La revolución táctica de Sánchez Vera | Soccer City
4315
post-template-default,single,single-post,postid-4315,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Atleti Femenino Soccer City

La revolución táctica de Sánchez Vera

Ángel Villacampa instauró en el Cerro del Espino un estilo rígido, un esquema clásico, bien trabajado, con poca facilidad para sorprender pero con una tremenda capacidad para dominar los encuentros desde el orden y el criterio. José Luis Sánchez Vera le ha dado un vuelco a esta situación.

De memoria se puede recitar el once con el que Villacampa llegó a final de temporada el curso pasado: Lola en portería; Kenti, Pereira, Menayo y Corredera en defensa; Kaci y Meseguer en el doble pivote, con Sosa echada a banda izquierda y Amanda a banda derecha; arriba siempre Ludmila, por delante de Soni. De tal manera, si considerásemos a Soni delantera, un 4-4-2, considerándola enganche, 4-2-3-1.

Soni, siempre por detrás de Ludmila y además partiendo ligeramente desde la derecha, siendo un nexo de unión entre Amanda y Ludmila. La tremenda calidad de la veterana futbolista es la que le permitía dominar el tempo del partido a su antojo, con sus conducciones lentas y a la vez sorpresivas que le permitían siempre generarse el espacio suficiente para filtrar pases desde su posición de segunda delantera.

El faro al que todas miraban

Alrededor de Soni todo funcionaba. Lola segura bajo los palos. La pareja de centrales no concedía ni la más mínima oportunidad. Kenti y Marta Corredera protagonizaban grandes acciones por sus bandas, con gran protagonismo en ataque y enorme seriedad en defensa. El doble pivote de Kaci y Mesi era puro cemento armado y, a cada lado, dos jugadoras tácticamente fundamentales, Amanda y Ángela Sosa, mostrando ésta segunda un nivel inusitado para una posición totalmente nueva para ella. Ludmila, ya saben, pura potencia en los últimos metros.

Soni Bermúdez Atlético de Madrid Femenino Levante Soccer City

Soni en la Final de la Copa de la Reina | Foto: Atleti Femenino

El equipo jugaba de memoria, las once futbolistas conocían a la perfección la teórica posición de sus compañeras ya que, de hecho, Villacampa desconfiaba profundamente de las rotaciones. Dos campeonatos de liga son el balance de las dos temporadas completas del técnico catalán al frente del conjunto rojiblanco, una época repleta de éxitos a nivel nacional que han catapultado al Atlético de Madrid a una situación de absoluto privilegio en el fútbol nacional.

Con las marchas de Soni y Marta Corredera, el conjunto madrileño se enfrentaba a principios de verano a la dura prueba de sustituir a dos jugadoras clave, tanto desde el punto de vista futbolístico, como desde el punto de vista del liderazgo. El Atlético se ha hecho con multitud de jugadoras internacionales, todas ellas habituadas a competir para sus combinados nacionales, y dos jugadoras españolas, también fundamentales en la selección, Olga García y Jenni Hermoso.

Un nuevo líder, un nuevo plan

La expectación por conocer cuál sería el plan que llevaría a cabo José Luis Sánchez Vera era enorme, sólo hacía falta esperar al primer compromiso liguero para poder empezar a construir la idea que el técnico rojiblanco quiere de su equipo. La primera cita de la temporada, ante el Málaga, en Málaga, y el técnico sorprendió con un sistema nuevo y con un entramado táctico mucho más rico en variantes que el de su antecesor.

El buen rendimiento desempeñado por Carmen Menayo en banda izquierda durante el Mundial Sub-20 parece haber convencido a Sánchez Vera de que, la pacense, era la mejor opción para poner en práctica el antiguo papel de Marta Corredera en el lateral izquierdo. El nuevo técnico, por el momento, no movió la línea de cuatro atrás, continuó con Kenti en el lateral derecho y colocó en el centro de la zaga a Laia Aleixandri y Elena Linari.

Elena Linari Atleti Femenino Soccer City

Elena Linari conduce bajo la lluvia malagueña | Foto: Atleti Femenino

Y es en el centro del campo donde se empiezan a dilucidar los primeros cambios respecto a la anterior etapa. El doble pivote de Villacampa dio paso a una sola centrocampista de contención, Kaci, que actuaba como pilar tras una línea de tres centrocampistas ofensivas, Sosa por la izquierda, Amanda por la derecha y Jenni Hermoso enganchando con la capacidad combinativa de Esther y la velocidad al espacio de Ludmila Da Silva . Un 4-1-3-2 con mucha movilidad que distaba mucho de la rigidez táctica del planteamiento de Villacampa.

La visión de Ángela fue el detonante de dos potentes carreras al espacio que culminó Ludmila Da Silva. Jenni disfrutaba de libertad en la zona de tres cuartos convirtiéndose en el centro de un ataque muy potente y que acumulaba a muchas jugadoras en fase -y actitud- ofensiva. En la segunda parte del primer partido liguero, Sánchez Vera hizo gala de su riqueza táctica para conformar un 4-2-3-1, con Kaci y Ángela en el doble pivote y con Falcón buscando profundidad por banda izquierda.

De igual manera que durante la temporada pasada, el 4-2-3-1 podría ser considerado un 4-4-2 si se tiene en cuenta a Jenni como una segunda delantera. En la primera cita liguera, el equipo se impuso con solvencia (0-4) ante el Málaga, demostrando pocos puntos débiles, entre ellos la falta de profundidad que ofrece Carmen Menayo en banda izquierda, que se subsanó con la entrada de Falcón. El papel de Laia y Linari en el centro de la defensa fue notable y el rendimiento del equipo en general, muy positivo.

Angela Sosa Janni Hemroso Malaga Atleti Femenino Soccer City

Sosa y Jenni ante el Málaga | Foto: Atleti Femenino

Entre semana el equipo se enfrentaba a la gran prueba anual del equipo rojiblanco, la Champions League, la asignatura pendiente del conjunto madrileño. Ante las de Sánchez Vera, todo un semifinalista de la pasada edición, el Manchester City. Un equipo duro, rígido tácticamente, muy solvente en tareas defensivas y amenazador a la contra. Llegada esta dura prueba, el técnico rojiblanco le dio un vuelco al planteamiento táctico puesto en práctica durante el primer encuentro liguero.

La rigidez para contrarrestar la calidad «citizen»

Sánchez Vera fortaleció la línea de cuatro atrás -no introdujo ningún cambio respecto al encuentro de liga ante el Málaga-, cohartando por completo las subidas de las laterales y dibujando una línea defensiva muy rígida, buscando contrarrestar cualquier posible contra del conjunto «citizen». Por delante de la defensa, una línea de tres con gran carácter de contención, con Kaci en el núcleo de un trivote completado con Sosa en el flanco izquierdo y Mesi en el flanco derecho.

Por delante de esa línea de tres actuaba Amanda, en una situación de mediapunta, por detrás de Ludmila y Jenni Hermoso. El conjunto madrileño conseguía dominar en campo contrario, e incluso disfrutar de ocasiones, pero la ausencia de jugadoras de banda y la falta de profundidad de las laterales -especialmente la de Carmen Menayo- actuaban como un gran hándicap a la hora de encontrar fluidez en el juego. El 4-3-1-2 de Sánchez Vera le permitió contener en gran medida al conjunto de Manchester, pero también supuso un freno en la capacidad ofensiva del Atlético.

Amanda Atleti Femenino Soccer City

Amanda en el partido de Champions | Foto: Atleti Femenino

Un gol recibido en un córner mandó el encuentro 0-1 a la caseta. La dificultad del Atlético de profundizar por banda izquierda se vio subsanada con una rotación a izquierdas de sus tres jugadoras de perfil ofensivo: Amanda pasó a actuar como delantera en banda izquierda, Ludmila a la derecha y Jenni conjugando desde el interior. Amanda iluminó la banda izquierda y Ludmila ganó todos sus duelos por banda derecha ofreciendo un dominio total al conjunto rojiblanco.

La excepción en el planteamiento marcó la diferencia

Finalmente, el conjunto del Cerro del Espino consiguió el empate, a pesar de haber luchado contra sus propias rigideces tácticas, con un trivote de contención y una línea de cuatro irrompible. Sólo cuando Kenti se soltó de sus grilletes en la línea de cuatro, el Atlético pudo abrir el campo, hasta el punto de que fue precisamente la mexicana la que consiguió poner el gol del empate en el marcador. Irónico el fútbol, como de costumbre.

Gol Kenti Manchester City Manchester City Soccer City

Celebración del gol de Kenti al Manchester City | Foto: Atleti Femenino

En la vuelta a sus compromisos ligueros, ante el EDF Logroño, el Atlético de Madrid retornó a su plan inicial, el 4-1-3-2. Kaci descansó y le cedió su lugar como mediocentro posicional a Silvia Meseguer, que comenzaba su tarea organizadora incrustándose entre Laia y Toukara -que debutó como rojiblanca completando la pareja de centrales-. En la fase inicial de la construcción, Mesi siempre partía como centrocampista muy retrasada, permitiendo que tanto Kenti como Falcón -lateral muy ofensiva en esta ocasión- se estirasen todo lo que las laterales no tenían permitido en el encuentro ante el City.

En la línea de tres, se escoraban ligeramente tanto Alex Chidiac como Ángela Sosa, y ofreciéndose siempre como nexo entre ellas -y entre la defensa y el ataque-, Amanda, en una situación de mediapunta con mucho recorrido. Arriba Esther y Jenni Hermoso. Un 4-2-3-1 que en la construcción de la jugada se convierte en un 3-5-2, con Mesi entre las centrales y las laterales actuando prácticamente como carrileras. ¿El resultado? Una tromba ofensiva de un equipo que pasó por encima del conjunto logroñés: 4-0 al descanso.

Viola y Rosa pasan a formar parte de la defensa

La segunda parte del segundo compromiso liguero ofreció dos de las apuestas personales del técnico rojiblanco. Viola Calligaris ya había sustituido a Kenti en el lateral en la primera jornada, pero en la segunda cita doméstica, Sánchez Vera optó por utilizar a la supuesta delantera como central, mandando a Laia a la banda derecha. La suiza cumplió en la construcción y, en las pocas situaciones de carácter defensivo en las que tuvo la oportunidad de participar, lo hizo de forma solvente.

Rosa Otermin Alex Chidiac Atleti Femenino Soccer City

Rosa , Alex Chidiac y Esther ante el Logroño | Foto: Atleti Femenino

Rosa Otermin, jugadora habituada a actuar en la posición de extremo izquierdo, debutó en liga como lateral por la izquierda, formando una interesante dupla en banda con Falcón, que era la primera de una línea de 3, acompañada por Dolores, flanqueada la derecha, y con Alex Chidiac enganchando a Esther y Olga García. Éstas tres últimas vieron puerta inaugurando su casillero goleador de la presente temporada demostrando que pueden formar parte del núcleo duro de este nuevo Atlético de Madrid.

Una vuelta al estilo que busca una continuidad en el rendimiento

La variedad táctica que ofrece actualmente el conjunto rojiblanco es muy llamativa, contrasta fuertemente con el estilo de un Villacampa que hizo de la sencillez su mayor virtud. El Atlético de las últimas temporadas buscó -e indudablemente encontró- el éxito en un trabajo táctico muy específico y perfeccionado hasta el extremo. La etapa que comienza bajo la batuta de Sánchez Vera ofrece una forma muy distinta de interpretar el juego, una forma muy distinta de competir.

Está por ver aun si el colorido táctico actual resulta tan exitoso para el conjunto rojiblanco que el rígido planteamiento de las dos últimas temporadas en el Cerro del Espino. Por el momento, el conjunto madrileño ha disputado tres compromisos en los que ha ofrecido una gran versión, un equipo muy constante y goleador en liga -dos grandes goleadas ante dos equipos recién ascendidos- y muy capaz de contener la calidad de grandes equipos en Champions -como ante el Manchester City.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies