La reivindicación de Ben Yedder | Soccer City
7391
post-template-default,single,single-post,postid-7391,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

La reivindicación de Ben Yedder

A Ben Yedder no se le puede negar su capacidad para hacer goles, pero el verano pasado estuvo a punto de salir con la llegada de Pablo Machín. No era del agrado del soriano pero ahora le ha encontrado la mejor posición posible para el delantero nervionense.

El Sevilla levanta pasiones por su histórico comienzo de temporada y, tras 13 jornadas de campeonato, se sitúa como líder en solitario de la Liga Santander. Hay pocas dudas sobre el trabajo de Pablo Machín en Nervión y el lavado de cara que ha llevado a cabo en la capital andaluza. Pero su trabajo no se entendería sin la proyección en el césped de las ideas de Pablo Machín y ahí, la línea ofensiva tiene mucha culpa.

Porque el Sevilla tenía un claro problema de cara a gol y el soriano ha sabido solventarlo. Primero con el esquema de dos puntas más la llegada de los hombres de segunda línea y segundo, sabiendo encajar las piezas adecuadamente. André Silva es quien acapara la mayoría de los focos de este escenario, por llegar con un bajo cartel tras un paso estrepitoso por Italia y liderar el ataque de un Sevilla líder de Primera. Pero hay otros componentes que permiten a la máquina funcionar y uno de ellos es Ben Yedder. A base de goles, buenas actuaciones y trabajo en silencio, el ariete sevillista ha convencido a Pablo Machín de su valía.

Ben Yedder Soccer City

Ben Yedder controla un balón en el último partido ante el Real Valladolid | Foto: Sevilla FC

El franco-tunecino está afrontando su tercera temporada como sevillista pero estuvo a punto de abandonar la entidad hispalense el pasado mercado de verano para posibilitar la llegada de un delantero más. Y es que Ben Yedder no era devoción de Pablo Machín, decantado por los delanteros de área, con juego físico y con cierta altura. La escasa complicidad con el nuevo entrenador, la inexistencia del perfil que pedía el propio Machín y un buen mercado para Ben Yedder, hacían más que una realidad que el Sevilla escuchase ofertas por él. Sin embargo, Ben Yedder optó por continuar al frente del Sevilla en busca de una oportunidad, hasta que le llegó.

Ben Yedder, el Portu de Nervión

Hasta el último día de mercado, el Sevilla estuvo intentando la llegada de Portu, un anhelo de Machín para el Sevilla porque encajaba con lo que se buscaba en Nervión. Pero la operación no llegó a buen puerto por lo que Pablo Machín se había quedado sin un ‘Portu’ para el nuevo Sevilla. Había futbolistas en el equipo que podían encajar en este rol como Nolito o Sarabia pero no fue hasta que Ben Yedder ejerció como segunda punta cuando el técnico encontró a su ‘Portu’ nervionense.

Las características de Ben Yedder le permiten ser un buen complemento para André Silva en la zona de ataque. Ágil, con buen control de balón, trabajador, un excelente primer toque y sobre todo, un futbolista que sabe asociarse muy bien y tiene gol en sus botas. Esto hizo a Pablo Machín tener que cambiar su sistema a jugar con dos puntas y la asociación Ben Yedder-André Silva ha sido de lo más productiva.


«Ben Yedder no es el delantero más estético pero su capacidad de adaptación es innegable


A día de hoy, es inconcebible un Sevilla sin Ben Yedder por lo que aporta. No solo en la faceta ofensiva, sino también en la defensiva. Se siente cómodo en línea de tres cuartos y desahoga el juego, ofrece una salida distinta y se implica en recuperar el cuero. Le da más libertad a André Silva, cuya función es batallar con los dos centrales y esto a su vez, favorece la llegada de Ben Yedder en segunda línea.

En La Liga, Ben Yedder suma hasta la fecha seis tantos y tres asistencias, siendo el segundo máximo goleador del club -superado por André Silva- y el segundo futbolista que más participa en los goles -por detrás de Sarabia-. Unos números que lo convierten en un futbolista imprescindible para Pablo Machín.

El ex del Toulouse ha conseguido volver a ganarse un puesto en el Sevilla y una posición ideal para el. Ya en Francia apareció en numerosas ocasiones como segunda punta y se ha adaptado al rol que le pide Pablo Machín a las mil maravillas. Tuvo que esperar su momento y aunque Portu, el idilio de Machín, no llegase a Sevilla, la posición de segunda punta casa a la perfección con Ben Yedder.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies