El Rayo es una montaña rusa | Soccer City
6700
post-template-default,single,single-post,postid-6700,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

El Rayo es una montaña rusa

El Rayo Vallecano está ante una temporada donde, pasadas ocho jornadas, aún no ha sido capaz de encontrar estabilidad y tranquilidad en un proyecto que, con Irene Ferreras, aún parece estar en pañales y tener mucho margen de mejora.

La falta de continuidad, tanto en el juego como en los resultados, deja a un Rayo Vallecano que necesita dar un pasito más y encontrar la tecla correcta para crecer y poder pensar en cotas más altas. Por el momento, la dinámica -que no es ni mucho menos negativa- les permite ser optimistas de cara al futuro. Octavas con diez puntos en el casillero se encuentran en una situación holgada que deja al equipo franjirrojo trabajar con calma para los próximos encuentros.

Curvas en línea ascendente

A pesar de la falta de regularidad a la hora de conseguir puntos, las de Irene Ferreras no tienen nada que ver con el equipo que inició la campaña. Aquel que a inicios de septiembre no había puntuado y parecía no cogerle el pulso a la nueva temporada.

Las dos primeras derrotas ante Levante UD por uno a cero y Sevilla FC por cero a uno, unido a la controversia organizada en el club al impedirle a Natalia Pablos que colgara las botas, llenó de dudas a la opinión pública y la afición con el equipo.

Rayo Vallecano Soccer City

Auñón protesta la decisión de la colegiada | Foto: Liga Iberdrola

Quizá fue en ese momento, cuando más herido estaba el conjunto, cuando supieron revertir la situación. Comenzando a sumar, asentando las bases de juego que proponía la nueva entrenadora. Un gen competitivo de coraje y superación que le permitió sumar cuatro de los siguientes seis puntos ante Madrid CFF (0-4) y Athletic Club (1-1).

Aprendiendo a sacar beneficio del sufrimiento

Con la llegada de los primeros resultados positivos, el equipo comenzó a desplegar otra imagen sobre el terreno de juego. Si bien es cierto que en las dos primeras jornadas de Liga no supo ver el camino a portería, supo corregir esa falta de gol.

Las piezas comienzan a encajar. Oriana Altuve parece que cada jornada que pasa está más afianzada y será una de las jugadoras más importantes. De ella dependerán muchos de los puntos que consiga el equipo. Actualmente, con cuatro tantos se encuentra en el TOP 10 de goleadoras de la Liga Iberdrola. No obstante, debe mejorar aún más en defensa. El equipo parece querer conformar un sistema rocoso en el que saber sufrir sin el balón para desplegarse con velocidad en ataque. Algo que todavía no parece surtir efecto en todos los partidos.

Rayo Vallecano Soccer City

El Rayo Vallecano celebra un tanto ante el Fundación Albacete | Foto: Liga Iberdrola

Partidos como los que disputó ante FC Barcelona y Betis. Es cierto que el potencial de equipos como el azulgrana hace pensar que la derrota puede ser el resultado final. Pero la imagen que dio el equipo nada tuvo que ver con las exigencias de un club como el Rayo Vallecano. Una goleada por 9-1, difícil de asimilar.Más aún, pensando que ante rivales de ese mismo potencial, meses atrás había conseguido la victoria –derrotó al Atlético de Madrid en el Cerro del Espino poniendo fin a la racha de imbatibilidad rojiblanca-.

El partido donde se vio una de las imágenes más reconocibles del Rayo fue la victoria lograda ante el Sporting de Huelva en Vallecas. Tras conseguir un gol en la primera parte -donde sí demostró buscar con más ganas el tanto- supo encerrarse y defender la ventaja impidiendo que el Sporting tuviera la más mínima opción de sacar algo de aquel partido.

Vallecas debe ser un fortín

Siete de los diez puntos conseguidos por el equipo madrileño han sido en su casa. Siempre con el calor de su público. No es una cuestión menor. Las jugadoras se sienten más cómodas en su casa. Partidos donde pueden manejar con más jerarquía y sometimiento el ritmo de los partidos.

Algo que deben continuar potenciando. Tras el parón de selecciones, y hasta que acabe el año, jugarán cinco de los ocho partidos restantes en Vallecas. Contando el enfrentamiento copero ante el Sporting de Huelva. Una situación que le haría conseguir al Rayo Vallecano un buen colchón para ascender en la clasificación.

Mucho tiempo para mejorar con la calma que da la situación clasificatoria. La juventud del conjunto y su, ya por todos sabida, calidad individual son un buen aval. Una buena carta de presentación para pensar que, con el paso de las jornadas, el equipo de Irene Ferreras se parecerá más al equipo que goleó al Madrid CFF o venció con solvencia en casa a un buen Fundación Albacete. Huyendo así de planteamientos como el llevado a cabo en Barcelona o Sevilla ante el Betis.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies