Uros Racic redibuja al Tenerife de Oltra | Soccer City
10070
post-template-default,single,single-post,postid-10070,single-format-standard,qode-news-1.0.2,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1400,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,transparent_content,qode-theme-ver-16.8,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.2,vc_responsive

Uros Racic redibuja al Tenerife de Oltra

El serbio ha llegado al conjunto insular para aportar mayor estabilidad a la sala de máquinas y tratar de ayudar a sacar adelante una situación bastante sensible

Habría que ser muy osado para no admitir que el Club Deportivo Tenerife está pasando por un mal momento en la categoría de plata del fútbol español. Un mal momento que se está alargando demasiado. Aunque favorablemente para los intereses de los chicharreros y de José Luis Oltra, la salvación se encuentra siete puntos por debajo y aún restan catorce jornadas para certificarla y, por qué no, aspirar a algo más.

Uros Racic Tenerife Soccer City

Afición blanquiazul desplazada a Gran Canaria para vivir el derbi | Foto: LaLiga

Para que esto último sea posible, entra en juego la baza de Uros Racic, el protagonista de estas líneas, aunque no el absoluto salvador del conjunto blanquiazul. El resto de componentes debe tomar como referencia a la nueva incorporación, la cual ha sorprendido desde el mismo día de su llegada. Así, con ese paso hacia adelante tan necesario, proporcionaría la estabilidad que tanto ansían los aficionados del Tete y que, por nombres propios, es capaz de dar.

Un antes y un después

Antes de llegar el serbio al paraíso canario, el Club Deportivo Tenerife estaba anclado a un 4-4-2 en el que la posesión aparecía por momentos, y ello es una mala noticia para José Luis Oltra, a quien le gusta disfrutar con el esférico en su dominio. Además, existía una sensación en la que ninguno de los integrantes del sistema se encontraba demasiado cómodo, lo cual es comprensible, pues no es una formación demasiado adecuada para practicar dicho fútbol.

Sobre todo, el principal problema que venía acarreando el Tenerife era la falta de ideas en la sala de máquinas. Bryan Acosta, Iker Undabarrena y Alberto Jiménez, quienes iban rotando junto a Luis Milla -el mejor de todos ellos-, intentaban sacar adelante la situación de todas las formas posibles, pero no lograban completar el objetivo de dominar la medular en demasiadas ocasiones. Hasta que llegó Uros Racic, el músculo que tanto necesitaban los tinerfeños.

Uros Racic Tenerife Soccer City

El serbio acechando el área en el Heliodoro Rodríguez López | Foto: La Liga

Con la presencia indiscutible del natural de Kraljevo en el once titular, José Luis Oltra decidió redibujar el sistema de los chicharreros otorgando más valor a la posesión y al carril central. De esta manera, junto a Uros Racic también se encontraría el fundamental Luis Milla, y unos metros más adelantado Borja Lasso, formando así un triángulo que da lugar al 4-2-3-1 que está otorgando mejoras sustanciales, sobre todo fluidez, al juego del equipo.

Desde Serbia con amor

El balcánico posee unas características físicas y técnicas que le vienen como anillo al dedo al Club Deportivo Tenerife, más ahora si cabe con el nuevo dibujo. No se le cayeron los anillos cuando fichó por el Valencia y acabó jugando con el Mestalla, y menos ahora que ha dado el salto a la categoría de plata, el lugar idóneo para seguir completando una progresión que parece no tener límites.

«Es brillante la manera en la que entrena, y más con su edad«, se sorprendía los primeros días Víctor Moreno, presidente del club. Y es que lo Uros Racic muestra en los entrenamientos también lo hace en los partidos. Es un centrocampista trabajador, corpulento, con una capacidad de trabajo encomiable y que proporciona una fuerza y un equilibrio clave a la sala de máquinas de su equipo, sobre todo a la hora de querer dominar el partido frente al rival.

En cuanto a los atributos más técnicos, el serbio demostró en su etapa en el Red Star de Belgrado que no tiene ningún miedo en tirarse al suelo para rescatar el balón, y menos con sus 193 centímetros de altura, lo que le convirtió en uno de los mejores recuperadores de la competición. También tiene capacidad para sacar el esférico jugado, incorporarse al ataque en transición, rematar de cabeza en las jugadas a balón parado y disparar desde larga distancia, lo cual es una baza a tener en cuenta en una división tan guerrera y competida como es la Segunda.

Uros Racic Tenerife

Jorge Sáenz celebrando el tanto del Tenerife junto a Uros Racic | Foto: Tenerife

Con estas mejoras que incorpora el Tenerife a su centro del campo gracias al balcánico, en los últimos encuentros disputados ha vuelto a gozar de un gran número de minutos con el cuero en su haber, la principal circunstancia para hacerse fuerte y volver a la senda de la victoria. Nombres importantes no le faltan en la plantilla, por lo que salvar la categoría una temporada más debe ser el objetivo mínimo que ha de marcarse, pues los aficionados chicharreros esperan un poquito más de su Tete. Aunque las buenas noticias ya han empezado a llegar.

Publica un comentario

Síguenos en @soccercityes

Este sitio web utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies