Un Sevilla que baila al son del tango argentino | Soccer City
5588
post-template-default,single,single-post,postid-5588,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Un Sevilla que baila al son del tango argentino

Pablo Machín parece haber dado con la tecla en su once tipo con el Sevilla y aquí, Ever Banega y Franco Vázquez han conformado un doble pivote muy resultadista y sobre el que se asiente el equipo. Dos futbolistas creativos que más que pisarse, se complementan.

Inculcar una nueva filosofía y un nuevo dibujo a un equipo no es nada sencillo. Los comienzos casi nunca han sido fáciles y un todo proyecto que parte de cero necesita un tiempo de prueba y error. El Sevilla de Pablo Machín ha pasado algo similar hasta que el técnico soriano ha dado con su once de gala.

En las primeras conjeturas de este nuevo Sevilla, Machín probó con Roque Mesa y Ever Banega en el doble pivote. Dos futbolistas organizadores con un perfil muy parecido y cuyas tareas chocaban en ocasiones en el verde. La dupla pintaba bien pero el cuadro de Nervión sufría en transiciones rápidas de balón pues tanto el canario como el argentino demandaban ser el primer futbolista en sacar el balón.

Pablo Machín descubrió esta carencia y es que el nexo entre la base de la jugada y la mediapunta era inexistente. Roque Mesa era quien se encargaba de labores más oscuras mientras que Banega intentaba cubrir ese perfil de unión. Pero el escaso progreso grupal hizo necesario buscar otras soluciones.

Sevilla Soccer City

El ‘Mudo’ se ha convertido en un futbolista más implicado | Foto: Sevilla FC

Fue entonces cuando Machín decidió retrasar al ‘Mudo’ Vázquez. Hasta ahora, el ex del Palermo había aparecido en la zona de tres cuartos, por detrás del delantero para ser el encargado del último pase. La decisión de atrasarlo, sobre el papel, dejaba muchas incógnitas porque el argentino había lucido más estando cerca del área rival.

Aunque para la sopresa nervionense, Franco Vázquez está brillando en su rol de organizador, junto a Banega. Una dupla donde se habla el mismo idioma futbolístico y que ha dotado al Sevilla de mayor protagonismo con el balón.

Banega como regista

Con el paso de los años, Ever Banega ha ido dando pasos hacía atrás en cuanto a posiciones se refiere. Pasó de ser un futbolista de enganche, a un mediocentro puro y ahora con Machín actúa prácticamente de ‘5’. Y es donde mejor lo hace el rosarino. Su buen manejo del balón, capacidad para arriesgar y visión lo hacen el futbolista ideal para dirigir al Sevilla. Es el regista de Pablo Machín, siempre por delante de los centrales iniciando las jugadas.


»Las dudas llegaban por la condición física de ambos argentinos. Y es que ni Banega ni Franco Vázquez son futbolistas especialmente entregados en labores físicas, pero la calidad de ambos esconden sus carencias


Sevilla Soccer City

Banega está siendo muy resultadista en labores defensivas y ofensivas | Foto: Sevilla FC

Eso sí, Ever Banega se ha transformado en un futbolista de esos que bajan al barro a pelear y sin un coche escoba como tal, le ha tocado ponerse el mono de trabajo para sacrificarse en labores más oscuras. Si a este nuevo perfil se le suma su mejor virtud, la distribución del juego, Banega se ha convertido en la piedra angular de Machín.

El ‘Mudo’ más organizador

Por su parte, el ‘Mudo’ Vázquez es ahora esa unión que necesitaba el Sevilla entre la base de la jugada y la zona ofensiva. Es el futbolista de mayor calidad del plantel nervionense y un jugador de fantasía que, en esta nueva posición, goza de mayor contacto con el balón y hace jugar al equipo. Ya no es tan intermitente como en temporadas pasadas.

Además, la implicación de Banega en defensa libera mucho a Franco Vázquez para que sea él quien llegue al balcón del área junto a Pablo Sarabia, quien completa una medular de lujo. Esta nueva versión del ‘Mudo’ le permite recibir con el campo de cara y filtrar pases con mayor claridad.


»Un jugador como Franco Vázquez necesita estar en constante intervención con el balón


Los argentinos han formado una buena dupla de complicidad y se entienden a la perfección. Esto ha provocado cierta dependencia de ambos y que el equipo note la ausencia de alguno. Pero si las lesiones y ritmo respetan a Banega y el ‘Mudo’ Vázquez, el Sevilla tiene servido el espectáculo sobre la mesa.

En definitiva, Pablo Machin ha encontrado en Banega y Vázquez el duopolio que necesitaba para su centro del campo. Ahora, ningún futbolista se pisa con el otro y elevan el juego del Sevilla a un exponente superior. Menos músculo pero mucho, muchísimo más fútbol. 

 

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies