Los automatismos del Milan de Gattuso | Soccer City
5518
post-template-default,single,single-post,postid-5518,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Los automatismos del Milan de Gattuso

Gennaro Gattuso llegaba al Milan para traer la calma en un mar de dudas y desilusión tras un empujón de dinero considerable procedente de China, individualmente los jugadores han perdido nombre y han ganado conjunto en un equipo con una dinámica estipulada con automatismos concretos.

El Milan comenzaba una nueva andadura tras el empuje monetario que llegaba procedente de China, por ello, se dejó 200 millones de euros en fichajes -lo que posteriormente fue investigado y estuvo muy cerca de provocar que se quedaran este año sin jugar Europa por sanción-, con Vincenzo Montella llevando la batuta de un equipo que había que darle forma. Tres meses duró en el cargo Vincenzo Montella, una etapa en la que el equipo decepcionó por completo y quitó toda la ilusión que había en torno al equipo ‘rossonero’ tras el cambio de plantilla.

Borini, Bakayoko, Higuaín y Samu Castillejo celebrando un gol | Foto: AC Milan

En noviembre de 2018, Genaro Gattuso fue el encargado de sustituir a Montella, quien sabe si como una oportunidad o como técnico «puente» hasta que llegase en el verano uno con más nombre, de hecho, las quinielas apuntaban a la vuelta de Carlo Ancelotti que mientras, rechazaba la oferta de la selección italiana, convencido en sí mismo de querer seguir entrenando a clubes.

La dinámica táctica del Milan

En los primeros encuentros del Milan de la presente temporada, los nuevos fichajes como Laxalt, Caldara o Samu Castillejo no jugaban de inicio, la afición estaba ansiosa de ver a las nuevas llegadas y la prensa preguntaba siempre por ellos, pero Gattuso hacía mantener la calma diciendo: «Irán introduciéndose poco a poco, están entrenando bien pero tienen que acostumbrarse a una nueva dinámica«. Esa dinámica no es casualidad por la cantidad de automatismos que tiene el equipo ‘rossonero’ con su entrenador.

Una de las bases del equipo milanista es ser un muro atrás, un 4-5-1 con solo el punta liberado, ‘Rino’ busca un grupo compacto y junto, pero en ataque de salida rápida, por ello son muy importantes los trabajos de los laterales e interiores, Kessié -o Bakayoko- y Bonaventura en ataque van como balas verticalmente a la banda, al igual que los laterales, Calabria y Ricardo Rodríguez -o Laxalt-, en posiciones muy altas para acumular muchos jugadores en la producción en campo contrario.

Y donde más se refleja el trabajo de Gattuso es en ataque,  mucha influencia para un Suso vital en banda derecha aunque de manera progresiva va creciendo la influencia de Calhanoglu por la izquierda, sobre todo desde la llegada de Gattuso. En todo momento el Milan busca a Suso, suele encarar en el pico del área y centrar al lado contrario donde se colocan, el delantero, el interior contrario -Bonaventura- y a veces el lateral en ataque.

Restando importancia a los nombres individuales y dándole más al equipo, al conjunto, Gattuso ha amoldado a sus hombres a sus pensamientos de una forma estipulada ya de por sí, que además viene favorecida por la manera de sacar el balón de Romagnoli, los centros de Ricardo Rodríguez, la manera de bajar a recibir de Higuaín o Cutrone como revulsivo, que ha acabado por hacer un equipo de lo más peligroso, ya lo dijo: «He jugado al lado de Pirlo, me gusta el juego bonito».

 

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies