Ligue 1: Todos contra el PSG | Soccer City
2633
post-template-default,single,single-post,postid-2633,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
GuiasWebLigue1

Ligue 1: Todos contra el PSG

Arranca una nueva Ligue 1, y lo hace con la misma pregunta de cada temporada: ¿hay rival que pueda hacerle daño al PSG? El conjunto de Thomas Tuchel se enfrentará a rivales como Mónaco, OL o Marsella que querrán arrebatar un trono que tiene el mismo dueño prácticamente durante todas las temporadas.

El PSG busca seguir reinando en el trono francés

El PSG ha vivido en los dos últimos años una transformación tremenda en su estilo de juego. El conjunto parisino, anhelando la Champions League por encima de todas las cosas, no pudo pasar de octavos de final en las dos últimas temporadas, cayendo ante Barcelona y Real Madrid respectivamente, y sembrando bastantes dudas con Unai Emery, el cual nunca tuvo el vestuario a muerte con él. Al-Khelaïfi, quien había confiado en Emery durante dos temporadas, decidió cambiar el banquillo por un técnico joven, innovador y con muchísimos matices tácticos como es Tuchel. El alemán, a pesar de que estará obligado a ganar la mayoría de los títulos nacionales, llega única y exclusivamente a París para intentar conseguir la orejona.

PSG SOCCERCITY

Mbappé está llamado a liderar el PSG tras ser campeón del mundo | Foto PSG Inside

Pese a su revolución en el banquillo, el PSG ha tenido un verano bastante sosegado en materia de fichajes. Las amenazas constantes de la UEFA con sancionar al equipo por el fair-play financiero han obligado al PSG a vender a varios jugadores importantes, tales como Pastore, Yuri Berchiche -el mejor lateral izquierdo la temporada pasada-, Guedes -aunque no había jugado casi podía ser importante por su dinamismo-, Edouard o la retirada de Thiago Motta.

Ha fichado a una leyenda como Buffon, sí, y también ha traído al prometedor central del Schalke, Kehrer, pero más allá de ellos, el equipo ya realizó su particular inversión atronadora la temporada pasada trayendo a Mbappé y Neymar. Aun así, en los últimos días de mercado, el PSG se reforzó con Juan Bernat para reforzar el lateral izquierdo y Maxime Choupo Moting, delantero que Tuchel tuvo en el Mainz de 2011 a 2014 a gran nivel y que ha sido petición expresa del alemán para dar descanso a Cavani

En cuanto a táctica se refiere, Tuchel ha utilizado en las primeras jornadas de Ligue 1 un esquema de 3 centrales, con bastantes matices. Hemos podido ver a Di María de carrilero, a Marquinhos de medio centro defensivo (solo Lass es pivote puro en la plantilla) y a Neymar haciendo un rol de Ronaldinho jugando con absoluta libertad, generando muchísimo juego y mandando pases picados a la espalda de las defensas rivales.

Ese rol de libertad de Neymar puede darle mucho al PSG y a Tuchel, un obseso de la táctica que también le ha dado muchos galones a Rabiot, relacionado con el Barcelona en el mes de julio. Sin duda, las novedades tácticas, la apuesta fuerte por los jóvenes y, la gestión de grupo, serán varias de las claves para que el PSG busque ganar la Champions League y deje buenas sensaciones en la Ligue 1.

El Mónaco de los jóvenes, a seguir sumando

Año tras año, temporada tras temporada, mes tras mes, día tras día, el AS Mónaco tiene que lidiar con la venta de jugadores importantes. Si hace dos temporadas ya perdió a la columna vertebral del equipo campeón, esta temporada ha vuelto a perder a tres pilares del conjunto de Leonardo Jardim. Lemar se marchó al Atlético de Madrid, Fabinho al Liverpool y Moutinho, muy querido en el vestuario, hizo las maletas hacia el Wolverhampton. Aun así, el club cuenta con el mejor técnico de la liga, un entrenador que a pesar de que todos pronostican que el equipo no va a seguir al nivel de años anteriores, convierte en milagros las temporadas.

A pesar de las bajas, el Mónaco ha seguido fiel a la político de fichar joven y barato de las últimas temporadas. Jugadores jóvenes como Golovin, que viene de un Mundial espectacular con Rusia, Henrichs, Geubbels, Diop, Pierre-Gabriel, Grandsir,  Panzo, o Navarro son algunos ejemplos de que el equipo ya no ficha millonadas por futbolistas, como ya aventajó el pasado mes de enero cuando se gastó 25 millones en Pellegri, futbolista de 16 años.

 

MONACO SOCCERCITY

Radamel Falcao será el líder del «baby Mónaco» esta temporada. | Foto:  AS Mónaco.

Jardim deberá gestionar esa juventud con la veteranía de los Jemerson, Sidibé, Glik, Falcao o Rony Lopes haciendo de líder entre líneas para intentar conseguir otra vez el segundo puesto de la Ligue 1. Otro matiz será el de qué versión veremos de Tielemans tras su horrenda temporada pasada en el club.

En cuanto a juego se refiere, el AS Mónaco ha tenido que volver en los últimos meses al AS Mónaco más rácano de la primera etapa de Jardim en el club. Cierto es que el equipo monegasco fue una apisonadora de marcar goles la temporada en la que le quitó la Ligue 1 al PSG, pero, debido a las bajas, los cambios constantes de sistema -del 4-4-2 se pasó al 4-3-3- y los perfiles distintos de jugadores que llegan al club (no es lo mismo Fabinho que Aholou, llegado del Stasbourg o Grandsir, extremo de transiciones rápidas que Lemar, extremo organizador) el equipo ahora juega a ritmo mucho más lento, algo que quizás potencie aun más la figura de Jardim en contextos de partidos igualados.

Con Nabil Fékir pero con la incertidumbre de su entrenador

El Olympique Lyonnais afronta una temporada más con la incertidumbre de saber donde está realmente su límite. En la anterior temporada, los de Bruno Génesio consiguieron ganar en su estadio a rivales de la entidad del OM, AS Mónaco o PSG, dando una imagen brillante en los partidos importantes pero, apaciguando dicho efecto debido a la mala gestión de su entrenador en los partidos ante los rivales «de la otra liga». La mala gestión de ventajas de Génesio en ciertos momentos del partido -véase la eliminatoria de Europa League ante el CSKA, privando a su equipo de jugar una final de la Europa League en su estadio- condiciona mucho a un OL en el que los aficionados siguen sin entender la continuidad del entrenador.

Aunque es un equipo que generalmente suele animar muchísimo los mercados, el Olympique Lyonnais no ha tenido un mercado de fichajes importante. De las tres incorporaciones que han llegado, Martin Terrier y Leo Dubois ya estaban cerrados el pasado mes de enero, y, terminaron la temporada cedidos en el Strasboug y Nantes respectivamente, y Denayer ha llegado con muchas dudas cedido por el Manchester City. Quizás, el mejor fichaje posible fue retener a Fékir tras no concretarse su fichaje por el Liverpool. Aulas ha blindado a quizás el mejor canterano del club de este siglo tras Karim Benzema y un jugador capaz de decidir partidos por sí mismo debido a su exuberante calidad individual.

LYON SOCCERCITY

Con Fékir, el OL puede soñar con hacer algo grande en la Ligue 1 | Foto: Olympique Lyonnais.

La baja de Mariano desdibujó totalmente la planificación final de la plantilla. Aulas tuvo que sacarse de la chistera el fichaje de Moussa Dembelé en el último día de mercado -segundo fichaje más caro de la historia del club tras Lisandro López, por 22 millones de €- y el prometedor Leny Pintor, al que el Valencia tanteó pero finalmente fichó por el OL por 5 millones de €.

El Olympique Lyonnais está volviendo poco a poco a la élite. Actualmente, tiene una plantilla completísima. En defensa, Dubois aporta la calidad técnica en la derecha que no se tenía con Rafael, Mendy es uno de los laterales más completos de la Ligue 1; en el medio, Tousart ha hecho olvidar ya a Gonalons y Aouar y Ndombelé se han consolidado como dos de las mayores promesas actuales del fútbol europeo y, en ataque, Memphis ha vuelto al nivel del PSV y su compenetración con Fékir y Traoré es espectacular.

Como decíamos, si su entrenador decide gestionar mejor algunas ventajas y no mete la pata en partidos que no son tan complicados a priori, el OL es el equipo que más calidad y más aprietos puede tener para el PSG en la presente temporada.

Volver a sentirse importante en Europa pero sin un 9 goleador

A pesar de llegar a la final de la Europa League y de volver a pelear por entrar en la Champions League, el Olympique de Marseille no cumplió el objetivo esperado la temporada pasada, que era el de volver a clasificarse para la máxima competición de clubes de Europa. Los McCourt, que invirtieron una millonada para cumplir el club, quizás no realizaron los fichajes que tanto deseaba la afición y, eso precedido por la no clasificación a la fase de grupos de la Champions. Aun así, Rudi García consiguió formar un bloque muy sólido y devolver la ilusión a la afición tras varios años de ostracismo por la mala gestión de los dirigentes.

OM SOCCERCITY

Mitroglou y Germain. | Foto: OM.

Rudi García afronta su segunda temporada de forma completa (podríamos decir casi la tercera aunque llegó en octubre hace dos años) y lo hace con un equipo al que ya ha hecho suyo. Tras conseguir la temporada pasada un esquema sólido, de juego vertical y, que sobre todo, tuviera variantes ofensivas, el equipo volvió a jugar una final europea aunque fue vapuleado por el Atlético de Madrid. Ha cambiado su forma de entrenar, ya que mientras en Lille era un entrenador muy ofensivo, ahora prima mucho la táctica y la solidez, conceptos que consiguió tras su paso por el fútbol italiano en la Roma.

En cuanto a plantilla se refiere, el OM ha reforzado su defensa con Duje Caleta-Car, central croata e internacional sub21 que la temporada pasada realizó una Europa League espectacular con el Salzburgo. También ha fichado a Kevin Strootman para el centro del campo con el objetivo de paliar la baja de Zambo Anguissa, medio que el año pasado explotó demostrando un sentido táctico y una inteligencia espectacular en los partidos importantes. Quizás, le falta un 9 goleador con mordiente ofensiva, ya que ni Germain ni Mitroglou, como demostraron la temporada pasada, van a aportar más de 15 goles por temporada. Pero ha ganado verticalidad con el joven Radonjic.

La clave del OM esta temporada será su gestión en los partidos importantes. Llevar 3 temporadas sin ganar a Mónaco, PSG y Olympique Lyonnais es una quimera importante para un equipo que quiere estar entre los tres primeros clasificados de la Ligue 1. Además, en dichos partidos. la floja participación de estandartes como Florian Thauvin, Dimitri Payet o Luiz Gustavo lastraron mucho al equipo. Si los tres pilares del Olympique de Marseille dan un paso al frente esta temporada en las citas importantes, el OM tendrá mucho terreno ganado de cara a una hipotética vuelta a la fase de grupos de la Champions League.

El Stade Rennais más ilusionante de la última década

Fue una temporada muy extraña en Rennes la temporada pasada. Tras un proyecto innovador, joven y con buenos fichajes, el equipo vivió un cambio drástico a mediados de octubre. Christian Gourcuff, entrenador, tras ganar 1-0 al Bordeaux y llevar tres victorias seguidas en Ligue 1 -tras mal inicio- y René Ruello, presidente del club, dimitían por discrepancias con los dirigentes.

Llegaría Lamouchi al banquillo, muy lejos de Europa, y con un estilo muy extraño. Capaz de sacar un defensa más con un jugador más y empatando un partido -para terminar ganándolo- como ganar en Lyon con 7 defensas en los últimos 10 minutos, Lamouchi finalmente consiguió clasificar al Rennes a Europa, misión que parecía imposible a principios de temporada y con un fútbol de contrastes pero efectivo.

RENNES SOCCERCITY

Lamouchi afronta una temporada ilusionante en Rennes. | Foto: Stade Rennais

Lamouchi inicia su segunda temporada en el Stade Rennais con una ilusión bastante grande. Ya ha sido calificado de uno de los entrenadores más innovadores de Europa y su gestión de situaciones en medio del encuentro, aunque extraña para muchos, es en la mayoría de veces efectiva. La temporada pasada, colocar a Khazri de falso 9 y jugar con centrales de medios en ocasiones para mejorar salida de balón del equipo -véase Jeremy Gélin que es uno de los defensas que mejor sacan la pelota de la Ligue 1 a sus 21 años- permiten confirmarlo como un entrenador para soñar en el Stade Rennais.

El Rennes ha tenido dos bajas muy importantes con respecto a la temporada pasada. Se marchó Khazri, jugador más decisivo del equipo y Gnagnon, el mejor central al Sevilla. Aun así, el club ha fichado de maravilla a jugadores jóvenes como Siebatcheu -17 goles y 9 asistencias en el ascenso del Stade Reims-, Damien Da Silva, uno de los centrales más completos de la Ligue 1 del Caen o Romain Del Castillo, promesa emergente del OL que se salió y fue decisivo en Ligue 2 para ascender con el Nîmes Olympique, además de Grenier, que el año pasado se recuperó de sus lesiones y dio un nivel muy serio en el Guingamp.

Mantener a Ismaïla Sarr -que deberá dar un paso al frente-, Bourigeaud -revelación en la banda derecha siendo medio, otra delicatessen de Lamouchi- o Gelin, también se antojan decisivas para seguir sumando en la presente temporada. Además, los fichajes de Ben Arfa y Mbaye Niang a última hora refuerzan de manera espectacular al equipo bretón en su lucha por los puestos europeos y hacer algo bonito en la Europa League.

El techo del Stade Rennais lo pondrá el propio equipo. Si Lamouchi vuelve a formar un engranaje sólido, que juegue bien al fútbol de forma dinámica y que sea resolutivo en metros finales, el equipo incluso podrá tener opciones de pelear por la tercera plaza, aunque sean palabras mayores. Pero estamos ante uno de los equipos que más ha evolucionado y, que, tras años sin invertir fuerte, lo está haciendo con Pinaut, una de las mayores fortunas del mundo y marido de Salma Hayek.

Llegó la era «post Malcom»

La temporada pasada fue un cúmulo de emociones para el Bordeaux. El equipo del Atlántico ya sufrió la primera en la frente cuando el Videoton en el mes de agosto les dejó sin Europa League para después, comenzar la Ligue 1 como una moto y tener que destituir a Gourvennec en enero tras estar a un paso del descenso y eliminado por un cuarta división en la Coupe de France. Fue entonces cuando llegó Poyet y, con muchísimo trabajo y resultadismo acérrimo, consiguió no solo erradicar la crisis que había instaurado Gourvennec en el club, sino que milagrosamente terminaría el equipo en puestos de Europa League -ha terminado entrando tras superar tres fases previas-

La temporada pasada fue un cúmulo de emociones para el Bordeaux. El equipo del Atlántico ya sufrió la primera en la frente cuando el Videoton en el mes de agosto les dejó sin Europa League para después, comenzar la Ligue 1 como una moto y tener que destituir a Gourvennec en enero tras estar a un paso del descenso y eliminado por un cuarta división en la Coupe de France. Fue entonces cuando llegó Poyet y, con muchísimo trabajo y resultadismo acérrimo, consiguió no solo erradicar la crisis que había instaurado Gourvennec en el club, sino que milagrosamente terminaría el equipo en puestos de Europa League -ha terminado entrando tras superar tres fases previas-

BORDEAUX SOCCERCITY

Kamano, líder del Bordeaux en ataque sin Malcom. | Foto: Girondins Bordeaux.

El Bordeaux no tiene la misma calidad de plantilla que la temporada pasada. Todo ello marcado por la venta de Malcom al Barcelona, su figura las dos últimas temporadas y el futbolista que decidía partidos con su brutal disparo y facilidad para dejar rivales en el camino. Aun así, François Kamano, ex del Bastia, ha asumido un liderazgo que hacen pensar a muchos que podría incluso hacer olvidar a Malcom, unido a la llegada del prometedor Samuel Kalu y la garra y gol que aporta siempre Jimmy Briand. También ha llegado Basic y el club mantiene a jóvenes talentos de la cantera que ya han dado un paso al frente como la roca del medio Tchouameni, el central Jules Koundé, quien a sus 19 años ya es el líder del club en defensa y Zaydou Youssouf, pretendido por el Valencia y un jugador del perfil Malcom que es un box to box total cuando lo hacía de medio centro aunque ha jugado más de extremo. También se reforzó con Sergi Palencia del Barcelona y mantuvo a Sabaly tras fallar el reconocimiento médico con el Napoli. A última hora, el club pudo reforzarse con dos activos más para la delantera. Uno es el internacional danés, Cornelius, que viene del Atalanta y el otro es Karamoh, quien tras despuntar en el Caen no pudo ofrecer todo su fútbol en el Inter.

A pesar de la salida de Gustavo Poyet del equipo, el Bordeaux afronta la temporada con la ilusión de seguir sumando. Es cierto que se ha marchado Malcom, pero el equipo ya mostró muchísima debilidad la temporada pasada cuando el brasileño pegó un bajón importante de rendimiento. Reforzar el grupo sin una estrella individual, jugar de forma más solida y ganar un efectivo para hacer basculaciones se antoja fundamental esta temporada para los ultramarines.

Una temporada llena de ilusiones a pesar de las bajas

El AS Saint-Étienne vivió una temporada similar a la del Bordeaux la temporada pasada. La llegada de Óscar García al banquillo Vert supuso una revolución, ya que Galtier, tras casi una década en el club y un título en su haber tras casi 40 años, dejó el equipo. Tras un gran inicio, el Saint-Étienne acusó los problemas de plantilla y de Óscar García con la directiva y dimitiría tras un 0-5 ante el Lyon en el derbi. Los problemas siguieron con Sable de interino, quien casi mete en descenso al club y tuvo que ser Gasset, el segundo de Laurent Blanc en el PSG y Francia, quien erradicara la situación con resultados y un gran juego. Eso sí, a Gasset sí le trajeron los fichajes que no le trajeron a Óscar García -M’Vila, Subotic, Debuchy, Ntep…-

Jean-Louis Gasset cumple su primera temporada de forma natural en el AS Saint-Étienne. El segundo que le hacía los informes tácticos de los rivales a Laurent Blanc en el PSG y en la selección francesa es uno de los entrenadores con más riqueza táctica de toda la Ligue 1. La temporada pasada, nada más llegar al club, se convirtió su equipo en uno de los mejores de Francia en el 2018 debido a lo bien que gestionaba las ventajas y su solidez defensiva. Avalado también por su trabajo en el Montpellier, tendrá el objetivo de meter en Europa al equipo.

ASSE SOCCERCITY

Khazri, en su presentación con el Saint-Étienne. | Foto: ASSE

La plantilla del Saint-Étienne es una de las más cortas de la Ligue 1. Aun así, el club ha renovado a M’Vila, Debuchy o Subotic y ha fichado a Cabella, jugadores que se erigieron como fundamentales la temporada pasada para cosechar los buenos resultados.

En cuanto a bajas se refiere, el club perdió a Pierre-Gabriel -defensa muy prometedor-, Jonathan Bamba, pichichi del equipo la temporada pasada y Pajot, uno de los medios que mejor jugaban en campo contrario de la Ligue 1 con balón. La llegada de un estandarte de un rival directo como es el Rennes de Khazri ha mejorado mucho la calidad individual en ataque del equipo.

La llegada de Salibur a última hora procedente del Guingamp -extremo derecho que ha ido de más a menos pero que es un jugadorazo cuando quiere- le da más dinamismo a Gasset en los metros finales.

El ASSE tendrá el objetivo prioritario de volver a Europa la próxima temporada. Todo lo que no sea pelear por volver a Europa será un fracaso. Con uno de los mejores entrenadores de la Ligue 1 para plantear partidos y, si el equipo sigue mejorando sus prestaciones defensivas combinado con una verticalidad estelar en ataque, estamos ante un ASSE que puede soñar y mucho en la presente temporada.

Patrick Vieira recoge el legado de Lucien Favre

Tras una temporada inimaginable por el espectacular trabajo de Lucien Favre, el OGC Nice volvió a la realidad la temporada pasada tras haber sido eliminado de la previa de la Champions League por el Napoli con estrépito. Fuera de las copas y eliminado a las primeras de cambio en Europa League, en Ligue 1 supo erradicar paulatinamente su horrible inicio, en parte por la recuperación de jugadores que venían de lesión como Pléa, Balotelli, Seri o Cyprien. Aun así, el legado de Favre -se fue al Dortmund– llegaría a su fin, habiendo realizado un fútbol de posición y de toque como pocos equipos en los últimos años en Francia.

Patrick Vieira ha sido el elegido para suplir el legado de Lucien Favre. El ex jugador del Arsenal, uno de los mejores centrocampistas de la era moderna por su potencia y calidad en el medio, cumple su primera etapa como entrenador de un primer equipo en Europa. Los cambios de posiciones constantes durante el partido de jugadores, la verticalidad por las bandas e, intentar jugar mucho por el medio para acumular, han sido sus primeras premisas en el Nice en una temporada que se antoja muy complicada por la poca profundidad de plantilla.

OGC Nice Soccercity

Vieira recoge el legado de Lucien Favre. | Foto: OGC Nice

El mercado del OGC Nice no ha sido fructífero en materia de altas y bajas. Perder a dos futbolistas tan importantes en las últimas temporadas como Alassane Pléa y Jean-Michaël Seri ha sido un duro varapalo para Patrick Vieira, que aun así ha contado con fichajes como Herelle, revelación de central en el Troyes la temporada pasada, Danilo Barbosa, una promesa emergente que pasó por el Valencia para reforzar el medio, Maolida, una de las mayores promesas de la cantera del OL, o Atal, uno de los laterales derechos con más futuro de Europa, conforman una plantilla a la que todavía le falta más fondo de armario para poder competir arriba. Mantener a Balotelli y, su dupla con Saint-Maximin, hacen que el Niza, aun perdiendo a grandes efectivos, siga teniendo un ataque muy interesante.

Será una temporada complicada para el OGC Nice. Vieira, de momento, no puede fijarse objetivos en su primera temporada ya que el listón que dejó Lucien Favre, con un equipo acomodado a jugar al fútbol de toque y de posición, fue altísimo. Sin embargo, la juventud y el dinamismo que parece que tendrá el equipo con el francés pueden darle una mejoría de variantes que no había con Favre.

Miguel Cardoso tras el milagro de Claudio Ranieri

Claudio Ranieri nos hizo pensar la temporada pasada que el equipo canario podía emular un milagro comparable al del Leicester. Tras un inicio de Ligue 1 en la que el Nantes estuvo peleando por las plazas Champions, la realidad de la plantilla devolvió al equipo a su lugar. El 2018 y, especialmente la segunda vuelta del Nantes fueron de un nivel muy bajo, sin apenas cosechar buenos resultados y acusando la poca profundidad de plantilla. Ranieri, tras no tener una relación muy correcta con Kita -presidente- decidió abandonar el equipo a final de temporada.

El lugar de Claudio Ranieri lo ha ocupado Miguel Cardoso. El técnico portugués viene de una temporada sensacional en el Río Ave, al cual, con un fútbol muy vistoso, le clasificó para la quinta posición de la liga portuguesa.

FC NANTES SOCCERCITY

Miguel Cardoso tendrá la difícil tarea de hacer olvidar a Ranieri en Pays de Loire. | Foto: FC Nantes.

El problema para Cardoso puede ser que realizar una revolución de fútbol en el Nantes, con tan poca profundidad de perfiles de jugadores, puede ser muy arriesgado. Del racanerismo de Ranieri, capaz de jugar en París con 4 centrales y 2 laterales de extremos, al fútbol ofensivo, de presión alta y de dinamismo de Cardoso, hay un mundo. Aun así, las sensaciones que dejó en pretemporada fueron bastante positivas, sacando a jóvenes en el equipo como Abdoulaye Dabo o Mouttousamy, llamado a ser muy importante en la presente temporada.

La plantilla no ha sufrido muchísimas bajas, pero sí es cierto que perder en defensa a Dubois y a Djidji, dos canteranos que sabían lo que era vestir la camiseta del club, debilita a Les Canaris. Otras bajas que le dan menos recursos a Cardoso son las de Thomasson y Bammou, aunque los 2 han ido a menos en los últimos años.

En ataque, Cardoso se ha traído a Evangelista para mejorar la velocidad del equipo, un zurdo con buen disparo que además es muy vertical y que ya ha dejado detalles en el inicio de temporada como para pensar que la puede romper en La Beaujoire. Boschilia (Mónaco) y Waris también han llegado en el ataque, evidenciando que quiere Cardoso un equipo mucho más agilizador en transiciones que como era Ranieri. Miazga, canterano del Chelsea, ha llegado para intentar cubrir el vacío defensivo del Nantes. Limbombe, extremo que fue el fichaje más caro de la historia del club, el veterano Kara Mbodji o Charles Traoré, buen lateral izquierdo, fueron los refuerzos de última hora.

Aunque será complicado cambiar el chip de forma instantánea en Nantes, Cardoso tiene el aval de Kita para trabajar con tranquilidad en Nantes. En el equipo son conscientes de que no se pueden pedir resultados desde el primer día y, que aunque el trasfondo era el resultadismo con Ranieri, con Cardoso no solo vale ganar, sino también la forma.

Un equipo defensivo pero matón ante los grandes

Al Montpellier le faltó la temporada pasada marcar muchos goles, pero su sistema táctico fue uno de los más difíciles de descifrar de toda la Ligue 1. Michel Der Zakarian, uno de los entrenadores más obsesivos por encontrar el sistema perfecto para su equipo, transformó al Montpellier en un 3-5-2 que dejó a PSG, Mónaco, Olympique Lyonnais y Olympique de Marseille en empates en los cuales apenas encajó gol. Un equipo hecho por y para defender que notó muchísimo el cansancio cuando tenía que ponerse a atacar. Aun así, Der Zakarian esta temporada sí tiene muchos más recursos como para poder cambiar la falta de puntería en goles.

Michel Der Zakarian cumple su segunda temporada en el Montpellier. Aunque llegó al club tras fracasar en el Stade Reims, al técnico de origen de Arzebaiyán le van los proyectos que tienen poca iniciativa y menos recursos, como ya le ocurrió en el FC Nantes cuando ascendió a la Ligue 1 con Les Canaris. Apasionado de la táctica, su 3-5-2 fue una obra de arte la temporada pasada con un sistema mecanizado por completo en el que todos los jugadores sabían que función tenían. Esta temporada, con bajas importantes, quizás tiene que variar algunas cosas.

MONTPELLIER SOCCERCITY

Andy Delort, en un partido con el Montpellier. | Foto: Montpellier Hérault.

El Montpellier ha perdido a sus dos mejores defensas -con permiso del gran Ruben Aguilar- de la temporada pasada. El primero fue Nordi Mukiele, lateral que se reconvirtió en un central impresionante tras el cambio de sistema de Der Zakarian.

El segundo fue Roussillon, uno de los mejores laterales izquierdos de la Ligue 1 en los últimos años -aunque Oyongo le está supliendo bien-. Aun así, tiene a Hilton -41 años y sigue rindiendo-, Pedro Mendes y Congre, centrales que siguen adaptándose al perfil que pide el técnico. En ataque, las llegadas de Delort, Mollet o Laborde permitirán al equipo paliar la baja de Mbenza o el flojo nivel de Sio en cuanto a goles se refiere y, darle esa velocidad que le faltó al club la temporada pasada, además de la calidad de Mollet, uno de los disparos más estéticos de todo el campeonato e infrautilizado en el colista Metz la temporada pasada.

Repliegue intenso, laterales muy abiertos, llegadas en segunda línea y solidez defensiva se erigieron la temporada pasada como los principales pilares del esquema de Miche Der Zakarian. Tan cierto es que el equipo no marcaba goles como que era uno de los equipos mejor trabajados en el aspecto defensivo de toda la liga. Si sabe darle ese plus en ataque, el equipo podría mejorar perfectamente el décimo puesto de la temporada pasada.

El mejor equipo de la zona media de la clasificación

Toda la prensa europea se limitó a hablar del Dijon FCO la temporada pasada en una ocasión, y fue cuando el PSG le marcó 8 goles con el famoso gol de Neymar driblando a medio equipos. La realidad fue otra, y es que los de Dall’Oglio realizaron una campaña impresionante con uno de los equipos más limitados de la categoría. No todos los años se termina 11º y, además, con un equipo que daba gusto verlo jugar. Laterales muy ofensivos (Rosier, ojo al internacional sub21 francés, Haddadi), centro del campo muy completo y, verticalidad pura en banda que, provocaron que el equipo no sufriera mucho la baja de Diony, traspasado al Saint-Étienne

Olivier Dall’Oglio suma otra temporada más en el Dijon FCO, y lo hace ya coronado como uno de los mejores entrenadores de la categoría, por no decir el mejor. Su capacidad de adaptación a los sistemas del rival -destrozó este año al Montpellier en la jornada 1 saliendo a machacar el sistema de 3 centrales mencionado por Der Zakarian-, sacar el mejor rendimiento de sus jugadores y, sobreponerse a las bajas, le han convertido en un entrenador total que pide a gritos ya el cambio de club, a no ser que haga un milagro con el Dijon, que no es descartable.

DIJON SOCCERCITY

Valentin Rosier, lateral derecho de Francia sub21. | Foto: Dijon FCO / Vincent Poyer.

Las bajas del Dijon son importantes, pero han sido paliadas de forma brillante. Si perdió a Xeka tras volver de lesión en Lille, Dall’Oglio vuelve al doble pivote con Marie y Loiodice para tener mucho más la pelota (ojo al chaval del 2001 que está dejando detalles impresionantes).

Si se marcha Djilobodji, el club ficha a un central poderoso como el joven marroquí Aguerd y lo combina con el veterano Ciman para tener una mejor defensa. Además, los galones que ha cogido Sliti y la cantidad de recursos que un delantero aguerrido como Tavares deja partido sí y partido también, unido a lo que puede aportar el joven Keita (1998 y destrozo al Niza en la jornada 3 con dos goles) más la recuperación de Kwon en los próximos meses, hacen del Dijon un equipo muy interesante y a tener en cuenta en la presente Ligue 1 como futurible para revelación.

El milagro bretón vuelve a escena otra temporada más

El EA Guingamp afronta otra temporada más en Ligue 1 con la ilusión de estar más que asentado en la categoría. El equipo, que tiene más localidades en el estadio que habitantes tiene la ciudad, acabó la temporada pasada en un tranquilo 12º lugar.

Kombouaré, el primer entrenador del jeque tras comprar el PSG y un entrenador muy contrastado en la categoría, realizó una campaña correcta, sobre todo tras el mercado de invierno, en la que juntó en ataque a Grenier con Benezet y, unido a la movilidad de Thuram o los goles de Jimmy Briand, el equipo no pasó apuros. También agradeció la irrupción como central de Félix Eboa-Eboa, canterano del PSG y la seguridad en portería de Johnsson, que ya ha hecho olvidar al venerado Lössl.

EA GUINGAMP SOCCERCITY

Didot, en un partido del EA Guingamp. Foto | EA Guingamp

Antoine Kombouaré afronta su tercera temporada al frente del EA Guingamp. Haber sido 10º y 12º en sus dos temporadas anteriores avalan aun más su trabajo al frente del club.

Entrenador pragmático, que aboga por la libertad de los jugadores en el campo, el objetivo del Guingamp esta temporada podría ser el de mirar un poco más allá de la mitad de la tabla para, quien sabe, poder volver a disputar la Europa League que ya disputó hace unos años llegando a los dieciseisavos de final. Para ello, intentará seguir con su 4-2-3-1 marcado en el que los costados son una pieza fundamental para atacar al equipo rival. Reconvertir a Blas en medio centro de salida de balón ha sido una de las mejores decisiones que ha tomado en los últimos años.

En cuanto a bajas se refiere, quizás la baja más importante del equipo ha sido la de Jimmy Briand, estandarte del club  y máximo goleador la temporada pasada. Aun así, la baja de Briand la contrarrestó el club bretón con la llegada de Nolan Roux, quien viene de hacer la mejor temporada de su vida en el Metz, llegando a la friolera cifra de 16 goles, volviendo a ser el del Brest.

La baja de Grenier es quizás la que más ha afectado al equipo ya que no tiene un recambio natural del ex del OL, aunque Benezet aporte muchísima calidad y Coco y Thuram aporten la rapidez en las bandas. Sin embargo, al equipo quizás le falte más profundidad en el banquillo que puede acusar a la hora de afrontar el fin de temporada. Guessouma Fofana ha llegado procedente del Amiens para cubrir la baja del incombustible Mustapha Diallo, uno de los medios más importantes de la última década para el club.

Si el Guingamp sigue manteniéndose fiel a sí mismo, como un equipo fiable en casa, y jugadores como Benezet o Thuram no acusan la irregularidad que siempre les caracteriza, además de Fofana recuperar el nivel del Amiens en Ligue 2 en la cual le llevó a rechazar un ofertón del Stoke City, para cubrir la baja de Diallo y Kerbrat sigue con su nivel regular en defensa, el equipo puede soñar con mejorar el 12º puesto de la temporada pasada.

Segundo año en Ligue 1, con una estrella mundial al frente

El Amiens SC afrontará su segunda temporada de su historia en la Ligue 1, la segunda consecutiva además, habiendo sido una de las gratas sorpresas la temporada pasada. Tras haber ascendido contra todo pronóstico y, habiendo perdido a dos pilares del ascenso como Tanguy Ndombelé y Aboubacar Kamará, el equipo de Pellisier no solo se mantuvo, sino que lo hizo con una tranquilidad impresionante, plantando cara a los grandes equipos de la Ligue 1 y sacando una madurez impropia de un equipo que está en su primera temporada de la historia de la Ligue 1.

AMIENS SOCCERCITY

Paulo Henrique Ganso jugará en el Amiens. | Foto:  SC Amiens.

Pellisier es un técnico fabuloso. Declarado seguidor acérrimo del Bielsismo, especialmente de Jorge Sampaoli, sus esquemas tácticos, siempre con la presión intensa y la velocidad en banda de por medio, se hicieron un hueco en la Ligue 1 la temporada pasada. La libertad que le dio a Kakuta, el nivel de Gouano y Adenon en defensa -avalados por él, centrándoles la posición y convirtiéndolos en jugadores muy polivalentes- y la efectividad de Moussa Konaté fueron suficientes para que Pellisier confeccionara un equipo muy completo, con plantilla bastante limitada y que le permitió erigirse como el técnico revelación, o uno de ellos, de toda la categoría.

La principal baja del equipo ha sido la del que fue, con permiso de Konaté, el mejor jugador del Amiens la temporada pasada. Hablamos de Gaël Kakuta, que ha vuelto al Rayo tras ser el líder del Amiens la temporada pasada en ataque y jugando con muchísima libertad.

Además de él, Manzala, que aportaba mucho en la derecha, Avelar o Guessouma Fofana, también han sido bajas importantes. En cuanto a altas se refiere, el iraní Ghoddos, con una presencia muy importante en el medio, Kurzawa, Otero, perla del Estudiantes, entre otros, conforman un grupo que ha mantenido a varios pilares como Adenon, Gouano, renovar al veterano e insaciable Monconduit o mantener a Cornette, que siempre aporta como jugador polivalente.

La sorpresa llegaría el último día del mercado con la llegada de Paulo Henrique Ganso. El del Sevilla llega cedido a una liga y un equipo que físicamente no le exigirá tanto, por lo que su estilo de juego, más lento y con muchísimos brotes de calidad, le vendrá de maravilla para demostrar que todavía tiene mucho fútbol en sus botas. Se enfrentará a su amigo Neymar, compañeros en el Santos, en la Ligue 1.

Será una temporada para soñar en Amiens. Nadie puede ya exigirle nada a Pellisier después de haber obrado dos milagros consecutivos y tampoco nadie le robará la ilusión a un equipo que sorprendió a la Ligue 1 la temporada pasada. Sufrirá para mantenerse, pero tiene el aval de tener a un entrenador acostumbrado a hacer milagros, y no solo en Amiens.

Moulin busca otro milagro sin Karl Toko-Ekambi

Pocos equipos saben reinventarse temporada tras temporada como el SCO Angers. Si los de Moulin tienen que afrontar cada año la temporada sin su mejor jugador, esta temporada no iba a ser para menos. Karl Toko-Ekambi fichó por el Villarreal tras haber sido clave en la salvación del club.

El extremo, en el mes de enero, pasó a jugar de 9 ante los problemas que estaba teniendo el equipo en ataque, coqueteando además con las posiciones de descenso. Ekambi pasó a jugar de 9 y empezó a mejorar sus cifras goleadoras de forma escandalosa, potenciando su buen disparo y su velocidad al espacio. Haberse comprometido a seguir en enero en el club fue la clave para que el Angers siguiera en la Ligue 1 otra temporada más. Pero sin Toko, el milagro puede ser más difícil aun.

ANGERS SOCCERCITY

El Angers, aunque sufriendo, se consigue mantener en Ligue 1. Foto | SCO Angers

Sthepane Moulin afronta otra temporada más en el Angers con el objetivo de volver a reinventar una plantilla que pierde temporada tras temporada a los mejores futbolistas. Si supo rehacerse a las bajas en su día de Ndoye – ahora ha vuelto-, Camará, Butelle -que también volvió-, Boufal, Saïss entre otros, el técnico tendrá que afrontar esta temporada la baja de su mejor futbolista. Pero como tácticamente es un entrenador que maneja muchos registros, la realidad es que seguramente vuelva a sacarle una vida al equipo de la chistera.

En el apartado de bajas, como ya hemos mencionado, la más importante es la de Toko-Ekambi. El camerunés fue el jugador más importante del equipo la temporada pasada con el cambio de posición a la de 9 -ante el mal momento de Crivelli y Guillaume, los dos ya fuera del club- y también por su asociación con Tait.

Sin él, el club ha fichado definitivamente a Adelaide -que dejó grandes detalles la temporada pasada estando en el Arsenal antes-, Stephane Bahoken, que viene de una temporada notable en el Strasbourg, además de reforzar su medio con Pajot, que como mencionamos, tiene un dominio de balón impresionante y, unido a que Santamaría ha renovado siendo uno de los mejores lectores de juegos de pivote defensivo de toda la Ligue 1, el equipo tiene suficientes motivos como para pensar que se mantendrá esta temporada en la máxima élite del fútbol francés.

Un histórico que vuelve a sentirse importante en la élite

El Strasbourg volvió a la Ligue 1 la temporada pasada tras muchos años en el ostracismo, y con muchísimos problemas económicos que lo llevaron a descender a divisiones muy lejanas.

En su primer año de vuelta, los de Laurey consiguieron salvarse finalmente tras tener una plantilla que, por calidad individual, estaba capacitada para llegar más lejos pero que las dificultades para encontrar un once ideal que potenciara a sus futbolistas le generó muchos problemas a lo largo de toda la temporada.

STRASBOURG SOCCERCITY

El Strasbourg está de vuelta en la élite y está para quedarse. | Foto: RC Strasbourg

Finalmente, el rombo en 4-4-2 que estableció Thierry Laurey fue muy beneficioso para el equipo, y el equipo, que ganó 2-1 al PSG en su estadio en la primera derrota de la temporada de los de Emery, se mantuvo tras un buen final en el que ganó al OL también en los últimos minutos con una delicatessen de la espectacular zurda de Lienard, y que confirmaron su sueño de seguir vivo en Ligue 1.

Thierry Laurey es uno de los entrenadores más efectivos del fútbol amateur en Francia. El técnico consiguió ascender al Gazélec Ajaccio a la Ligue 1 hace varias temporadas e hizo lo mismo con el Strasbourg, tras cogerlo en cuarta división y devolverlo a la Ligue 1 en tiempo récord. Caracterizado por su trascendencia de jugar muchísimo por el centro del campo y generar superioridades con constantes paredes o asociaciones rápidas. Su 4-4-2 en rombo se convirtió en un sistema de culto la temporada pasada, siendo muy trabajado, potenciando a jugadores como Martin en la media punta, Lienard en el costado izquierdo para buscar cambios de orientación y Nuno Da Costa yendo al espacio para cazar las ocasiones que generaba con su rapidez. Este año, seguramente mantenga al club al haber ya automatizado muchísimos conceptos tácticos que parecen que hacen responder al equipo.

En cuanto a bajas se refiere, el Strasbourg ha perdido a varios jugadores importantes. Tales son los casos de Bahoken, Aholou, su mejor medio que se marchó al AS Mónaco, Seka, un pilar defensivo que era el capitán o Bakary Koné y Dimitri Foulquier, dos futbolistas que aportaron la temporada pasada mucho en defensa a Laurey. Aun así, la llegada de Mitrovic, que ya es capitán del equipo en defensa, Ajorque, uno de los delanteros más completos de la pasada Ligue 2 en el Clermont Foot, Carole para la banda izquierda, Sels para la portería o Ibrahim Sissoko, uno de los medios más prometedores de Ligue 2 que seguramente supla de maravilla a Aholou, compensan las bajas importantes que ha tenido el equipo en verano.

La temporada del RC Strasbourg se antoja bastante positiva, pues a pesar de que perdió a varios futbolistas importantes, Thierry Laurey es uno de los entrenadores que mejor trabaja los detalles de la Ligue 1. El año pasado consiguió muchos puntos en segundas jugadas y, esta temporada, sin Aholou, la manija del equipo la llevará Jonas Martin, un futbolista que no triunfó en el Betis pero que se ha erigido como el jugador con más criterio técnico del Strasbourg.

Los vikingos sin el timón del barco

Tras un inicio fulgurante de temporada, en la cual el Caen coqueteaba por entrar en Europa League, el equipo de Garande terminó la temporada sufriendo y con unas carencias técnicas que hicieron al Caen ser uno de los equipos más flojos de la segunda vuelta de la Ligue 1. Garande, consciente de que no podía dar más en sí mismo al equipo, decidió marcharse y dejar un legado de un equipo al que siempre le critican por su flojo juego pero que siempre es efectivo y acaba manteniéndose en la Ligue 1 contra todo pronóstico.

Para sustituir en el banquillo a Garande, el elegido ha sido Mercadal, uno de los técnicos del momento por su espectacular temporada pasada en el París F.C. El París tenía una plantilla para jugar en tercera pero terminó jugando en Ligue 2 al final por el descenso del Bastia.

A pesar de que se diluyó al final, el Paris F.C estuvo a un paso de lograr un ascenso histórico y en parte gracias al juego posicional y estético que fabricó Mercadal. También pasará el Caen de tener un entrenador mucho más enjaulado en su campo y buscar un gol a balón parado a otro que quiere dominar la pelota, presionar muy alto y tener un ritmo muy alto durante todo el encuentro

SM CAEN SOCCERCITY

Beauvue es un fichaje de renombre para reforzar la delantera del SM Caen. | Foto: SM Caen.

El Caen ha perdido a Damien Da Silva. En cristiano, al mejor defensa por regularidad de la Ligue 1 de los últimos años y uno de los pilares defensivos de Garande en su paso por Normandía. Aun así, el fichaje de Oniangué para mejorar el físico en el centro del campo, Ninga -el cual en el Montpellier se salió hasta romperse los ligamentos- para aportar esa velocidad que no tenía el equipo con Garande, la vuelta de Fajr tras haber rendido en España y ser ideal para el estilo de querer ser protagonista de Mercadal y el veterano Tchokouté, delantero de 30 años que Mercadal ha tenido en el Avranches y París F.C en Ligue 2 a un nivel altísimo, unido a que Djiku renovó para cubrir la plaza de Da Silva, permiten al equipo dar un salto cualitativo importante en cuanto a técnica se refiere.

Perder a tu máximo goleador (Iván Santini) es siempre complicado, pero el Caen se reforzó con Beauvue y Khaoui en los últimos días de mercado, reforzando una plantilla a la que le faltaba dinamismo y que va a tener con el ex del Celta y el ex del OM.

Veremos como gestiona Mercadal el cambio del estilo que Garane había armonizado en el club vikingo, pero lo cierto es que el trabajo que ha cosechado el técnico en los últimos años y la plantilla que tiene, mucho más ofensiva que defensiva la temporada pasada, pueden ser un aval para que el Caen mejore la 16º posición de la temporada pasada.

Marcelo Bielsa ya está más que olvidado en el norte

El Lille convirtió la temporada pasada uno de los mejores proyectos de la década en casi una pesadilla. Marcelo Bielsa llegó al equipo avalado por una directiva que comandaba el nuevo propietario y amigo del Loco, Gerard López.

Bielsa trajo un montón de fichajes, la mayoría de ellos jóvenes talentos, pero no decidió contar con pesos pesados del equipo como Enyeama, Béria, Basa o Rio Mavuba, por lo que el equipo, con tanto jugador imberbe, acusaría a final de temporada esa falta de jugadores veteranos.

LILLE SOCCERCITY

Nicolas Pépé decidió seguir en el LOSC Lille pese a la oferta del OL. Foto | LOSC

Tras Bielsa no convencer y estar en puestos de descenso, el Lille lo despidió para traer a Christophe Galtier, un entrenador caracterizado por dar estabilidad al vestuario con un estilo de juego que no se caracteriza por ser muy vistoso. Galtier, aunque sufrió mucho al principio, consiguió sacar del descenso al equipo y gestionar los momentos difíciles de la mejor manera posible. La tormenta de Bielsa pasó a tempestad gracias a Galtier.

Christophe Galtier afronta su primera temporada completa como entrenador del LOSC Lille. La valentía que tuvo el ex entrenador del Saint-Étienne para embaucarse en el proyecto del equipo norteño,  y, su brillante toma de decisiones en los peores momentos le catapultaron para seguir siendo considerado un entrenador de los más completos del fútbol francés, avalado previamente por su paso por el Ródano. Esta temporada, tendrá a su disposición por fin una plantilla más completa, capaz de adaptare a su estilo con más tiempo y con un ataque de ensueño para poder devolver al Lille al lugar que se merece.

El Lille ha traído a muy buenos jugadores para reforzar su ataque. Desde Ikoné, que el año pasado deslumbró ya con detalles en el Montpellier -canterano muy prometedor del PSG-, pasando por Jonathan Bamba -pichichi del Saint-Étienne la temporada pasada- hasta la vuelta de Löic Rémy al fútbol francés tras un fracaso en Getafe y Las Palmas pero muy avalado por su increíble rendimiento en el Olympique de Marsella en un tiempo no muy lejano. Rui Fonte aportará la garra defensiva y experiencia que no tenía el equipo y Celik ha dejado muy buenas sensaciones en una banda derecha en la que Malcuit, fichado por el Napoli, no dejó muy buenas sensaciones.

Por otra parte, mantener a Mendes y Maia en el medio ha sido una gran noticia después de perder el equipo norteño a Bissouma y Amadou, dos de los medios con más galones la temporada pasada. Ello unido a que Soumaré es uno de los medios más prometedores del fútbol francés permiten a Galtier confirmar una plantilla de suficientes quilates y garantías, quizás incluso más completa por compenetración que la temporada pasada.

Aun así, las bajas a última hora de Mothiba y Benzia -jugador de más calidad del equipo- sorprendieron a los aficionados, que vieron como el Lille reforzaba a última hora del mercado sus puestos de ataque con Pied, que en su última etapa en Ligue 1 se salió con Puel en el Nice o Rui Fonte, delantero del Fulham que jugará con su hermano José Fonte, ademas del joven lateral derecho del Botafogo, Constanza.

Un club mucho más maduro, con la confianza plena en el entrenador y sin ninguna revolución de ningún tipo por el hecho de contrastar y mucho con una plantilla joven, son los principales valedores para pensar que el LOSC Lille esta temporada tiene una plantilla y un grupo como para soñar por recuperar la competitividad que ha perdido en los últimos cursos.

Vuelve un histórico que metió al equipo en Europa League

El Toulouse se convirtió en el primer equipo de la historia de Ligue 1 en mantenerse en la categoría por el play-off de descenso.

El equipo del sur de Francia realizó una temporada nefasta, con cambio de entrenador incluido (Se marchó Dupraz por problemas con el vestuario y llegó Debeve) y sin sacar el buen rendimiento de sus jugadores clave, entre ellos Imbula, Issa Diop o Alban Lafont, que en ningún momento dieron el nivel esperado. Aun así, Dèbeve consiguió salvarse en un playoff que no tuvo historia ante un Ajaccio que no pudo jugar en su estadio y se marchó del equipo, dejando el testigo a Casanova, considerado para muchos el mejor entrenador de la historia del club que en su día clasificó a Champions al equipo y, con el principal pretexto de recuperar la estabilidad en el vestuario.

CASANOVA TOULOUSE SOCCERCITY

Alain Casanova vuelve a Toulouse para reflotar un vestuario muerto. | Foto: Toulouse F.C.

Alain Casanova vuelve al Toulouse después de tres temporadas fuera del equipo. Previo a su vuelta al Toulouse, el técnico fichó por el Lens en el cual apenas duró unos meses debido a una situación insostenible por resultados la temporada pasada. En Toulouse, intentará recuperar los buenos momentos que dio al club durante muchos años, siendo un club muy complicado de batir en Francia, con un juego físico que ahogaba al rival y teniendo en su haber a futbolistas como Elmander, Gignac, Emana, Mousa Sissoko, Etienne Capoue o Wissam Ben Yedder a los que Casanova les dio un hábitat en el que sentirse mejores futbolistas. Aun así, la tarea no será para nada, sencilla, pues el equipo ha perdido a jugadores importantes.

Empezando por Lafont en la portería, el cual, tras una temporada muy irregular, fichó por la Fiorentina. Continuando por Issa Diop, el cual también tuvo una temporada muy floja pero finalmente se marchó al West Ham. Y Delort, el cual prometía mucho pero finalmente se ha quedado en nada tras estar más relacionado por temas extradeportivos que deportivos.

El club no ha fichado mucho, pero la incorporación del talentoso medio español Manu García puede darle una calidad al equipo que no tiene en el medio, Mbia puede suplir a Issa Diop en defensa, el club ha podido mantener a Gradel finalmente, el cual fue el futbolista más desequilibrante del Toulouse la temporada pasada y Bostock, mejor jugador de la Ligue 2 hace dos temporada, puede darle la calidad y la presencia que le faltó a Imbula en Toulouse la temporada pasada. Sin duda, el mejor fichaje es el de Casanova, que es un entrenador maravilloso y al Toulouse le faltaba un gestor, no un entrenador de revoluciones.

Vuelve a la Ligue 1 con un equipo muy reforzado

El Stade Reims vuelve a la Ligue 1 de la forma más superior de la historia de la Ligue 2. Los de David Guion consiguieron la temporada pasada el récord de la categoría de puntos, consiguiendo el liderato prácticamente de principio a fin y sin soltarlo en ningún momento. Tras haberse gastado una cantidad de dinero importante, el objetivo de ascender era una obligación mayoritaria y, el equipo Champagne apenas tuvo problemas para lograr un ascenso que llevaba buscando de forma obsesiva. Los Chavarría, Siebatcheu, Chavalerin, Danilson, Jeanvier u Oudin demostraron tener una calidad para una categoría muy superior a la Ligue 2.

David Guion cumple su segunda temporada al frente del Stade Reims tras haber ascendido la temporada pasada con un fútbol bastante ofensivo, llevando la iniciativa de los encuentros en todo momento y sin encajar muchos goles. El Reims, con el sello de Guion encima, fue una apisonadora que no encontró un resquicio en toda la temporada. Es un entrenador que maneja de maravilla anteponer su ritmo al del rival en el encuentro y que puede adaptarse a jugar con la iniciativa de la pelota o replegando para intentar salir a la contra, que es una premisa que parece que trabajará más en la presente Ligue 1.

CHAVARRIA REIMS SOCCERCITY

Pablo Chavarría será la referencia del Reims en ataque. | Foto: Stade Reims.

El Stade Reims ha sabido contrarrestar las bajas importantes que ha tenido con jugadores que conocen bien la categoría. La experiencia de Danilson Da Cruz, pilar en el medio la temporada pasada, ha sido paliada con Romao, quien en su última temporada en Francia dio su mejor nivel en el Olympique de Marseille de Marcelo Bielsa y quien puede formar una pareja muy complementadora con el siempre técnico Xabier Chavalerin.

Diego Rigonato, mejor jugador de la pasada Ligue 2, prefirió el dinero a Francia y se marchó a los Emiratos Árabes Unidos, para suplirlo el club fichó a Moussa Doumbia, un jugador eléctrico, muy difícil de frenar en el uno vs uno y que en la banda izquierda forma una pareja muy interesante con el marfileño Konan, lateral izquierdo traído del Guimaraes y un jugador muy incisivo en las subidas.

A ello unimos que Jeanvier, el mejor central de la pasada Ligue 2, también dejó el club y que el Reims fichó a Fontaine, un central que junto a Laporte en el Clermont formó una de las mejores parejas de la segunda división francesa.

Es decir, el Reims pierde a jugadores clave pero lo compensa con buenos fichajes. A ello hay que sumar que cuenta con Chavarria, que es un 9 interesantísimo y que ha madurado su juego, Oudin, uno de los jugadores más técnicos de la Ligue 2 o Abdelhamid, una roca defensiva que junto a Fontaine puede formar una gran pareja. Perdió también a Siebatcheu, jugador que el año pasado estuvo presente en 26 goles (17 goles y 9 asistencias) y que terminó fichando por el Rennes para jugar Europa.

A priori, y, por plantilla, el Stade Reims debería mantener la categoría del fútbol francés en su retorno a la misma. Pero cierto es que ha vendido a varios jugadores con muchísima experiencia que le estaban dando un plus al equipo. Aun así, el once titular que dispone Guion, en el cual Marvin Martin, el nuevo Zidane en su día para muchos en el Sochaux lleva la manija del equipo con muchísima calidad, es para hacer algo interesante en la Ligue 1. El tiempo dirá.

Los cocodrilos buscan presa en la élite francesa

Los cocodrilos, tal como se les apodan, realizaron una temporada histórica y disputarán por primera vez en el siglo XXI una temporada en la Ligue 1.

Tras formar un equipo en el que la veteranía era el sostén del equipo y, en la cual se combinaba también la calidad técnica de ciertos jugadores, el Nîmes dio la sorpresa y terminaría ascendiendo a la Ligue 1. En el mismo equipo, la calidad técnica de Romain Del Castillo, la efectividad de Umut Bozok, un turco que disputaba su primera temporada en la Ligue 2 y que terminó pichichi de la categoría marcando gol en cada uno de sus toques y, la experiencia de Savanier y Valdivia en el centro del campo fueron claves para que el equipo no diera por perdido un punto a lo largo de toda la temporada.

NIMES SOCCERCITY

El Nîmes volvió a la Ligue 1 después de varias décadas en el ostracismo. | Foto: Nîmes Olympique.

Bernard Blaquart es uno de los entrenadores que más se pueden asemejar al fútbol británico en el fútbol francés. El técnico del Nîmes no es un entrenador que base su juego en otra cosa que en los balones largos, en la lucha de delanteros contra centrales y en aprovechar algún error del rival para intentar hacer daño.

No tiene medio centros muy técnicos y su 4-4-2 es un esquema ideal para los balones aéreos en busca de dos guerreros en ataque como Ripart y Bozok que no dan una pelota por perdida y son un dolor de cabeza para los centrales rivales. Habilitar a extremos con peinadas, juego directo y, profundidad en banda son varias de las premisas que le caracterizan como entrenador y que seguro que ponen en aprieto a muchos equipos, como ya hiciera al OM en la segunda jornada con un fútbol puramente británico.

Por otra parte, entre las bajas más importantes están la de Romain Del Castillo. El canterano del OL fue una pieza fundamental para Blaquart la temporada pasada, dejando destellos de calidad en cada partido y aportando esa pausa dentro del fútbol directo y de presión alta que practicaba el Nîmes Olympique.

Boscagli es la otra baja destacada, tras haber estado cedido por el Nice y haber dado un rendimiento altísimo para el campeón sub19 con Francia hace dos años en Alemania. Fichar a Loik Landré, canterano del PSG y ex del Lens para reforzar la defensa, a Denis Bouanga, uno de los mejores jugadores de la Ligue 2 que en el Lorient hacía maravillas y que ya es un fijo para potenciar el fútbol directo del Nîmes, o Mustapha Diallo para darle esa garra y experiencia al equipo en el centro del campo, hacen que se compense y mucho la plantilla a pesar de las bajas y que se adueñen de perfiles idóneos para el estilo del club.

Si Bozok sigue con su efectividad goleadora, el equipo no acusa la baja de Boscagli y, se siguen manteniendo los automatismos del estilo de Blaquart, el Nîmes tiene equipo suficiente para mantenerse en la Ligue 1 la próxima temporada. Además, llegó a última hora de mercado Faitout Maouassa, lateral izquierdo del Rennes y campeón de Europa sub19 siendo titular hace dos años con Mbappé, Augustín y compañía.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies