Las águilas quieren seguir volando alto | Soccer City
8210
post-template-default,single,single-post,postid-8210,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Las águilas quieren seguir volando alto

El Eintracht ha vivido momentos difíciles en este siglo. La irregularidad penalizó mucho a un equipo que buscaba ser un bloque sólido a nivel nacional. Con Kovač comenzó un proyecto nuevo y exitoso que ahora sigue con Adolf Hütter. 

El actual entrenador del Bayern de Múnich, Niko Kovač, llegó al Eintracht Frankfurt en el 2016 sin tener ningún tipo de experiencia en los banquillos a nivel de clubes. El nuevo técnico únicamente había entrenado a la selección nacional croata entre los años 2013 y 2015. Por ello su contratación provocó una serie de dudas e incertidumbres que con el tiempo se fueron diluyendo hasta lograr el éxito alzando la DFB Pokal el pasado curso.

Eintracht Soccer City

Jugadores del Eintracht dando saludando a su afición | Foto: Eintracht

Con la marcha del técnico berlinés al Bayern el club de Frankfurt optó por la apuesta de Adi Hütter. El técnico austriaco venía de ganar la liga suiza con el Young Boys, equipo que llevaba 32 años sin levantar dicho título. Las Águilas venían de recuperar sensaciones en el próspero periodo en el que Kovač estuvo al frente y vieron que Hütter podía ser el nuevo líder para que el equipo siguiera creciendo.

Los inicios de un proyecto

Faltaban dos meses para que finalizara la temporada 2015-2016 y el Eintracht Frankfurt se encontraba en puestos de descenso cuando solo restaban cuatro jornadas para el final de la Bundesliga. Con este escenario aterrizó Kovač, una situación crítica para el Eintracht que apostaba por un técnico que había sido destituido de la selección croata y nunca había dirigido a un club.

Aquellos dos meses permitieron a Niko ganarse el derecho de diseñar un nuevo proyecto con las Águilas, un proyecto para que el club buscara la regularidad y se pudiera convertir en un equipo a tener en cuenta en la Bundesliga. Un club estable. El Eintracht se salvó en aquella temporada 2015-2016 ganando tres de los cuatro partidos que restaban cuando Kovač llegó. Después ganó la promoción de descenso contra el Nürnberg para quedarse un año más en la máxima competición de fútbol alemán.

Eintracht Soccer City

Sesión de entrenamiento del Eintracht Frankfurt | Foto: Eintracht

Tras la hazaña Kovač empezó un proyecto que duró dos años y en los que el club logró instaurar una regularidad que le permitió ser uno de los equipos más rocosos de la Bundesliga. El técnico engrasó un equipo que empezaba componiéndose desde atrás hacia delante y donde se buscaba ceder el balón al rival para presionar y robar el esférico lo más cerca posible del área rival. La presión y el compromiso eran innegociables en el equipo.

El técnico nacido en Berlín configuró un conjunto férreo, duro de batir y al que le costaba ser el protagonista de los encuentros puesto que prefería que fuera el rival quien llevara el peso de los choques. Aquel Eintracht sufría a la hora de iniciar el juego y llevar el peso de los partidos. Por ello se sentía mucho más cómodo enfrentándose a equipos teóricamente superiores y le costaba enfrentarse a rivales de perfil bajo que le exigían un plus con el balón.

Eintracht Soccer City

Celebración de los jugadores tras anotar | Foto: Eintracht

En estos dos años se pudo ver a un Frankfurt que utilizaba una defensa de cuatro en algunos partidos, aunque lo normal era que el técnico apostara por una defensa de tres hombres. Kovač se decantaba por un 3-4-3 donde los tres de arriba modificaban su dibujo y su disposición según el rival. La otra opción, y la más empleada en la última campaña, era un 3-5-2. Ambas formaciones perseguían el mismo objetivo, estar ordenados y dar el cuero al rival para recuperar y asfixiar al contrario.

Kovač contaba con una serie de jugadores que tenían un papel vital en el equipo. Eran los guerreros del técnico, aquellos que mejor representaban las ideas de preparador sobre el terreno de juego. Los Hasebe, Mascarell, Boateng y Rebić. Jugadores importantes que eran prácticamente intocables para un entrenador que podía cambiar de formación pero que tenía claro cuáles eran sus pilares, aquellos que mejor entendían su mensaje.

Eintracht Soccer City

Afición del Eintracht Frankfurt | Foto: Eintracht

Un bloque con raza y carácter que mordía sin balón y mataba aprovechando los espacios y errores del contrario. Con estas premisas se plantó el Eintracht en la final de la DFB Pokal 2017 ante el Borussia Dortmund donde perdió 1-2. En la liga el equipo acabó en el puesto 11 de la clasificación. El final de temporada dejaba un regusto un tanto agrio, aunque lo importante fue ver que el equipo se alejó del descenso y era competitivo.

La temporada 2017-2018 resultó ser un paso vital en el proyecto de las Águilas, la última temporada de Niko en el banquillo. Los del Commerzbank-Arena acabaron octavos en la Bundesliga, fuera de los puestos de acceso a Europa. Pero el Eintracht se metió en la final de copa ante el Bayern, el equipo al que se iba Kovač la próxima temporada. El título fue para las Águilas que llevaban 30 años sin levantar uno. Además este éxito les permitía disputar la Europa League. El proyecto daba sus frutos.

Con un nuevo líder al frente

Kovač se fue al club bávaro dejando atrás dos años en los cuales el Eintracht había madurado. El equipo quedaba huérfano y se precisaba buscar a la persona idónea para que el proyecto siguiera por el camino correcto. El elegido fue Hütter. El nuevo entrenador venía de ganar la liga suiza con el Young Boys demostrando que tenía una idea de juego y unos requisitos que podían cuajar perfectamente con lo que se buscaba en Frankfurt.

Para la presente temporada el Eintracht perdió a gente importante con la que Hütter ya no podía contar. Hrádecký, Mascarell, Boateng y Wolf fueron hombres fundamentales en la etapa de Kovač, jugadores que se desligaron del club y a los que había que encontrar sustitutos para que la etapa de Hütter fuera también satisfactoria. Se necesitaban perfiles que encajaran con las nuevas ideas del técnico austriaco.

Eintracht Soccer City

Adi Hütter, técnico del Eintracht | Foto: Eintracht

Jugadores como Torró, N´Dicka o Kostić –entre otros- han llegado esta temporada a las Águilas y están teniendo un papel destacado en los planes de Adi Hütter. El entrenador ha sabido sacarles el máximo provecho y lograr que la ausencia de los que se fueron no se esté notando. Además está consiguiendo que jugadores como Haller y Jović, que no tenían tanto peso con Kovač,  estén rindiendo a un gran nivel y sean piezas claves en sus planteamientos.

Al comienzo de la temporada el técnico austriaco se decantaba por una defensa de cuatro pero con el paso del tiempo redibujo la formación para asentar una defensa de garantías compuesta por tres hombres –N´Dicka, Hasebe y Abraham-. La alineación 3-5-2 ha sido la que mejores resultados le ha dado al equipo, permitiendo que los ataques se desplieguen con soltura y ofreciendo una gran seguridad en el apartado defensivo.

Eintracht Soccer City

Equipos saltando al Commerzbank-Arena | Foto: Eintracht

Con Hütter el equipo trata de tener y cuidar el esférico, ser los protagonistas del encuentro y sacar el balón jugado desde atrás, aspecto muy distinto al que tenía Niko Kovač. Hütter diseña un equipo para que se recupere el balón tras perdida, si es cerca del área rival mejor, pero al mismo tiempo el equipo está preparado para iniciar jugadas más largas y elaboradas.

Un estilo de juego armonioso y alegre que comienza en la defensa –con N´Dicka, Hasebe y Abraham– permitiendo sacar el balón jugado y que además ofrece garantías a la hora de defender. Por delante, a la misma altura que los centrocampistas, dos carrileros profundos que se incorporan al ataque y se sacrifican en labores defensivas, aunque por momentos el equipo se estira y dejan espacios a su espalda. Da Costa destaca en esta posición creciendo cada temporada que pasa.

Eintracht Soccer City

Tifo de los aficionados de las Águilas | Foto: Eintracht

Torró, al inicio de la temporada, y Fernandes, más tarde, fueron los elegidos por Hütter para ocupar el sitio que había dejado libre Mascarell. Se encargan de ofrecer ayudas a la línea de centrales y de tapar los agujeros que los dos carrileros dejan a la espalda. Actúan como escuderos para que De Guzmán canalice el juego y pueda mover el cuero teniendo libertad de movimientos, de esta manera ocupa más campo con su presencia.

Normalmente Rebić se sitúa por delante de los dos centrocampistas compartiendo esfuerzos de contención y mordiendo al rival cuando el equipo no tiene el balón. Es el encargado de conectar con los hombres del ataque y en la mayoría de ocasiones unirse a ellos. Un pura sangre con mucho trabajo sin balón y con una gran habilidad cuando lo tiene en sus botas. Por algo ha llamado la atención de los equipos más grandes de Europa.

Eintracht Soccer City

Adi Hütter durante un encuentro | Foto: Eintracht

Una de las mejores noticias en la presente campaña es el alto nivel que la dupla Haller-Jović está mostrando. Haller demuestra en cada partido ser un delantero inteligente que hace un buen uso de su fortaleza física para atraer rivales y generar espacios para sus compañeros. El francés no solo marca goles, también participa en el juego del equipo y asiste. Su mejor socio es Jović, dinámico y con una gran habilidad para caer por banda y entrar al área sin que el rival pueda detenerlo. Un delantero en crecimiento constante.

Con un estilo distinto al de Kovač, el Eintracht sigue progresando con su proyecto, ahora dirigido por Hütter. Por el momento, el equipo se sitúa en puestos europeos y ha superado su grupo de Europa League como líder. El club busca ser un equipo a tener en cuenta en Alemania, objetivo que por ahora está cumpliendo, pero no se conforma con eso, espera ser un fijo en competiciones europeas donde pueda dar mucho de qué hablar en un futuro no muy lejano.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies