybernes está siendo clave. Especialmente el segundo se marcó un auténtico partidazo en Tenerife. Tanto en el juego aéreo como en las coberturas por detrás de Babin y Geraldes, el francés sostuvo a su equipo en la segunda mitad.


»La envergadura de Djurdjevic y Alegría permite al equipo explotar este recurso


En la medular, el equipo carece de mecanismos de combinación y creación de juego. Nacho Méndez es el único jugador que trata de mover la posesión, y se queda demasiado solo en ocasiones por el perfil de jugador que es Cofie. Ante Tenerife se volvió a ver como no encontraba socios entre líneas, pues los delanteros fijan centrales y Aitor y Traver abren mucho los costados. De hecho, el Sporting acabó el encuentro con un 33% de posesión y con 31% acabó en su encuentro en La Rosaleda.

Jose Alberto Sporting Soccer City

Mapa de calor de Nacho Méndez en el derbi asturiano | Fuente: La Liga

Cuando recuperan el balón, la orden es clara: balones en largo a sus puntas. La envergadura de Djurdjevic y Alegría permite al equipo explotar este recurso. Ambos delanteros se van turnando en el rol de buscar el balón aéreo. Cuando uno va, el otro aprovecha el espacio libre tras la peinada. Los dos cuentan con capacidades para esas dos tendencias, e inquietan a las defensas rivales por ello.

También el juego por bandas es fundamental. Aitor y Traver, también Carmona, son extremos que encaran, que buscan desbordar rivales. Con ello, y los laterales siempre doblando, el equipo crea buenas situaciones de centro, con espacio para ello, con lo que exigen constantemente a los centrales debido a las aptitudes ya mencionadas de los dos puntas. En definitiva, no es solo un juego directo a los delanteros sino que la máxima de potenciar los costados también es fundamental en el engranaje de José Alberto.

¿Licencia para soñar?

En definitiva, un equipo en clara línea ascendente que ha dejado bien marcado su sistema, su estilo y su forma de plantear los partidos. Con un excelso nivel individual de Djurdjevic y Álex Alegría, además de Mariño y los centrales, tal vez falta incrementar la aportación ofensiva de la medular y los hombres de banda, especialmente de un Aitor García capaz de más. Ivi López supuso una noticia muy positiva en Tenerife y podría apretar por un puesto.

No obstante, el trabajo defensivo de los jugadores de banda es muy importante para cerrar vías de ataque rival por los costados. En ese contexto, la aportación de Aitor y Traver es intachable. Habrá que estar atentos a los siguientes compromisos. El Sporting recibe a todo un Granada en la siguiente jornada. Tras ello, Nástic a domicilio, Elche como local y un Mallorca – Sporting que se puede antojar determinante en la lucha por los playoff.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies