Una estructura con mimbres para cotas más altas | Soccer City
9345
post-template-default,single,single-post,postid-9345,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive
Almería Soccer City

Una estructura con mimbres para cotas más altas

El Almería no deja de sorprender a todos semana tras semana. Un equipo a priori diseñado para no descender se ha convertido en un mitad de tabla con mimbres para soñar con los Playoffs. Su empate in extremis en La Rosaleda hace recobrar la esperanza.

Una estructura sólida, asentada. El Almería sigue arruinando la fiesta a cada rival al que se enfrenta. Tras tres jornadas en las que parecía haber perdido fuelle, los almerienses cosecharon un meritorio empate en feudo del segundo clasificado. Llegaban de dos empates y una derrota en casa ante Osasuna, todo ello sin haber marcado gol. Los de Fran necesitaban aire y su partido en tierras malacitanas confirmó la mejoría.

Almería Soccer City

Owona entró en el once tras la lesión en el calentamiento de Juan Ibiza | Fuente: UD Almería

Son 31 puntos en 24 jornadas ligueras. Como punto fuerte, su feudo. Tan solo dos derrotas, ante Málaga y Osasuna, y sensación de superioridad siempre que recibe a sus rivales en casa. El problema ha venido en sus compromisos a domicilio. Únicamente dos victorias completan un bagaje que está pesando en la posibilidad de acercarse a Playoffs. Sin embargo, su empate en Málaga parece reactivar a los de Fran.

Un ataque de ensueño

El Almería cuenta con piezas muy interesantes en su zona de ataque. Recuerda un poco al Granada, actual líder. Jugadores móviles, rápidos, con calidad por fuera y por dentro y que culmina en un delantero laborioso y que aporta desde sus movimientos. Ese culmen es Álvaro Giménez. Un delantero sensacional al que la cifra de goles puede pesar en cuanto a la valoración que la gente pueda hacer. Fija a los centrales, trabaja como el que más en la presión y es muy hábil en la entrega de cara. También cuenta con inteligencia en el área para aprovechar cualquier balón suelto.

Detrás de él, el resto de la caballería. Un engranaje equilibrado que combina la velocidad por banda de Corpas, el desborde de Luis Rioja y la calidad de Juan Carlos Real. El primero desde la derecha, el segundo acoplado al carril izquierdo y Juan Carlos entre líneas, sin posición fija. Se podría decir que es un 4-2-3-1, pero este último ocupa distintos roles. En ocasiones se encuentra en paralelo a Álvaro, otras en la mediapunta y en otros contextos, con pelota, se involucra también en la creación.

Almería Soccer City

Un ataque único y vertiginoso | Fuente: UD Almería

Corpas y Rioja estiran al equipo. Siempre pegaditos al costado, no son atacantes que suelten la pelota y no arriesguen. Todo lo contrario, buscan desbordar, regatear al rival, paredes rápidas para el centro. Tanto en corto como al espacio, son una alternativa en salida de balón, pues los centrales acuden a ellos para buscar un envío a espaldas de la zaga.

Siete goles para Álvaro, seis por parte de Juan Carlos Real y dos tantos cada uno Rioja y Corpas. Un total de 17 de los 26 goles de su equipo. Goles de todas las tallas. De cabeza, de falta, de penalti, etc. Álvaro sabe lo que es anotar por esas vías. En el caso de Juan Carlos, su especialidad es merodear la frontal, el juego entre líneas, y definir a la perfección. Cuenta con un golpeo prodigioso que aprovecha en las faltas (gol ante el Elche por ejemplo) o dentro del área (goles como el que anotó ante Mallorca).

La vieja guardia como escudo en la presión

Más atrás aún, siempre resulta muy relevante la función del doble pivote. César de La Hoz y Eteki subsanan las lagunas que pueda generar la presión alta del Almería. Especialmente como locales, los de Fran siempre buscan una presión arriba, intensa, para tratar de ahogar al rival. Equipos de combinación y dominio como el Deportivo han sufrido lo que es acudir a Los Juegos del Mediterráneo. Los cuatro de arriba taponando el primer pase de salida de balón, y Eteki y De La Hoz anticipándose a cualquier pase filtrado que llegue a los interiores del cuadro rival. En ese conexto, su labor es esencial.

En construcción de juego, también ayudan. Especialmente De La Hoz, más con la labor de arquitecto que un Eteki más físico y llegador. No obstante, es necesario destacar lo ya mencionado, pues en ese contexto también es fundamental Juan Carlos. Cuando baja a recibir, ofrece aire al centro del campo y filtra pases donde tal vez Eteki no tiene capacidad para hacerlo.

Tanto Eteki como De La Hoz superan las 100 recuperaciones de balón. El propio César también lidera la tabla de entradas con éxito de su equipo, así como la de pases efectuados con más de 750. Solo se ha perdido un partido y el ex del Betis es fundamental en el esquema de Fran Fernández, con además un gol y dos asistencias en su bagaje. Este mapa de calor de su partido ante Osasuna muestra su ubicación sobre el césped y la movilidad del mediocentro cántabro.

Almería Soccer City

Mapa de calor de De La Hoz en el encuentro ante Osasuna de la jornada 23 | Fuente: La Liga

La ‘unidad B’, mejorada tras este enero

Tanto Chema como Narváez han participado en 17 y 16 de los 24 partidos disputados. Sin embargo, tan solo cuentan con un bagaje de 493 y 590 minutos. Estos datos son esclarecedores, pues indican que cuentan como revulsivos. Una estructura difícil de alterar, lo que unido al buen nivel de los titulares dificulta la entrada en el once de estos dos.

Sin embargo, su labor ha sido clave en muchos encuentros. Narvaez abrió la lata en el 3-0 ante Las Palmas y con un golazo partiendo desde la izquierda petrificó a Dani Giménez y puso por delante a los suyos en lo que sería un empate a uno ante Deportivo. Por parte de Chema, su gol en Soria selló el 0-2 definitivo. Por otro lado, su aportación trasciende más allá de los goles. Cuenta con una calidad entre líneas exquisita. Zurdo, con el balón siempre pegado al pie, encuentra huecos en segundas partes cuando Juan Carlos ya no posee las mismas fuerzas.


La aportación de Narvaez trasciende más allá de los goles. Cuenta con una exquisita calidad entre líneas


Cambió por completo el choque del pasado fin de semana en Málaga. Desahogó al equipo, le dio un plus más de profundidad y el Almería pasó de dominar la posesión a dominar el ataque con ocasiones claras. Y todo ello, en gran parte, provocado por Chema Núñez. Junto a él, ubicado más en el costado, suele ser importante Juanjo Narváez, pese a que no tuvo minutos en Málaga.

Por otro lado, el cuadro de Fran Fernández acudió al mercado y reforzó a su equipo con dos piezas importantes. El primero David Rocha, mediocentro disciplinado que tuvo minutos en Málaga y que llega par dar respiro al doble pivote titular. El segundo, un ariete hambriento como Demirovic. Cedido por el alavés, el bosnio de 1.85m está suponiendo una alternativa en la delantera. Tanto ante Osasuna como en La Rosaleda, entró para jugar junto a Álvaro y su ingreso en el terreno de juego supuso un cambio de sistema a 4-4-2 definido. Ha generado ocasiones y, pese a no estar acertado, se le ve con ambición y ganas de ayudar.

Una segunda parte que vale un punto

La segunda parte en Málaga supuso recobrar sensaciones. El Almería llegaba tras tres jornadas sin ganar, y también sin ver puerta. Especialmente dolorosa fue la derrota ante Osasuna, pues suponía perder fuelle en su feudo, algo a lo que no venía acostumbrando. Pero este empate en tierras malacitanas vuelve a demostrar el hambre que tiene este equipo.

Los almerienses se pusieron por detrás en el electrónico por un error garrafal atrás. No achican a Keidi Bare en el centro y en el área Adrián remata solo a placer en una mala cobertura de Romera. Sin embargo, tras el gol, el equipo pasó a dominar el choque. Especialmente en la segunda mitad, los de Fran pusieron las cosas muy difíciles al equipo local. Dominio de posesión, juego por bandas e innumerables llegadas al área rival.

Almería Soccer City

Gran punto el cosechado en La Rosaleda | Fuente: UD Almería

La entrada de Chema, junto a la del voraz Demirovic, dieron otro aire al equipo. El primero no cesó en sus intentos de filtrar balones entre líneas. Una zurda prodigiosa que hizo mucho daño con el cambio de sistema del Málaga. La salida de Erik Morán dejó aún más espacios en zona de tres cuartos y eso Chema lo aprovechó a la perfección. Sin embargo, el héroe sería Rioja. Internada magnífica por la izquierda, a la que favoreció un rebote que se terminó llevando. Finalizó a la perfección y se desató el éxtasis en la grada almeriense. Un punto para seguir soñando pese a la distancia que les separa de playoffs.

En definitiva, un equipo con hambre. Unos jugadores de muchísima calidad que quieren dar la sorpresa pese a los siete puntos de diferencia con los playoffs. Su seguridad en casa, unido al descaro y desparpajo, pese a los resultados, con el que salen como vistantes, invitan a pensar que los de Fran van a seguir ajustando aún más si cabe la lucha por el ascenso.

 

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies