Para el Madrid CFF, el tiempo corre en contra | Soccer City
11402
post-template-default,single,single-post,postid-11402,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Para el Madrid CFF, el tiempo corre en contra

Se le acaban las opciones al Madrid CFF para conseguir los puntos necesarios que le den la permanencia un año más en Liga Iberdrola. Tras tres jornadas ante rivales directos, donde el bagaje no ha sido positivo, el calendario no es ni mucho menos favorable.

Una situación comprometida, la del equipo madrileño, que ve como -aunque igualado al Fundación Albacete en puntos y goles en contra- es décimoquinto en puestos de descenso, además del conjunto más goleado de la Liga -60 goles en contra-.

Las futbolistas de Víctor Martín no han salido muy satisfechas de este último maratón de partidos ante rivales de la parte baja de la tabla. Tras la derrota ante la Real Sociedad por 3-0 a domicilio, el Madrid CFF afrontaba un mes de marzo ilusionante y vital en la lucha por la supervivencia, aunque el resultado deja algo que desear, sobre todo por su delicada situación en la tabla.

Madrid CFF Soccer City

Agus bajo la lluvia en un partido del Madrid CFF | Foto: Liga Iberdrola

Espanyol, Logroño, Málaga y Sevilla han sido los rivales antes del parón de selecciones. ¿El balance final? Cuatro puntos de 12 posibles, todos ellos conseguidos como locales, donde siempre parecen afrontar los partidos de una mejor manera, con más confianza y mejor ritmo ante su público.

El sistema parece innegociable, aunque los resultados no llegan

Muestra de esa confianza y cambio de chip entre los partidos de local o a domicilio es el partido que hicieron ante el Málaga CF. En una primera parte muy parecida a lo visto esta temporada -sufriendo atrás y perdiendo más balones de los esperados en posesiones-, la segunda parte fue diametralmente opuesta. El equipo supo encerrarse atrás y ser un bloque en el centro del campo, cerrando el juego e impidiendo el ataque rival por las bandas. Algo que terminó por decantar la balanza para las blancas en la última victoria del equipo.

Madrid CFF Soccer City

Estela marca el gol de la victoria ante el Málaga CF | Foto: Liga Iberdrola

Y es que el 4-3-3, con variantes, es innegociable en Matapiñonera. Un bloque que pretende estar cerrado y muy compacto, minimizando los huecos entre líneas y, sobre todo, agrupando a mucha gente en el carril central para conseguir a partir de ahí sufrir lo menos posible saliendo a la contra con jugadoras de velocidad. En el centro del campo, Víctor Martín parece tenerlo muy claro y opta por el perfil de jugadoras como Mellado, Alexandra, Silvia Rubio o Estela, máxima goleadora del equipo con siete tantos y MVP de la vigésimoquinta jornada en la Liga Iberdrola.

Pero la tecla no ha terminado de ser la correcta y el engranaje no ha carburado con fluidez a lo largo de varios partidos de manera consecutiva y el equipo continúa pagándolo caro. La sangría en portería propia ha sido preocupante durante toda la temporada, y aún lo sigue siendo. En el último encuentro ante un rival directo como el Sevilla, el equipo de Cristian Toro encontró muchas facilidades para golearlas.

Ya no hay margen de error. El alambre cada vez es más fino

El equipo tiene una difícil tarea que todavía no ha sido capaz de conseguir: puntuar en varios partidos de manera consecutiva -a ser posible de tres en tres-. Y es que, salvo el tramo de diciembre donde enlazaron cuatro partidos sin caer derrotadas -sumando ocho puntos de 12- el resto ha sido un vaivén incontrolable.

Si a principio de temporada había muchas expectativas con el cuadro del norte de Madrid, los resultados no han acompañado. Bien es cierto que a las incorporaciones no les ha acompañado la suerte y las bajas han sido más sensibles de lo esperado.

Madrid CFF Soccer City

Beckmann durante el encuentro ante el Fundación Albacete | Foto: Liga Iberdrola

Matapiñonera debe ser clave en la consecución del objetivo

Lo que queda es una verdadera prueba de fuego. Un examen a conciencia en cuatro etapas que medirán la fuerza, no solo futbolística, sino mental del grupo. Un equipo que está ante un reto mayúsculo, partiendo en desventaja frente a sus rivales -excepto el Málaga, con el que comparte el descenso-. Granadilla, FC Barcelona, Levante y Athletic Club de Bilbao son las examinadoras finales. Rivales para nada asequibles y ante los que a priori no habrá partido sencillo. ¿El único punto a favor? Matapiñonera.

El campo de San Sebastián de los Reyes batió su récord de espectadores de la temporada ante las malagueñas con 2.000 personas animando a sus jugadoras y pretende ser un bastión para lograr salir del descenso. De las cuatro finales que le restan al equipo blanco, tres son como locales, quedando como único desplazamiento el partido en Valencia ante el cuadro granota levantinista. No es un dato baladí puesto que el Madrid CFF ha conseguido 15 de los 21 puntos que tiene en su haber con el calor de su afición.

Se acaban las opciones y el Madrid CFF no tiene margen de error. La permanencia o el descenso no solo decidirán el futuro deportivo sino también una posible reestructuración del proyecto -que hasta ahora solo había ido hacia arriba en dinámica positiva-.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies