Un Athletic en construcción | Soccer City
5529
post-template-default,single,single-post,postid-5529,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Athletic Soccer City

Un Athletic en construcción

El Athletic no ha tenido el calendario más apropiado para un proyecto que recién empieza. En los siete primeros partidos ya se las han tenido que ver con el Real Madrid, el Barcelona y con un derbi contra la Real Sociedad. Aún así, y a pesar de algunos resultados, están dejando cosas interesantes de las que hablar.

Antes de hablar de nombres concretos hay que destacar la presión alta que estamos pudiendo ver del Athletic y que no ha dejado de ejercerla ni contra dos colosos de la Liga. Esta, además de por su altura, destaca por lo zonal e individualizada que es. Cuando un jugador rival recibe el balón, el jugador encargado de esa zona le sigue hasta las últimas consecuencias. De este modo, está siendo habitual ver largas carreras tanto de De Marcos como de Yuri o a uno de los dos centrales siguiendo hasta tres cuartos de campo a su par.

Athletic Soccer City

De Marcos e Iñaki Williams celebran el gol del lateral en el Camp Nou | Foto: Athletic Club

En la primera gran cita que el Athletic 2018/19 vivió, contra el Madrid en San Mamés, Berizzo varió lo que venía haciendo e introdujo a Beñat para que hiciese compañía a Dani García en el doble pivote, y dio más altura a Raúl García, que ocupó una línea de mediapuntas con Susaeta. En definitiva, se ordenaron en un 4-3-2-1, ya que Muniain bajaba a hacer de puente entre los pivotes y los mediapuntas. Desde entonces esta es la formación que ha predominado salvo en excepciones que será comentadas más adelante.

Como era de esperar, la presión en campo rival está siendo protagonista en San Mamés

Los guipuzcoanos se encontraron muy cómodos atacando la banda derecha, en concreto la espalda de Marcelo, donde se incorporaba un De Marcos que está bastante inspirado en este principio de temporada y dotando de mucha profundidad al equipo de Berizzo. Con Susaeta como apoyo corto, el 18 del Athletic está firmando unos partidos muy interesantes. No solo en ataque, sino también en defensa, sirva como ejemplo su actuación contra Coutinho en el Camp Nou.

La posición de Muniain es otra cosa interesante del nuevo Athletic, y es que hay ganas de ver al navarro después de su lesión del año pasado. Aunque en origen parte desde la izquierda, el canterano del Athletic viene al centro y se mete entre Dani García y Beñat para llevar la posesión hasta la zona de mediapuntas. El 10 ha empezado la temporada bastante fino en lo individual pero lo cierto es que, una vez ahí, le están faltando socios y es que Susaeta prefiere escorarse a la derecha y Raúl García está en la izquierda o casi en línea con Iñaki Williams.

En el primer tiempo del partido contra el Madrid, Raúl García sí que estuvo más centrado y de hecho sirvió como escalón intermedio para luego encontrar los desmarques de ruptura de Iñaki Williams. Este movimiento se está echando de menos. No estamos pudiendo ver mucho esos movimientos agresivos del 9 del Athletic a la espalda de la defensa y teniendo en cuenta que ese es uno de sus fuertes no es una buena noticia para los rojiblancos.

Se está viendo poco al Iñaki Williams más agresivo al espacio

La excepción de la que los partidos en los que Berizzo prevé que los suyos no acumularán demasiado balón  como contra el Betis o el Barcelona, el argentino ha apostado por un doble lateral en la izquierda con Balenziaga y Yuri. El entrenador argentino ha prescindido de Muniain en esos encuentros y ha primado la verticalidad por encima de la elaboración y el los rojiblancos llegan al área rival más en transición y menos en posicional.

Athletic Soccer City

Muniain e Iñaki Williams celebran un gol | Foto: Athletic Club

Para acabar, no puede hablarse de los leones sin hablar de Dani García, que se ha hecho dueño del mediocampo en los dos esquemas que Berizzo ha usado este año, tanto como mediocentro único como en un doble pivote con Beñat. Precisamente, con el ex del Betis se entiende muy bien y se reparten las alturas en la salida de balón para que sea más limpia y efectiva. Generalmente es Dani García el que baja casi a la altura de los centrales y lo cierto es que está encontrando a su compañero en buenas posiciones.

En definitiva, al Athletic le está costando arrancar pero las sensaciones que deja son mucho más halagüeñas que el conjunto que el año pasado entrenaba Ziganda. Lo atractivo de la propuesta, el tener un entrenador seguro de ella y una plantilla y una afición que ya la conocieron años atrás con Bielsa son valores que juegan a favor de este nueva etapa de los bilbaínos.

 

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies