Santiago Comesaña, el hijo del barrio | Soccer City
9054
post-template-default,single,single-post,postid-9054,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Santiago Comesaña, el hijo del barrio

Llegó hace tres temporadas como un desconocido. Con aparato, juventud y casi con las maletas bajo el brazo. Era una joven promesa que llegaba a Vallecas procedente del Coruxo (Segunda B) y que despertaba dudas en afición y cuerpo técnico. Él, sin hacer ruido, trabajó, trabajó y trabajó. Y lo hizo tanto que se acabó haciendo un hueco en el primer equipo. Es Santiago Comesaña Veiga, el hijo del barrio.

Felipe Miñambres lo firmó en el verano de 2016. Era mediapunta, aunque pronto dejaría de serlo. Su estatura y rendimiento en Segunda B -más de 3.000 minutos repartidos en 37 partidos en los que anotó 8 goles- le avalaban. No tenía un nombre en la élite, pero se lo haría. Firmó un contrato con el Rayo Vallecano bajo ficha del filial, aunque a la práctica entrenaría y jugaría con el primer equipo.

Tenía apenas 20 años y acababa de recibir la oferta de su carrera, tanto él, como quienes llevaban años siguiéndole por los campos de Galicia, sabían que le acababa de cambiar la vida. Había llegado su momento, iba a desembarcar en Vallecas.

Santiago Comesaña Soccer City

Santi Comesaña pasa un balón durante un partido ante la Real Sociedad | Foto: Rayo Vallecano

Primera temporada (2016/2017): irregularidad, dudas y permanencia

La temporada 2016/2017 fue una montaña rusa futbolística para la franja. El Rayo tuvo tres entrenadores en una misma campaña. Primero, José Ramón Sandoval, con quien Comesaña tuvo oportunidades, aunque muy lejos de asentarse. De las 13 jornadas con el madrileño a las órdenes, Santi Comesaña jugó siete, no siendo convocado en los seis restantes. Tras Sandoval llegó Rubén Baraja, con quien desapareció por completo del mapa. Estuvo nueve jornadas consecutivas sin entrar en una convocatoria, situación que le colocó en el foco del mercado invernal. Pero finalmente se quedó.

Permaneció para seguir luchando y con Míchel, tercer entrenador de la temporada, logró hacerse un hueco. Estuvo lejos de ser titular, pero jugó ocho partidos en un tramo final de temporada clave, donde se selló la permanencia de un Rayo que coqueteó con la Segunda B. Había sido un año para olvidar, una temporada dura, pero que hizo fuerte a todo rayista. Incluido Comesaña.

Segunda temporada (2017/2018): Despunte, titularidad y ascenso

Fue en su segundo año cuando Santi Comesaña logró asentarse en el Rayo Vallecano. Junto a la dupla de centrocampistas Fran Beltrán-Unai López, el joven futbolista gallego aprendió a ser versátil y veloz en la medular. Llegó como un mediapunta, pero Míchel decidió apostar por él, principalmente, como volante. Era un jugador rocoso y que defensivamente aportaba mucho sudor y trabajo, pero al que se le demandaba más fútbol, en definitiva, más toque.

Poco a poco fue asentándose. Jugó como titular las 16 primeras jornadas del campeonato, en las que anotó dos goles (ante Almería y en Tenerife) y donde dio tres asistencias (ante Oviedo, Numancia y Reus). El joven Comesaña iba convirtiéndose, sin hacer ruido, en un emblema de trabajo y lucha. El proyecto veía cada vez más cerca la posibilidad de ascender a Primera División, y los jugadores transmitían ilusión y hambre.

No volvió a marcar ni a dar asistencias, no era su papel. Él es un jugador humilde y silencioso encargado del ‘trabajo sucio’. Un joven que no coge megáfonos ni micrófonos, que se sonroja en entrevistas, pero que cumple, que siempre cumple y que llegaría a la élite como un fijo en los planes franjirrojos.

Santiago Comesaña Soccer City

Santi Comesaña celebra junto a sus compañeros su primer gol en Primera División | Foto: Rayo Vallecano

Tercera temporada (2018/2019): Indiscutible, emblema y brazalete de capitán

Sorprendentemente empezó la temporada viendo los partidos desde fuera. No jugó ni ante Sevilla (por acumulación de tarjetas), ni ante Huesca ni Alavés: tres de las cuatro primeras jornadas ligueras. A partir de ahí, indiscutible. Ha jugado todos los partidos desde la sexta jornada. ¿La clave? Su adaptación al pivote defensivo. La lesión de Elustondo dejó una vacante que alguien debía suplir y, ese fue, sin protestar ni hacer ruido, Santiago Comesaña Veiga.

Ha aprendido a recibir entre líneas, a jugar fácil, rápido, sin complicaciones ni filigranas innecesarias. A sus 22 años transmite una calma y sensatez para enmarcar, digna de un jugador veterano. Ha conseguido lo que parecía una utopía: hacer olvidar a Fran Beltrán.


»Santi Comesaña ha conseguido lo que parecía una utopía: hacer olvidar a Fran Beltrán


Santi Comesaña conforma una dupla en el medio con Giannelli Imbula indiscutible para Míchel. Uno tiene más llegada y recorrido, otro aporta más tranquilidad y calma, una combinación que ha reenganchado al Rayo en la pelea por la permanencia, que no es poco. Para colmo, Comesaña anotó ante la Real Sociedad su primer gol en Primera División tras firmar un ‘zapatazo’ desde la frontal del área ante el que nada pudo hacer Rulli.

Presente y futuro del Rayo (tiene contrato hasta junio de 2023), ya se ha atrevido incluso a portar el brazalete de capitán en varias ocasiones. Es un futbolista que enorgullece a la afición por su trabajo y humildad, porque quedan pocos currantes de este deporte que trabajen duro y prefieran alejarse de ruidos mediáticos y prensas. Santiago Comesaña Veiga es un jugador hecho por y para el Rayo Vallecano. Y se le quiere como tal. Como el hijo del barrio que es.

1 Comentario

  • Rafael
    30 enero, 2019

    Espero este excelente artículo caiga en manos de Comesaña, para su deleite y satisfacción. Sin duda, refleja al jugador como es y su evolución. Y lo más valioso, un currante del futbol, que nos va a seguir dando grandes momentos. Da gusto leer artículos como este.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies