Un Córdoba sin identidad | Soccer City
6130
post-template-default,single,single-post,postid-6130,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Un Córdoba sin identidad

Los continuos cambios de táctica del entrenador madrileño y la inoperancia de sus hombres han conducido al equipo andaluz hasta lo más bajo de la Segunda División dejando al mismo sin una identidad asignada.

Los primeros 900 minutos -sin contar descuentos- en la categoría de plata han servido para evidenciar y sacar a la luz las múltiples carencias del Córdoba Club de Fútbol. Una única victoria en dichos diez partidos deja a José Ramón Sandoval en una tesitura bastante complicada de resolver, sobre todo después de no saber superar a un Deportivo de la Coruña que acabó con nueve jugadores la última jornada disputada. La desesperación es máxima en la ciudad califa. El tiempo corre y la paciencia se agota.

“No sé qué más tenemos que hacer para poder ganar un partido con solvencia”, comentó casi al límite el técnico de los cordobeses al finalizar el mencionado duelo. Lo cierto es que en cuestión de números el Córdoba se mereció ganar y por lo tanto, son entendibles las declaraciones del máximo responsable del equipo. Más de la mitad del tiempo siendo dueño del balón y llegando hasta en dos decenas de veces al área rival.

En este último choque, José Ramón Sandoval apostó por un 4-5-1 en el que Piovaccari se situó como única referencia en ataque. Detrás de él escorados a las bandas, Javi Lara a la izquierda, Jaime Romero a la derecha, y Joaquim Araujo de enganche unos metros más adelantado al doble pivote que da forma a la sala de máquinas. Absolutamente nada que ver con el planteamiento táctico formado dos meses atrás. Durante todo este periodo de tiempo, los aficionados califas han visto cómo la estructura de su equipo iba variando partido tras partido sin disfrutar de ninguna mejora lo suficientemente aparente como para ser optimistas.

Aquella primera toma de contacto en otra típica calurosa tarde de agosto, el Córdoba empató a tres con el Numancia dejando unas sensaciones muy dispares. El 5-3-2 planteado con Quintanilla, Aythami y Jesús Valentín en el eje de la zaga, no ayudó a retener el esférico ni tampoco a proporcionar solidez defensiva. El plan del entrenador de la capital, a pesar de tener buen resultado, continuó un par de jornadas más hasta que, consciente de la inoperancia, se readaptó a un 4-4-2, ya vigente durante numerosos fines de semana.

Con el nuevo sistema llegó la única victoria de los cordobeses: frente al Almería por la mínima. Sin embargo, fue de una manera un tanto distinta, porque a los sureños les gusta tener el balón, o al menos disputarlo. Pero aquella tarde un 39% de posesión y escasos cinco tiros a puerta sirvieron para lograr tres puntos que verdaderamente valían y valen como oro en paño.

¿Qué es lo que necesita el Córdoba?

La contradicción de los blanquiverdes sigue patente casi después de haberse disputado un cuarto de la competición. Lo cierto es que cuando mejor se ha sentido el equipo cordobés sobre el terreno de juego es en los momentos en los que disponía del balón. De ese modo, abriendo las bandas e incorporando hombres a posiciones de ataque, los disparos ocurrían con mayor asiduidad, como en los duelos ante Tenerife, Real Oviedo y Deportivo de la Coruña.

andres martin soccer city

Andrés Martín celebrando su gol frente al Deportivo | Foto: Córdoba CF

Quizá el espejo en el que debe mirarse el Córdoba es en la propia Copa del Rey. En la competición del KO han sabido jugar de tú a tú al rival y endosar dos goles al Nàstic y cuatro al Elche. Gracias también a la segunda unidad, un recurso que debe utilizar cuando antes José Ramón Sandoval debido a la gran efectividad que le está otorgando.

“Estoy convencido de que el equipo está capacitado para dar guerra en las dos competiciones. Aunque cometamos errores y nos cueste mucho reponernos de ellos, sé que vamos a aprender de ellos. Es cuestión de hablar menos y buscar soluciones” analizó el natural de Humanes de Madrid tras pasar de ronda en la aventura copera. Esa es la clave para que el Córdoba recupere su identidad. Paciencia, compromiso, ilusión, trabajo y confianza. Todo ello unido.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies