¿Qué le pasa al Chelsea? | Soccer City
9307
post-template-default,single,single-post,postid-9307,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Chelsea Soccer City

¿Qué le pasa al Chelsea?

Llegar 20 días antes del inicio de la competición, conseguir que el equipo asimile tus nuevos conceptos con suma rapidez y enlazar unos meses en los que parecía que podías competir por la Premier con total seguridad, era al fin y al cabo una absoluta anomalía.

La dinámica actual del Chelsea es algo casi esperado, no era normal que el equipo ofreciera una versión tan potente después de sufrir un cambio tan drástico en fondo y forma. Y es que no sólo los resultados eran positivos desde el inicio de temporada, sino que el juego también mostraba picos muy altos de nivel. Pasados unos meses, la realidad está aflorando y, a día de hoy, son más latentes las carencias y dificultades, que las certezas.

Chelsea Soccer City

Los jugadores celebrando un gol | Foto: Chelsea FC

La llegada de Maurizio Sarri a Londres supuso un giro de 360 grados con respecto a lo que fue el equipo las dos últimas campañas con Antonio Conte. El cambio ha sido enorme en multitud de cuestiones: estilo de juego, sistema táctico, función de varios jugadores, gestión de los encuentros… Era incongruente que desde el día 1, el Chelsea rindiera de forma tan natural cuando los cambios siempre necesitan un tiempo para poder ser efectivos.

Pero, sin embargo, Sarri supo activar con rapidez a sus discípulos hasta el punto de que los Blues eran uno de los equipos más atractivos y con más margen de mejora de Europa. Pero, como ya le pasase a Guardiola durante su primer año, el técnico italiano se ha dado cuenta de los problemas que representa la Premier con respecto a su innegociable modelo de juego.

Chelsea Soccer City

Maurizio Sarri durante una rueda de prensa | Foto: Chelsea FC

Y es que, con Antonio Conte, el repliegue más transición situados en un bloque medio, fueron gran parte del éxito de el Chelsea campeón de Premier hace tres cursos, pero la fisonomía y filosofía es ahora otra con Sarri. El ex entrenador del Napoli quiere que su equipo presione muy arriba, de forma sostenida y agresiva, la salida de balón del rival, pero el problema que representa utilizar este método en la Premier, es que muchos rivales salen jugando en largo buscando el envío directo y ganar las segundas jugadas.

De esta forma, o el Chelsea está muy fino en su capacidad de robo, o el equipo rival llega a campo contrario con suma facilidad. Y es que el ortodoxo juego de posición de Sarri necesita mucho tiempo para adaptarse a lo que demanda la Premier y sobre todo añadir algunos matices, sin desnaturalizar la propuesta, que consigan pulir ciertos defectos.

A pesar de que el técnico italiano está intentando diseñar automatismos para contrarrestar las trabas que está encontrando en el camino, a su particular estilo se le está atragantado el escenario de las islas. Los rivales han detectado cómo hacerle daño, minimizar sus virtudes, consiguiendo convertir al Chelsea un equipo plano y poco dañino. La dinámica se está haciendo cada vez más negativa (3 derrotas en los últimos 7 encuentros disputados) y están apareciendo las múltiples lagunas que tiene la plantilla.

Jorginho desactivado

El pivote italiano cayó de pie en Stamford Bridge, desde que llegó tomó el mando de la medular y fue el brazo ejecutor sobre el césped de la idea de Sarri. Para poder diseñar su consabido juego de posición, su llegada contaba con mucha lógica porque fue el comandante del centro de operaciones del entrenador en el Napoli.

Jorginho mostró desde el primer día sus grandes virtudes. El mediocentro organiza el juego por delante de los centrales, da pulcritud a los primeros pases, dirige la presión en campo rival y gracias a su gran rango de pase otorga precisión tanto a los ataques más organizados como a las acciones más verticales del equipo. No obstante, los rivales han localizado la forma más sencilla de conseguir anular el patrón de juego de los Blues.

Chelsea Soccer City

Jorginho en acción durante un encuentro | Foto: Chelsea FC

Desde hace varias semanas, son ya varios los oponentes que deciden hacer una marca individual, constante durante todo el encuentro, sobre Jorginho. De esta manera, al Chelsea se le apagan literalmente las luces y al equipo le cuesta progresar. A este movimiento rival se suma que la naturaleza de los interiores es de carácter vertical y por lo tanto el equipo no puede elegir otras vías cercanas para construir el juego cuando Jorginho se encuentra encimado.

Ni Kanté, ni Kovacic, ni Barkley son jugadores cerebrales ni dotados para juntar pases, saltar presiones rivales a través de la combinación y en definitiva ayudar a que el equipo avance con el balón. Pero no sólo esta marca rival sobre su pivote esta siendo un hándicap para el equipo, con el paso del tiempo, a Jorginho se le están viendo las carencias dentro del contexto de la Premier.

Si el equipo no está junto y, sobre todo, no tiene la posesión, al centrocampista le cuesta mantener el ritmo tan alto que adquieren los encuentros con frecuencia. Sufre cubriendo espacios amplios durante la transición defensiva y la livianez de su físico no le permite ayudar a ganar las segundas jugadas.

David Luiz como única alternativa

Tras el ostracismo sufrido con Antonio Conte durante el curso pasado, el papel de David Luiz ha cambiado por completo con Sarri, el central se ha convertido en actor protagonista. La calidad del brasileño con el balón en los pies le ha dado un papel fundamental para darle forma a la salida de balón que el entrenador pretende que se ejecute siempre con paciencia.

Chelsea Soccer City

David Luiz ejercitandose en un calentamiento previo a un encuentro | Foto: Chelsea FC

A pesar de que al final el defensa sigue teniendo esos fallos que le hacen salir en la foto más veces de las que le gustaría, lo cierto es que su nivel este curso está siendo muy alto, el ecosistema ha cambiado y es un jugador que se encuentra muy cómodo en un equipo que sea protagonista y pase más tiempo lejos de su área.

Si ya de por sí su presencia se antojaba vital para la estructura del equipo, actualmente se ha convertido en una figura imprescindible por lo que comentaba antes sobre la capacidad del rival para eliminar del tablero a Jorginho. Con el pivote marcado, el envio en largo de David Luiz hacia la diagonal de los extremos o el juego directo del punta, ha pasado de ser un recurso más a convertirse prácticamente en la única solución que encuentran habitualmente para poder asentarse en campo contrario.

Ante tal tesitura, el número de intervenciones del brasileño ha ido creciendo encuentro tras encuentro, es a día de hoy parte fundamental de la estructura ofensiva del equipo, ya no sólo esos desplazamientos de 30/40 metros, sino por sus conducciones que baten líneas.

El rol del Kanté

Dentro del innegociable 4-3-3 de Sarri, al técnico siempre le gustó que su interior derecho fuera un jugador de mayor capacidad física, que se desplegara permanentemente y que desde ahí leyera como atacar el lado débil. Daniele Croce en el Empoli y Allan en el Napoli fueron los destinatarios de esa posición siempre cumpliendo con las particularidades que el entrenador les demandaba.

Chelsea Soccer City

Ngolo Kanté disparando a puerta en presencia de Jorginho | Foto: Chelsea FC

En Stamford Bridge el dueño absoluto de tales funciones está siendo Ngolo Kanté, el francés sigue aportando todas sus principales virtudes como el robo de pelota, las coberturas laterales o su innata capacidad para aparecer en el lugar que demanda cada acción defensiva. Pero el principal problema está radicando en que el menudo centrocampista no está capacitado para interpretar las nuevas órdenes diseñadas para él.

Tanto en el Leicester como el Chelsea de Conte, Kanté destacó dentro de un contexto más conservador, donde sus contactos con el balón no eran tan frecuentes y sobre todo donde no tenía que ser participe de un juego tan asociativo. Ahora el francés pasa la mayor parte del tiempo por delante de la línea del balón, tiene más responsabilidades en campo rival y en muchas ocasiones tiene que recibir de espaldas.

Su entrega y esfuerzo es algo intachable, pero Kanté, aunque lo intenta, esta sobrepasado ante tal rol. Ya de por sí, espacialmente, su posición no es la que más le beneficia; su mejor nivel siempre lo vimos actuando en un doble pivote, pero todo se acentúa aún más cuando tiene que tomar decisiones con la pelota. No es un jugador fino en espacios reducidos, no es dotado técnicamente para desbordar, tocar en pocos metros y muchos menos finalizar, e insisto, a pesar de que él intenta ponerle infinitas ganas, se le está infrautilizando.

La llegada de Higuaín

Ni Olivier Giroud ni Álvaro Morata han acabado por terminar de encajar en el librillo táctico de Sarri. El francés, que ha sido importante durante un tramo de lo que va de temporada, si que ha tenido más minutos y siempre ha servido como activador de Hazard, pero al final en un equipo con cotas tan altas de posesión, es necesario un finalizador y Giroud no presenta una determinación de cara a puerta como la que Sarri necesita.

Morata es un caso distinto, ya de entrada se intuía que sus condiciones no casaban dentro del juego posicional, que llegaba para quedarse. y, efectivamente, al punta español no se le vio nunca cómodo dentro de este panorama. A Sarri se le presentaba un nuevo problema, su equipo fluía, circulaba el balón, dominaba al contrario pero tenía un déficit enorme en términos de definición y mordiente arriba.

Chelsea Soccer City

Eden Hazard en un encuentro frente al Tottenham de esta temporada | Foto: Chelsea FC

De esta manera, el técnico tuvo que abrir nuevos horizontes y probó a Hazard como falso 9, a pesar de que se ha demostrado de que Eden rinde mejor unos metros más atrás, la verdad es que está idea del belga como referencia tenía su lógica, porque una tripleta con Willian, Pedro y el propio Hazard es idónea para mover al rival a partir del intercambio de posiciones, generar ventajas con sus giros y desborde y que con esa movilidad que cuentan los tres, poder crear sociedades allí donde la acción lo requiera.

Sin embargo, el ‘invento’ no ha tenido la productividad necesaria. A diferencia de la reconversión que hizo Sarri con Mertens en Napoli (un ejemplo que nos viene rápidamente a la cabeza), Hazard no es un jugador tan enfocado a la finalización (que también) como lo es Dries, Hazard necesita ver el juego de cara, su juego le permite ser un elemento más en la elaboración y su naturaleza le exige arrancar en una altura diferente.

Es aquí donde el fichaje de Higuaín cobra sentido. El delantero llega a Londres para reencontrarse con el entrenador que más jugo sacó a su figura. El “Pipita” no sólo va a darle el colmillo que necesitan a la hora de acabar todo lo que el equipo genera, sino que su madurez futbolística le va a permitir al Chelsea explorar las vías que abarca el modelo de juego, pero que hasta ahora no podían ejecutarse.

Chelsea Soccer City

Gonzalo Higuain en su primer encuentro como titular en Premier con el Chelsea | Foto: Chelsea FC

Con Higuaín, se podrá tener un juego de apoyos más flexible, el argentino con los años ha ido puliendo su juego fuera del área, cada vez se mueve mejor en diversas zonas del campo y eso para un equipo que quiere pasar la mayor parte del tiempo en campo rival es oro. Hazard contará con un socio que primero lo ponga de cara y que segundo le habilite espacios con ese movimiento de dentro a afuera para que el belga tenga limpio el carril central.

Además Higuain no solo puede activar a Hazard, sino que también debería de subsanar lo limitados que se veían tanto Kovacic como Barkley desde el interior izquierdo, los movimientos profundos del delantero arrastraran marcas y por lo tanto esas conducciones en potencia que Kovacic como Barkley tienden a realizar, ahora si que cobrarán sentido cuando tengan el apoyo cercano del ex punta del Milán.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies