Solari tiene ‘duende andaluz’ y se llama Dani Ceballos | Soccer City
9037
post-template-default,single,single-post,postid-9037,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Solari tiene ‘duende andaluz’ y se llama Dani Ceballos

Mientras los focos de las cámaras apuntan a Vinicius, Dani Ceballos se ha convertido en una pieza clave en la creación de juego en el medio del campo del conjunto merengue. Escoltado por Casemiro o Fede Valverde, el ‘24’ del Madrid disfruta pidiendo el balón y moviéndose por las inmediaciones del área convirtiéndose en una opción de pase claro en todo momento para sus compañeros.

La llegada de Dani Ceballos al Real Madrid en la temporada 2017/2018 confirmó la apuesta real de Florentino por ir construyendo un equipo en torno a jugadores jóvenes que asegurasen el relevo generacional de la plantilla. Junto a él, Asensio, Marcos Llorente, Vallejo y Odriozola conforman el Real Madrid del futuro que se cuece desde las oficinas de Conchaespina.

La juventud no siempre es sinónimo de inexperiencia ya que, con tan solo 22 años, Ceballos militó durante tres temporadas en las filas del Real Betis Balompié. Precisamente por sus actuaciones en el Benito Villamarín, la cúpula blanca decidió que era el candidato idóneo para recalar en el Bernabéu en vista de asentar las bases del ‘Baby Madrid’.

Su acogida en el vestuario no pudo ser mejor. A pesar de las rivalidades históricas, Ceballos congenió a las mil maravillas con un sevillista de bandera y capitán como Sergio Ramos. Además de compartir origen, ambos saben lo que es regresar al lugar al que sentían como su hogar y no ser bien recibido por esas aficiones. Es de bien nacido ser agradecido, y los dos sevillanos no esconden el sentimiento que llevan por dentro hacia los colores que defendieron en el pasado a pesar de recibimientos tan hostiles.

Sin oportunidades no se puede brillar

Con Zidane en el banquillo, el utrerano no gozó de las oportunidades que el propio jugador y gran parte de la afición pensaba que debía tener. A diferencia del momento actual que vive el equipo, en ese entonces los resultados acompañaban y los partidos se sacaban adelante por lo que el debate era inexistente. Tanto es así que como afirmó el propio Ceballos, de haber continuado el técnico francés al mando del equipo en esta temporada 2018/2019 se tendría que haber buscado un nuevo equipo en el que poder jugar.

La titularidad en un equipo como el Madrid es de lo más cotizado que existe, pero para poder analizar a un jugador compitiendo en el que se supone que depositas confianza con vistas al futuro requiere de ir entrando progresivamente en el grupo e ir asimilando los movimientos y mecanismos del equipo.

Ceballos Soccer City

Ceballos no contó con minutos en la temporada de su llegada con Zidane | Foto: Champions League

El tridente que forman Casemiro, Kroos y Modric hace muy complicado que algún otro compañero logre sentar a alguno de los tres, pero gracias a los partidos de esta temporada en los que se ha podido comprobar que el estado de forma tanto de Kroos como de Modric no es el óptimo y ha permitido ver a un Dani Ceballos con frescura y ganas de hacer las cosas bien. Desde la llegada de Solari al banquillo del primer equipo, el mediocentro sevillano ha sido un titular habitual en los blancos.

Físico, calidad y compromiso

La calidad de Ceballos nunca fue objeto de duda por parte de ningún aficionado, ni siquiera del cuerpo técnico en las 3 versiones que han pasado por el banquillo desde la llegada del jugador. Este año ha sorprendido la implicación que tiene con el equipo intentando construir un fútbol más alegre y dinámico que rompa la pasividad blanca de esta temporada.

Cuando un jugador cuenta con la confianza del ‘míster’ es evidente, y se demuestra en la presión del jugador en todos los balones que tenga el equipo contrario, el atrevimiento y aceptación de responsabilidades en momentos complicados del equipo y el despliegue físico a tan alto nivel durante los 90 minutos de partido.

Probablementesea su nivel de compromiso y su estado de forma lo que le hace prácticamente un pilar fundamental para Solari, muy por delante de Isco, aunque el malagueño pueda ser diez veces mejor técnicamente. Dadas las complicaciones que vive actualmente el Madrid, el que físicamente afrontes el partido desde el primer minuto como el último partido de tu vida es una cualidad necesaria para contar minutos con el técnico argentino. Eso, y estar en el estado de forma adecuado para competir al máximo nivel.

Poco ruido, muchas nueces

Tanto los medios de comunicación como la propia afición se agarran al ‘fenómeno Vinicius’ como única esperanza merengue en lo que queda de temporada ante las lesiones de jugadores clave en el ataque merengue como Bale o Asensio y ante la demanda del fichaje de otro delantero. El extremo brasileño muestra su desparpajo sobre el campo con la alegría que caracteriza al fútbol brasileño. Es de los pocos jugadores que ofrecen algo distinto e intenta romper las líneas rivales con sus regates y desmarques, aunque evidentemente le quedan muchas cosas por mejorar.

Ceballos Soccer City

Ceballos se ha consolidado como un jugador importante en el vestuario | Foto: Champions League

La vistosidad vende portadas con más facilidad que el trabajo duro y pesado, y el que tiene Ceballos con el juego actual del Madrid es pesadísimo. Y desde un segundo plano, se convierte en un desahogo en el medio del campo blanco buscando siempre el mejor pase y ofreciéndose en todo momento. Tiene ganas, se atreve, y lo intenta de todas las maneras. Sin ir más lejos, hace una semana, un gol suyo de falta directa precisamente en el Benito Villamarín en el último minuto supuso la victoria del equipo blanco.

El sevillano disfruta jugando, y cuanto más pase el balón por sus piernas, más lo agradece el Madrid actual. Sus guarismos goleadores no son su mejor característica, pero destaca la belleza de cada uno de los tantos que marca como el anotado en Sevilla frente al Betis o el latigazo que perforó las redes de la portería del Celta en Balaídos.

Quizás aún no se le pueda considerar un primer espada, pero desde luego que le puede disputar sin ningún complejo a Kroos o Modric la cantidad de titularidades durante la temporada y continuar afianzándose como un auténtico puntal del centro del campo merengue.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies