¿Qué es el cooling break? | Soccer City
1771
post-template-default,single,single-post,postid-1771,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Cooling Break Soccer City

¿Qué es el cooling break?

El cooling break, que se puede traducir como pausa de refrigeración o hidratarse, es una de las últimas recomendaciones/normas que la FIFA ha añadido en el fútbol buscando mantener la integridad física del jugador.

El cooling break se produce cuando un encuentro de un torneo FIFA registre temperaturas superiores a los 32ºC, el árbitro deberá detener el encuentro durante un corto periodo de dos a tres minutos, una vez que se hayan superado el minuto 30 y 75 de partido. Esto provoca que en el descuento se añaden ‘per se’ tres minutos de juego.

La primera vez que se utilizó en un torneo del máximo organismo fue durante el Mundial de 2014. Las altas temperaturas que se esperaban en Brasil aconsejaron emitir un comunicado en el que se explicaba que “las condiciones climáticas serán evaluadas y si la temperatura supera los 32 grados, la comisión médica de la FIFA recomendará que se efectúen los cooling breaks al comisionado del partido”. Después es decisión del árbitro quien lo implementase o no en el choque.

Hasta este año no se han visto los ‘cooling breaks’ en España

En España se ha tenido que esperar a este verano de 2018 para que la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) aplique este cambio, bajando hasta los 30ºC el tope. “Cualquiera de los dos clubes podrá solicitar al árbitro del encuentro una pausa para enfriamiento, debiendo hacerlo con un mínimo de media hora de antelación al inicio del encuentro». Con el inicio de LaLiga 2018/19, ya se han presenciado los primeros ‘cooling breaks’ de la historia en España.

La nota de la RFEF añade que “si un equipo lo solicitara y otro no, el árbitro está facultado para acordar la pausa de enfriamiento valorando las condiciones climáticas para la protección de la salud de los futbolistas y del propio equipo arbitral». Estas medidas están enfocadas a los partidos disputados en agosto, septiembre, mayo, junio o julio; aunque es lógico suponer que si se superasen los 30ºC en otros meses, también se aplicaría. Por lo tanto, a partir de esta temporada se podrán ver estas pausas de refrigeración en las competiciones nacionales (Liga, Segunda, Segunda B y Copa del Rey).

Más allá de lo favorable (y necesario) que es esta regla, también es justo decir que se trata de un elemento más que altera el juego. Detener el partido durante un puñado de minutos, que los jugadores vuelvan momentáneamente a la calma, podría cambiar la dinámica y el guion del encuentro. Como si de un tiempo muerto se tratase, ese corto espacio de tiempo también es utilizado por los entrenadores para dar algunas -pocas- instrucciones a sus exhaustos jugadores.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies