La profundidad lateral | Soccer City
10010
post-template-default,single,single-post,postid-10010,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Valencia CF Soccer City

La profundidad lateral

El Valencia CF Femenino ha obtenido mayor profundidad y pegada arriba con la utilización de laterales profundas. Por los centros laterales pasan las principales armas ofensivas del equipo. Jucinara y Débora García son las encargadas de plasmarlo en el campo.

El equipo de Óscar Suárez empezó la temporada de forma irregular, con números que no eran propios de la actual plantilla de la que dispone el equipo. En 2018 registró los peores números del equipo en los últimos años. Los últimos años de Cristian Toro al frente del equipo y el año de Jesús Oliva registraban mejores números y, sobre todo, mejores sensaciones.

Sin embargo, en estas últimas jornadas las sensaciones han ido cambiando a mejor y con ello el equipo valencianista ha conseguido sumar puntos. A pesar de ello, siguen octavas con 29 puntos. No obstante, ha logrado alejar la novena plaza. El Valencia no pierde desde el 6 de enero, cuando se le escapo el partido contra el UDG Tenerife en los instantes finales del encuentro.

Valencia CF Soccer City

El equipo celebrando un gol | Foto: Ana Moreno

A partir de esa Jornada 16, tres empates contra Espanyol, Sevilla y el último, más meritorio, frente al Athletic de Bilbao; además de tres victorias contra Logroño, Málaga y Madrid CFF. Así, el Valencia consiguió resarcirse de las malas sensaciones y, sobre todo, reencontrarse con el gol. Para conseguir esa pegada el equipo ha utilizado en su esquema de ataque a sus laterales, vitales en el juego de profundidad que pretende el técnico.

Un ataque por banda

La idea inicial de Óscar Suárez residía en el ataque por bandas y principalmente en la profundidad que le podían ofrecer al juego del Valencia las laterales ofensivas de las que se vale el equipo. A pesar de que en el medio del campo jugadoras como Carol Férez o Sandra Hernández pueden asumir la carga de la creación y basar el juego en la posesión y las jugadas entre líneas, la idea inicial es y sigue siendo un ataque por bandas.

Ya con Cristian Toro, el equipo utilizaba un 4-4-2 que acababa convirtiéndose en un 3-5-2 con laterales como Joyce Borini o Débora García, jugadoras más acostumbradas a jugar en posiciones más adelantadas, que acababan sumándose al ataque como autenticas extremos. Natalia Gaitán era la encargada de incrustrarse entre las defensas centrales, Ivana Andrés y Paula Nicart, y formar una defensa de tres que no dejara la parcela defensiva a la intemperie de cara a posibles contras.

Valencia CF Soccer City

Débora García durante un partido | Foto: Ana Moreno

Jesús Oliva también siguió utilizando a Joyce y Débora como arma para sumar más efectivos en ataque, también en vista de que son jugadoras que tienden al ataque, más limitadas para tareas defensivas. Con la salida de Joyce al UDG Tenerife, el Valencia decidió fichar a una jugadora de características similares: Jucinara Soares, que llegaba procedente del campeón de Liga, el Atlético de Madrid.

Más fondo de armario

Óscar Suárez dispone de más fondo de armario del que albergaban sus predecesores. Si bien Toro y Oliva tenían claro que la titularidad era para Joyce y Débora, no tenían tanto donde elegir. Salo Navalón y las canteranas Cintia Montagut y Paula Sancho eran los recambios. La ex-capitana Salo fue de más a menos y ya en sus últimas etapas en el fútbol no contó con demasiadas oportunidades.

Por su parte, Cintia y ‘Pauleta’ eran canteranas recién incorporadas al primer equipo que tampoco acabaron de ser decisivas. Ambas se marcharon en el pasado mercado estival al Fundación Albacete ante la falta de minutos. ‘Pauleta’ sí contó con bastantes oportunidades, especialmente en la primera etapa de la temporada 2017/18, hasta que tras un fallo defensivo contra el Atlético de Madrid desapareció del once hasta final de temporada.

Este año, ante la salida de cuatro de las cinco laterales, el equipo necesitaba fichar y cubrir una de las posiciones con menos fondo de armario efectivo. La primera incorporación fue Jucinara Soares para cubrir el lateral izquierdo. También llegó la mexicana Mónica Flores, que puede desenvolverse en ambas bandas, y volvió Naiara Beristain, que aunque su posición natural no es el lateral, Óscar Suárez la ubico ahí hasta su lesión.

La titularidad de Débora y Jucinara

Débora García y Jucinara Soares se han convertido en las laterales titulares. Ambas son jugadoras con características similares: explosividad, velocidad y profundidad en ataque. Su objetivo es claro, salida rápida por banda y centro lateral para que en el centro del área rival estén ubicadas tanto delanteras como extremos que han dejado el carril libre a las laterales.

En un inicio, debido a la lesión de Débora, y por su estado optimo, la titular en banda derecha fue Naiara Beristain, ofreciendo muy buenas sensaciones. Incluso logro anotar un golazo frente al RCD Espanyol. Su lesión de ligamento cruzado anterior en la rodilla izquierda la aleja de los terrenos de juego toda la temporada.

Valencia CF Soccer City

Jucinara Soares durante un partido | Foto: Ana Moreno

En ese panorama volvió a aparecer la ya experimentada Débora García, que actualmente está ofreciendo su mejor versión. La catalana ofrece descaro por banda, sus regates son un quebradero de cabeza para las defensas y sus centros son el principal aliado de Mari Paz Vilas. Suma ya cinco asistencias.

Jucinara Soares está siendo importante desde inicios de campaña. Se esperaba que la brasileña mejorará a su compatriota Joyce y de momento no está defraudando. Aunque de cara al gol no es tan efectiva, en labores defensivas sí ha ofrecido mayor seguridad. Su velocidad en ataque es clave para hacer transiciones rápidas y salir al ataque. Ha jugado en los 22 partidos y suma dos asistencias. Es una fija en las convocatorias de Brasil. Un juego profundo por bandas que, junto con una Mari Paz Vilas reencontrada con el gol, hacen del Valencia un equipo con mucha pegada arriba que ha anotado 13 goles en los últimos cinco partidos.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies