Las virtudes y defectos de Mohamed, al descubierto | Soccer City
5316
post-template-default,single,single-post,postid-5316,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Las virtudes y defectos de Mohamed, al descubierto

El Celta no ha comenzado la temporada con las mejores sensaciones. Los de Mohamed parecen haberse ido desinflando con el paso de las jornadas. Victorias muy importantes y pinchazos inexplicables. Con todo ello, hay varios aspectos, positivos y negativos, que han destacado en estas primeras 7 jornadas del equipo gallego. 

‘Fragilidad’ defensiva

Aunque los datos no sugieran pensar que el equipo posee carencias a la hora de defender, las sensaciones son distintas. El equipo de Mohamed ha recibido 10 tantos en los primeros 7 encuentros, pero las sensaciones de inseguridad defensiva son evidentes en ciertos momentos del partido. Sin ir más lejos, en el partido frente al Getafe, se produjeron dos situaciones de mano a mano por errores muy claros de los centrales. La intensidad y la concentración defensiva deben ser mucho mayores en determinados momentos.

Mohamed Soccer City

Cabral disputa un balón aéreo con Diego Costa | Foto: RC Celta

Una prueba de ello, son las continuas modificaciones que el técnico argentino ha realizado en las últimas jornadas. Desde la defensa de tres centrales con dos carrileros (Hugo Mallo y Junior Alonso), ha pasado a la defensa de cuatro e incluso de cinco en el partido contra el Valencia. Esto último es algo entendible, teniendo en cuenta el potencial del conjunto che y la importancia de reforzar el equipo atrás juntando las líneas y hacerlo más compacto. En este caso, en Mestalla, el encuentro se saldó con un 1-1, resultado más que bueno para el conjunto vigués.

Sin embargo, los tres goles recibidos por parte del Valladolid en Balaídos, junto con la derrota en Girona dos semanas antes (con otros tres goles encajados), hicieron sembrar las dudas, mostrando las carencias del equipo de ‘El Turco’ en cuestiones defensivas.

Aún con todo esto, el argentino continúa alineando a sus hombres de confianza, ya que, salvo lesiones y sanciones puntuales, la defensa conformada por Mallo, Cabral, Roncaglia y los destacados (que hasta ahora han participado en todos los partidos) Néstor Araújo y Junior Alonso se postula como imprescindible.

La sala de máquinas sí carbura

No todo son aspectos negativos en el equipo de Vigo, si hay algo que parece tener claro Toni Mohamed, es que el centro del campo no se toca. Y, de momento, no le está saliendo mal la partida. El doble pivote conformado por Fran Beltrán y Lobotka se proyecta como imprescindible. El ex del Rayo está cuajando un gran inicio de temporada, confirmado con sus seis titularidades en lo que va de Liga, dato que indica la importancia del joven seseñero y la confianza que deposita el míster en él.

El eslovaco solo ha sido sustituido una sola vez. La pareja comienza a entenderse, de una manera en la que, poco a poco, comenzarán a surgir los automatismos necesarios. En lo que va de temporada, ambos están sabiendo ejercer sus papeles, llegando a tener mucho más dominio y control de balón que el rival. Ambos saben leer los partidos a la perfección, generando rapidez en el juego, movilidad de balón y ampliación del campo cuando se ven desbordados. En este último aspecto hay que destacar la trascendencia de los laterales a la hora de incorporarse al ataque.


«Ambos saben su rol y otorgan movilidad y rapidez al equipo


Con la implantación del 4-4-2 al esquema del técnico, el centro del campo resulta más reforzado. Para los partidos contra equipos como el Getafe, en los que ambos quieren llevar la batuta del encuentro y el esfuerzo físico es mucho mayor, es importante contar con un centro del campo fuerte y apto en la salida de balón.

En los últimos encuentros, jugadores como Brais Méndez u Okay han ganado protagonismo, sin olvidar a Jensen, que debutó frente al Getafe como titular y se retiró ovacionado. En el caso de Brais, su polivalencia le permite jugar tanto en banda izquierda como en el costado derecho.

Maxi, Aspas y nueve más

Maxi y Iago, Aspas y Gómez. Ambos son los jugadores más en forma del Celta. No solo por su actitud y sus goles, sino por sus aportaciones en líneas más atrasadas. Apareciendo, ofreciéndose en el medio y dando salidas de balón y soluciones a sus compañeros. La movilidad de los arietes es una de las características que más gusta a Mohamed. Hay que destacar que uno u otro han anotado en todas las jornadas excepto contra el Espanyol. Ambos han disputado casi la totalidad de los minutos que van de Liga y, de momento, van camino de ser una de las duplas más goleadoras de Primera. Hasta la fecha suman nueve tantos en siete jornadas.


«Iago y Maxi son piezas fundamentales, ambos suman 9 goles en siete jornadas


La verticalidad y la portería entre ceja y ceja, son dos principios fundamentales de la conexión hispano-argentina. Siempre que alguno de los dos se hace con el esférico, no hay vuelta atrás: el peligro es real. Tanto la facilidad, como la insistencia de ambos en todo tipo de acciones en ataque, hace de ellos dos delanteros de primer nivel. Las arrancadas, las transiciones y la rapidez de movimientos son características que definen a la perfección a ambos delanteros. Pero principalmente y por encima de todo, lo que aportan al equipo es el gol. 

El Celta se caracteriza por ser un equipo completo y compacto pero en cuanto al gol hay una brecha demasiado importante. Esto se produce porque de los 12 goles anotados por el equipo en las primeras siete jornadas, nueve han sido a cargo de Aspas-Maxi.

Mohamed Soccer City

Iago Aspas conduce el balón, frente a Maksimovic, en el partido frente al Getafe | Foto: RC Celta

Este dato habla mucho de la importancia e incluso, feroz dependencia que el equipo tiene de ambos. Es cierto que tan solo van siete jornadas disputadas pero el gol es algo fundamental y, de momento, el peso del mismo, recae en Iago y Maxi, que están respondiendo de una manera brillante y a la altura de equipos muy superiores.

Un mes sin ganar

Si bien el equipo se encuentra en una posición cómoda, debe hacer autocrítica. Es cierto que el Celta ha logrado 10 puntos, algo que le aúpa a la octava posición, pero hay que recalcar que, desde la victoria contra el Atlético a inicios de Octubre, no ha vuelto a sumar tres puntos. El buen hacer del equipo en el inicio de campaña fue muy llamativo, jugando realmente bien y logrando resultados tan buenos como sorprendentes; como esa victoria 2-0 frente a los del ‘Cholo’.

Tras ese encuentro, suma una derrota y tres empates consecutivos, algunos tan inexplicables como el del Valladolid, en el que el equipo dominó, llegó, desplegó un buen fútbol pero los pucelanos lograron el empate en el 94, después de ir 3-1 abajo. Algo parecido ocurrió con el Getafe; dominio celeste en tramos del partido pero ese control fue diluyéndose poco a poco hasta llegar a ser un monólogo por parte de los madrileños, que lograron el tanto del empate en el 78, un encuentro en el que, otra vez, esa falta de concentración en los minutos finales condenó al Celta.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies