Progreso europeo constante con la Champions como objetivo final | Soccer City
4996
post-template-default,single,single-post,postid-4996,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Progreso europeo constante con la Champions como objetivo final

El FC Barcelona logró su mayor proeza en Europa al alcanzar las semifinales de la UEFA Women’s Champions League en la temporada 2016/17. A pesar de caer en cuartos el año pasado, las azulgrana muestran un claro progreso europeo que se ha ido gestando a lo largo de los años.

Desde que debutara en la UEFA Women’s Champions League en la temporada 2012/2013, tras lograr el doblete de Copa y Liga que le permitió acceder a ella, el Barça no ha faltado a ninguna cita de la competición europea. Y desde que el club se profesionalizara hace tres años, cada vez se ha puesto más énfasis en el objetivo de mejorar al equipo de cara a poder aspirar a optar al título que en la actualidad ostenta el todopoderoso Olympique de Lyon.

Patri Guijarro celebra su gol ante el OL | Foto: FC Barcelona

Tras remontar la eliminatoria contra el BIIK Kazigurt, con un contundente 3-0 en el Mini Estadi, con Marta Torrejón, Lieke Martens, Vicky Losada y Mariona Caldentey esta vez en el once -y anotando gol las dos primeras- el conjunto dirigido por Fran Sánchez accedió a octavos de final por sexto año consecutivo. Tan solo en su primera participación, donde cayó contundentemente ante el Arsenal, no pasó de dieciseisavos de final. Y es que el debut del Barça en la Champions, no fue sencillo.

Un inicio desafortunado

Las azulgrana se vieron emparejadas con el Arsenal Ladies, que sería su primer rival de la historia en la competición europea. El conjunto que por entonces dirigía Xavi Llorens, pagó cara su inexperiencia y recibió una goleada de 7-0 en el cómputo global. Con 4 de los 7 goles anotados por la escocesa Jennifer Beattie, actualmente en el Manchester City. Leila Ouahabi, Melanie Serrano, Alexia Putellas, Vicky Losada y Gemma Gili formaron parte de aquella plantilla que probó Europa por primera vez.

Aunque en la temporada 2013/14 la plantilla no sufrió demasiados cambios, sí se lograron mejores resultados, alcanzado unos históricos cuartos de final en su segunda participación. No le fue mal en los cruces, y tras superar en dieciseisavos al Brøndby danés y en octavos al Zurich (global de 6-1), el Barça se topó con un gigante. Un equipo que le hizo poner los poner los pies en la tierra al reflejar la diferencia abismal que separaba al club de los grandes de Europa.


«El Wolfsburgo endosó un 5-0 global al Barça en la temporada 2013/2014, cuando las azulgrana alcanzaron los cuartos por primera vez


El Wolfsburgo, demostró la diferencia abismal existente entre alemanas y catalanas. Con un global de 5-0, el Barça se despidió de la Champions al perder contundentemente ante quien sería el equipo campeón de esa edición. Y no tuvo mucha mejor suerte la siguiente temporada, cuando, a pesar de ofrecer una buena imagen, cayó en octavos frente al Bristol Academy en una eliminatoria en la que pecó de falta de puntería.

A pesar de la notable mejora desde su primera participación, aún lejos de los equipos alemanes, franceses e incluso ingleses, fue a partir de la temporada siguiente cuando el Barça dio un salto tanto a nivel de club como a nivel europeo.

Profesionalización y una mayor apuesta

En verano de 2015, el FC Barcelona invirtió por fin para profesionalizar su sección femenina, lo que supuso una mejora considerable de las condiciones de las jugadoras. Llegaron fichajes importantes de la talla de Sandra Paños, Patri Guijarro y Bárbara Latorre, que continuan todavía en el club. Así, las azulgrana alcanzaron los cuartos de final nuevamente, donde también se encontraron con un equipo potente, esta vez francés.

Después de superar al BIIK-Kazygurt y al Twente, el azar emparejó al Barça con el PSG, entonces subcampeonas. Esta vez las francesas no pudieron superar la eliminatoria con tanta facilidad como lo hizo el Wolfsburgo el año anterior. Después de lograr un valioso empate en la ida en el Mini Estadi, las azulgrana plantaron cara a las parisinas en un partido en el que destacó Sandra Paños, que tuvo una actuación estelar.

Sandra Paños Barça Femenino Soccer City

Sandra Paños, una de las claves del Barça desde 2015, detiene un balón en un entrenamiento | Foto: FC Barcelona

El conjunto de Fran Sánchez fue capaz de competir ‘de tú a tú’ a uno de los siempre candidatos al título -con permiso de Wolfsburgo y Lyon- el Paris-Saint Germain. El equipo donde entonces militaba Keira Hamraoui, flamante fichaje de la actual temporada, sufrió para llevarse el partido. Las españolas inyectaron intensidad en los últimos minutos e insuflaron nervios al conjunto francés.

El Barça, aunque todavía lejos, había logrado ser un equipo al que tener en cuenta en Europa, encajando tan solo un gol frente al PSG en dos partidos. Los fichajes por los que apostó el club esa temporada fueron determinantes. Y el mejor resultado todavía estaba por llegar.

Una histórica semifinal

El club se puso como objetivo el poder aspirar al título europeo a largo plazo y se empezó a trabajar por ello. Primero vino la profesionalización, fichajes de la talla de Sandra Paños, una de las mejores porteras de Europa, Patri Guijarro, MVP del mundial sub 20 de este año, y Bárbara Latorre, siempre revulsiva. Lo siguiente fue aportar jugadoras extranjeras e internacionales.

Llegaron así Line Roddik -danesa- y Andressa Alves -brasileña-, con las que el Barça quiso reforzar su plantilla de cara a recuperar el título liguero y a mejorar en Europa. Tras superar al Minsk bieloruso y al Twente, el sorteo fue benévolo con el Barça, que se enfrentó al Rosengard, en el que militaba Marta. Tras lograr un valioso 0-1 en la ida, sentenció 2-0 en el Mini frente a su afición. La grada se volcó porque las azulgrana volvieron a hacer historia; en tan solo su quinta participación, el Barça hizo historia al clasificarse para las semifinales de la Champions.

Mariona Caldentey Irene Paredes UWCL Barça Femenino Soccer CIty

Mariona Caldentey disputa un balón con la vasca Irene Paredes, capitana del PSG | Foto: FC Barcelona

El azar quiso que el PSG fuera nuevamente el rival a batir, y a pesar de preparar los partidos a conciencia, el físico de las parisinas se impuso al vencer 3-1 en el Mini y 2-0 en París. Sin embargo, de aquel equipo inexperto que cayó en primera ronda frente al Arsenal en 2012, poco quedaba. El Barça se propuso avanzar, y poco a poco, lo estaba haciendo.

El día que el Barça hizo frente al todopoderoso Lyon

Lieke Martens, Toni Duggan, Natasa Andonova, Élise Bussaglia y Mapi León fueron las seleccionadas para la temporada pasada, con la mirada puesta claramente en mejorar el equipo de cara a la Champions. Especialmente sonado fue el fichaje de la holandesa, que venía de ganar la Eurocopa con Holanda y de ganar el premio ‘The Best’ de la FIFA. Con ella, con la internacional inglesa, Andonova, la veterana Bussaglia y la central española del Atlético de Madrid, las jugadoras entrenadas por Fran Sánchez buscaron dar otro paso en Europa.

Avaldsnes y Gintras Universitetas fueron los primeros rivales de la UWCL a los que el Barça superó con facilidad. De los 13 goles anotados en las dos eliminatorias, 6 fueron de los fichajes de esa temporada; tres de Duggan, dos de Martens y uno de Andonova. Los fichajes respondían. Pero el sorteo emparejó al Barça con el peor rival posible; el Olympique de Lyon.

Si las azulgrana querían probar su nivel, las francesas eran la mejor opción. En una eliminatoria en la que las culés no tenían nada que perder y todo que ganar, estuvieron a la altura. El Barça pudo presumir de ser el primer equipo hasta la fecha en haber marcado al Lyon, y además en territorio francés. El Lyon venía con un abultadísimo bagaje de 30-0 en tan solo cuatro partidos, siendo 14 goles de Ada Hegerbeg.

Barça Femenino Soccer City

El Barça plantó cara ante el Olympique de Lyon, pero no pudo pasar a semifinales | Foto: La Liga

Es cierto que, a pesar de caer por tan solo 3-1 en el cómputo global, el Barça no llegó a aspirar a pasar a la semifinal porque tuvo que adoptar un juego mucho más defensivo al acostumbrado, en el que el contraataque era su mayor baza. La insistencia del Lyon y el peligro que generaba auguraba el pase de las francesas. No bastante, también es cierto que las de Sánchez hicieron frente al mejor equipo del mundo, haciéndoles pasar apuros y demostrando que los años están permitiendo al Barça ser un equipo mucho más peligroso en Europa.

Sandra Paños, que se ha convertido en una de las mejores bazas culés por su seguridad, fue imprescindible. La portera realizó una de las mejores actuaciones de toda su carrera, tanto que despertó el interés del Lyon al punto de intentar ficharla el verano pasado. Pero no se puede hablar de esa sensacional eliminatoria frente al Olympique de Lyon sin hablar de la otra jugadora clave de la eliminatoria.

Un comodín llamado Patri

La jovencísima e internacional Patri Guijarro, que llegó al Barça en 2015, tuvo que adoptar una posición diferente para hacer frente al partido de ida contra las francesas. Debido a las múltiples bajas que tenía el Barça en defensa, la centrocampista pasó a jugar como central.

Sin haber jugado de forma previa en esa posición, Guijarro se estrenó haciendo un partido muy completo frente al campeón de la UWCL. La mallorquina transmitió tal tranquilidad en la zaga que parecía que llevaba toda su vida jugando en esa posición. Pocas jugadoras podrían cumplir con tan buena nota el exigente test de jugar en una posición ajena frente al mejor equipo de Europa.

Pero lo hizo, y no solo eso, sino que también hizo el gol que mantuvo vivo el sueño del Barça de derrotar al gigante. Ella fue la que, en una jugada sin demasiada fortuna para la portera del Lyon, aprovechó para empujar un balón a la red que mantuvo vivo el sueño europeo del Barça. No solo cuajó una gran eliminatoria jugando en una posición a la que no estaba acostumbrada, sino que su gol fue crucial para mantener vivas las esperanzas culés.

Si una jugadora como Guijarro, centrocampista posicional natural, mediapunta ocasional, fue capaz de jugar de central -una de las posiciones más complejas del fútbol- y de defender a jugadoras de la talla de Maroszan y de Hegerbeg, el Barça tiene mucho ganado.

A la caza de los gigantes

Ahora, el Barça afronta unos octavos de final donde se cruzará con el Glasgow CityPara ello cuenta con una plantilla similar a la temporada pasada, a la que hay que incluir a Kheira Hamraoui, el fichaje estrella de esta temporada. La francesa, que ha pasado por el PSG y por el Lyon -donde lo ha ganado todo- aporta calidad, experiencia y físico al centro del campo. Una jugadora con mucha presencia que viene con ganas de ganar.

Tras superar al BIIK en dieciseisavos después de un desastroso partido en la ida, las de Fran Sánchez afrontan esta nueva participación en la Champions con ilusión. En el horizonte se vislumbra la final, pero para llegar a ella antes hay que subir un escalón. Si bien Wolfsburgo y  Olympique de Lyon están en un nivel totalmente superior, el objetivo es poder dar alcance a los seguidores más inmediatos, PSG y Bayern.

Patri Guijarro UWCL Barça Femenino Soccer City

Patri Guijarro conduce un balón en la vuelta de 1/16 frente al BIIK | Foto: FC Barcelona

Equipos ingleses como el Chelsea o el Manchester City -que en los últimos años ha perdido mucha presencia europea- se encuentran a un nivel similar que el que pueden ofrecer el Barça o incluso el Atlético de Madrid, verdugo del City esta temporada. Si se dan las circunstancias el Barça puede dar la sorpresa. Pero para ello influyen muchos factores, como la suerte en los sorteos. De momento, el Barça puede presumir de haber logrado una envidiable progresión en tan solo seis años desde su primera participación en Europa.

Aunque por presupuesto y por plantilla las azulgrana están a años luz de los grandes franceses y alemanes, lo cierto es que temporada tras temporada, dan un pasito más y ya no son aquel equipo sin ninguna experiencia que perdió 7-0 frente al Arsenal. El Barça apuesta por su futuro en Europa con el objetivo final de alcanzar la final de una Champions que ahora mismo sigue estando destinada al Lyon y, en segunda instancia, al Wolfsburgo de Pernille Harder.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies